X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

La versión definitiva del informe de la UA se retrasa y el tiempo empieza a correr para el Elche

20/02/2018 - 

ALICANTE. En contra de lo que estaba previsto, el Elche no ha recibido este martes la versión definitiva del informe que encargó días atrás a la Universidad de Alicante (UA) para superar el veto de la Liga de Fútbol Profesional (LFP) a la compra por parte del club de la deuda de su Fundación con el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF).

Desde el club franjiverde aclaran que la demora responde a un último intercambio de opiniones, respecto a algunas de las cuestiones que se abordan en el mismo, con las cátedras de Derecho Administrativo y de Derecho Mercantil de la UA, las que han recogido el encargo del Elche.

El documento ha de permitir a la entidad del Martínez Valero rebatir las cuatro objeciones (tres de naturaleza mercantil y una cuarta administrativa) a la operación que la patronal de los clubes, en el seno de la comisión de seguimiento del cumplimiento del convenio de acreedores del Elche, ha planteado y a las que se refiere como "riesgos jurídicos y financieros": el incremento de deuda a largo plazo y la reducción en la capacidad de pago del Elche, con el perjuicio que eso comporta para el resto de acreedores; o que estemos ante supuestos de asistencia financiera y de ayuda de Estado prohibidos por la legislación nacional y comunitaria; se pignoran un volumen de acciones que representan más del 20% del capital social del club (artículo 146 de la Ley de Sociedades); estaríamos ante un supuesto de asistencia financiera (artículo 150 de la Ley de Sociedades) y con ello se compromete la viabilidad de la entidad; y también podría considerarse una Ayuda de Estado prohibida (artículos 107 a 109 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea).

Comoquiera que la citada comisión de seguimiento, en la que además de la LFP y el Elche está presente su Fundación, ha de dar el visto bueno a toda operación de importe superior a los 200.000 euros, es en ella en la que el club franjiverde ha de 'convencer' a la patronal de los clubes o junto a la Fundación ganarle la votación (convencer al patronato de que vote a favor).

Los plazos son los plazos

Por otro lado, en contra de lo prometido por el consejo tanto a los accionistas como al banco del Consell, la Junta General de Accionistas de carácter extraordinario para aprobar la compra ya no se podrá celebrar antes del 20 de marzo, al no haberse convocado y tener que transcurrir  30 días entre la publicación del anuncio de su convocatoria y la celebración.

La necesidad de celebrar esa Junta, amén de llegar a un acuerdo con el IVF, no solo hay que tenerla presente respecto a la compra de la deuda de la Fundación: el Elche se enfrenta esta temporada a un déficit de tesorería de más de 1,5 millones de euros, 'agujero' que el consejo asegura que resolverá su 'misterioso' socio en la operación de compra de la deuda de la Fundación (así se comprometía en el comfort letter entregado en su día al IVF), pero siempre que esta se lleve a cabo... Además, precisamente el 20 de marzo se ha de abonar a la Agencia Tributaria los 316.782,03 euros a los que asciende el importe de la primera de las cuotas pactadas en el convenio singular suscrito con ella para ordenar el pago del crédito privilegiado que aquella ostenta contra el Elche. El consejo contaba con que dicho pago se resolvería gracias a ese socio, algo que todavía puede producirse pero no desde luego como se había anunciado: en el marco de la adjudicación directa. Los plazos son los plazos.

Noticias relacionadas

next