X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

La Conselleria de Justicia destina 38.000 euros a banderas y fotos del Rey para el nuevo TSJCV

Foto: EVA MÁÑEZ

Los muebles serán de “alta gama” con precios “algo superiores” al del mobiliario de los restantes órganos judiciales

15/11/2018 - 

VALÈNCIA. La Dirección General de Justicia, dependiente de la conselleria que dirige Gabriela Bravo, ha sacado el concurso para dotar de equipamiento la nueva sede del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana. La estimación para mobiliarios y ‘otros’ materiales es de 735.196 euros, IVA incluido. Dentro de las estimaciones de material necesario, el que más llama la atención es el capítulo dedicado a las fotografías del Rey Felipe VI y las banderas que se calcula que costará 38.000.

En la licitación, la Dirección General destina 350 euros para fotos del Rey tamaño L a 50 euros la unidad; 2.600 euros para 65 fotografías de su majestad en tamaño S a 40 euros el retrato; 7.700 euros para la compra de 77 banderas de España con un coste de 100 euros cada una; otras 77 banderas de la Comunitat Valenciana también a 100 euros, es decir, otros 7.700 euros, y 154 mástiles para dichas banderas a 125 euros cada uno que arrojan un total de 19.250 euros. Todo ello suma 38.000 euros de dinero público para fotografías y banderas. El precio medio de los mástiles de las banderas en tiendas especializadas oscila desde los 80 euros y los 120.

En cuanto a la necesidad de cambiar el mobiliario y no trasladar el ya existente, el pliego explica que: “La Generalitat carece de mobiliario propio adecuado y suficiente para dicho fin, puesto que el mobiliario actualmente empleado por el TSJCV está obsoleto, deteriorado y gran parte de los muebles tienen dimensiones de difícil encaje en el inmueble al que se traslada provisionalmente el TSJCV, lo que obliga a licitar un contrato de suministro de mobiliario para el TSJCV que renueve el actual al tiempo que se adecua al nuevo espacio”.

Sin embargo, el pliego no explica por qué se han de renovar las banderas y las fotografías del Rey Felipe VI, más aun si se tiene en cuenta que tan solo lleva cuatro años al frente de la Jefatura del Estado y, por tanto, las fotografías que actualmente visten las paredes de los despachos del TSJCV son relativamente nuevas.

Mobiliario

Sobre el mobiliario necesario, el pliego dice que los muebles serán de “alta gama” con precios unitarios algo superiores al del mobiliario de los restantes órganos judiciales, pero matiza que eso es así porque “se trata de material de mayor durabilidad y que ahorrará futuras reparaciones y mantenimiento, lo que justifica la inversión”.

En cuanto a esa inversión, la dirección general destina en la categoría muebles de dirección para jueces, fiscales y letrados de la administración, por ejemplo, 48.750 euros para 65 armarios roperos (para colgar la toga) a 750 euros cada uno de ellos. También cuesta 750 euros cada una de las 65 unidades de armario de dirección con puertas batientes y armario de dirección diáfano. Para las mesas de trabajo de esta categoría se destinan 52.000 euros pues la Conselleria calcula que cada una de las 65 necesarias rondará los 800 euros.

Los funcionarios no tendrán mesas de lujo puesto que se prevé que cada una de las 120 necesarias cueste 375 euros por unidad, lo que supone un total de 45.000 euros. Los funcionarios también recibirán cuatro carros y ocho carritos nuevos para transportar los expedientes a 400 y 200 euros unidad. Dentro de los artículos que no se sabe muy bien dónde terminarán ubicados hay 8.000 euros para 8 sofás de 3 plazas y 11.200 euros para 16 sillones a 700 euros el sillón.

Noticias relacionadas

next