X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

se celebraba este fin de semana

La Rambleta de València cancela el espectáculo de Mongolia por amenazas de la ultraderecha

El Ayuntamiento de València ya ha ofrecido alternativas y Delegación de Gobierno ha abierto una investigación, además de ofrecer garantizar la seguridad si se mantiene el espectáculo

30/11/2018 - 

VALÈNCIA. La Rambleta cancela el espectáculo Mongolia sobre hielo, previsto para este mismo fin de semana. El espacio ha remitido un comunicado justificando esta medida por motivos de seguridad a partir de las amenazas recibidas por la ultraderecha. Según dice el comunicado esta decisión se ha tomado "tras los contactos mantenidos en los últimos días tanto con la Policía Local como con el Ayuntamiento de València". 

"La crispación, los insultos, las amenazas y la incitación a la violencia que se han expuesto en las redes sociales, así como las amenazas directas que han recibido los trabajadores de este Centro, impiden, bajo las actuales condiciones, la celebración de dicho espectáculo. Su celebración, en estas circunstancias, supone un riesgo inasumible para la seguridad de los asistentes, de los artistas y del personal del Centro que hasta el último momento ha estado defendiendo la realización del espectáculo a pesar de la intimidación, coacción y las amenazas", sigue el comunicado.

Además, desde el espacio afirman que "este riesgo para la seguridad de los asistentes ha sido observado por las instancias competentes para ello, sin que se pueda garantizar la ausencia de incidentes durante la celebración del espectáculo, algo fundamental para el Centro cuya prioridad es velar por la seguridad de nuestro público, de los artistas y del personal que día a día hace posible que disfrutemos de la cultura".

Desde La Rambleta asguran que han "agotado todas las posibilidades para seguir con el espectáculo porque su vocación como gestor cultural es que el Centro sirva como altavoz de las diferentes sensibilidades artísticas" pero justifican que "las amenazas lanzadas son verosímiles e intolerables".

El Ayuntamiento de València ha querido dar solución al conflicto y ha asegurado que "garantizará" que el espectáculo Mongolia sobre hielo "se pueda llevar a cabo en la ciudad". El consistorio añade que "pronto" anunciará lugar y fecha. 

Además, la Delegación del Gobierno en la Comunitat Valenciana ha anunciado este viernes que garantizaría la seguridad tanto en el interior como en el exterior de La Rambleta si finalmente este espacio cultural decide mantenerlo en su programación de este fin de semana.

Un comunicado de la Delegación del Gobierno también informa de que se ha abierto una investigación sobre las amenazas de la ultraderecha denunciadas por La Rambleta sobre trabajadores del centro por si incurrieran en delitos de odio y coacciones, hechos que han provocado que el espacio cultural haya decidido suspender estas actuaciones. 

A diferencia del espetáculo de Dani Mateo, el centro cree que "la solución a este problema no pasa por cambiar de localización el espectáculo, el problema son las amenazas y la imposibilidad de ver garantizada la integridad física de los asistentes al espectáculo".

El mismo comunicado aprovecha para recordar que el espacio "defiende la cultura desde la diversidad, la integración y la igualdad, siendo para el público y los artistas un espacio de convivencia, de libertad, de reflexión, de tolerancia y de respeto" y dicen rechazar "cualquier tipo de manifestación o comportamiento que ponga en peligro estos principios y valores que rigen este Centro".

Termina el comunicado lamentando "que en nuestra ciudad y sociedad actual, la cultura se esté viendo censurada por este tipo de ataques y amenazas que atentan directamente contra la libertad". Y hacen un "llamamiento urgente" a que las "instancias competentes" adopten "las medidas necesarias que eviten que cualquier espacio cultural tenga que cancelar su programación por amenazas, coacciones e intimidaciones, y que aseguren que puedan programar con la libertad que debe estar garantizada en un Estado democrático y de derecho".

Noticias relacionadas

next