Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

La mayor compra de vivienda pública mediante tanteo 

La Generalitat frena la venta de 218 viviendas del Sabadell a Cerberus y se queda con los pisos

9/07/2020 - 

VALÈNCIA. La Conselleria de Vivienda ha hecho valer el decreto de tanteo, que aprobó el Consell hace unas semanas, para intervenir en la venta de 218 viviendas del banco a Sabadell al fondo Cerberus. El objetivo ha sido comprar la administración esos inmuebles que destinará a vivienda pública. La operación, por valor de 8,5 millones de euros, es la mayor adquisición de inmuebles públicos realizada en España mediante este derecho de adquisición preferente.

Así lo ha explicado el vicepresidente segundo y conseller de Vivienda y Arquitectura Bioclimática, Rubén Martínez Dalmau, en rueda de prensa en la que ha destaca que esta compra de la Generalitat Valenciana es solo "la casilla de salida" en su objetivo de ampliar el parque público de vivienda en la Comunitat Valenciana.

En concreto, los 218 inmuebles públicos de promoción privada proceden de los Servicios de Gestión de Vivienda e Innovación Social del banco Sabadell -conocido como Sogeviso- y se encuentran distribuidos entre las tres provincias valencianas. Forman parte de un paquete que el banco iba a vender a Cerberus. No obstante, al notificarse la transacción a la administración valenciana, Vivienda decidió hacerse con los inmuebles. 

"No concebíamos la idea de dejar pasar la oportunidad de comprar un paquete de viviendas tan importante que, de no haberlo hecho, hubieran terminado las casas en las manos de quién quiere hacer negocio, no para solucionar la vida de la gente, y que realmente en este instante cuando decidimos vamos a comprarlas", ha resaltado Dalmau.

Operación en tres fases

La operación se está llevando a cabo en tres fases. En la primera, se van a escriturar en las próximas dos semanas 112 inmuebles, mientras que la segunda consta de 76 inmuebles que se formalizarán en los meses que vienen. El último grupo de 30 viviendas se cerrará a finales de este año.

La distribución geográfica de las adquisiciones de las dos primeras fases, que suponen 188 viviendas, se concentra en la provincia de Valencia con 148 viviendas y 3.725.157,99 euros de inversión, seguida de la provincia de Alicante con 39 viviendas y 2.994.825,09 euros de inversión y finalmente Castelló de la Plana, donde se ha adquirido una vivienda por 81.912,11 euros. Esta distribución territorial viene marcada por la configuración del paquete inmobiliario comunicado por el vendedor, en este caso, Banco de Sabadell.

Foto:KIKE TABERNER

Concretamente, por municipios se han adquirido, en la provincia de Alicante, 4 en Alicante, 2 en Crevillent, 3 en Dolores, 12 en El Campello, 1 en Elda, 1 en Guardamar del Segura, 8 en Monforte del Cid, 1 en Muro de Alcoi, 2 en Orihuela, 3 en Petrer, 1 en Alcoi y 1 en San Vicente del Raspeig. En la provincia de Valencia, 98 viviendas en Algemesí, 33 en Paterna, 1 en Utiel y 16 en Vallada.

La directora general de Vivienda y Regeneración Urbana, Elena Azcárraga, ha explicado que se trata mayoritariamente de viviendas de protección pública construidas después de 2005. Ahora son adquiridas por la Generalitat, gracias al derecho de adquisición preferente, por un precio un 25% por debajo de los precios de valoración de la Agencia Tributaria Valenciana. 

Y es que de media los inmueble se iban a vender por 39.000 euros, habiendo, incluso, pisos de 98 metros cuadrados con garaje y trastero que se iban a transmitir por 1.000 euros, ha detallado el conseller. "Esto es inaceptable. Todos sabemos lo que cuesta adquirir una casa en propiedad. Estas grandes transmisiones de paquetes de casas  a fondos se inversión se producen por precios anormalmente bajos y sin tener en cuenta los costes sociales que se derivan de dicha práctica", ha puntualizado Dalmau.

La operación supone además, el rescate de 95 familias, que residen en estos pisos y que, de otra forma, quedarían en manos de un fondo de inversión. La Conselleria comprobará su estado de ocupación, haciéndose cargo de aquellas situaciones de especial vulnerabilidad.

Noticias relacionadas

next
x