X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

declaración de jesús tavira y del abogado moreno coves

Juicio de los Sala: entre la teoría de los dos magrebíes y el "ya es tarde" para el acuerdo

18/10/2019 - 

ALICANTE (EFE). El propietario de un desguace situado cerca del concesionario de coches Novocar donde murió asesinada María del Carmen Martínez, viuda del expresidente de Caja Mediterráneo (CAM) Vicente Sala, ha testificado que el día del crimen vio a dos desconocidos sospechosos por el lugar.

En la quinta jornada del juicio con jurado, la primera en la que no comparece ningún testigo perteneciente a la familia Sala, ha declarado Jesús Tavira, dueño de un desguace situado en las proximidades del concesionario Novocar.

Tavira, elemento clave para la defensa del único acusado, Miguel López, yerno de la víctima, ha sido preguntado acerca de su relación con él, con el que le unía una larga relación comercial de "más de veinte años" basada en que "le compraba coches" cuyo estado ya estaba "para el desguace".

También ha confirmado que mantuvo más de 200 conversaciones telefónicas con el yerno de la víctima en los meses anteriores al crimen, entre agosto y diciembre de 2016. Una de estas conversaciones tuvo lugar, precisamente, el 9 de diciembre de 2016, el día en que María del Carmen Martínez acudió a recoger un coche a Novocar, la empresa que dirigía el acusado, y falleció tras recibir dos tiros en la cabeza. Tavira ha explicado que llamó a López con el fin de "alquilar una furgoneta".

Otro de los argumentos que utiliza la defensa de López es la presencia de dos personas de origen magrebí a las que vieron el día de los hechos visitar el concesionario, y se ha señalado que uno de los que llamó la atención sobre estos movimientos "sospechosos" fue Tavira.

Ese día el propietario del desguace acudió "cuando estaba oscureciendo" a recoger la documentación del vehículo que había alquilado y durante su estancia en el concesionario, vio a la pareja que para la defensa resulta sospechosa.

"Ellos vinieron por la mañana a comprarme a mí un coche por 3.000 euros", ha declarado el testigo, que ha añadido que "cuando por la tarde les vi por Novocar, les dije que ahí no iban a encontrar coches por ese dinero".

Tavira, que ha afirmado que "nunca había visto" a la víctima, pero que sí "conocía a su marido", ha recordado que después de efectuar los trámites del alquiler de la furgoneta, se quedó un tiempo "en la puerta, hablando por teléfono" y, posteriormente, se marchó.

El consejo de la seguridad privada

En la jornada de este viernes ha habido más declaraciones. El abogado y amigo de la familia Sala, Antonio Moreno Cánoves, ha explicado este viernes que aconsejó a Maria del Carmen Martínez que buscara una empresa de seguridad para protegerse, ya que la víctima tuvo conocimiento de que "alguien" había entrado en su habitación y había tomado fotografías de papeles privados importantes. Entre esos documentos, las capitulaciones matrimoniales."Ella me insistió en que esa intromisión no la había realizado una persona de la familia", ha mantenido el testigo en su declaración ante el tribunal que juzga al yerno de la víctima, Miguel López, único acusado de matar de dos tiros a su suegra en diciembre de 2016 en el concesionario que regentaba.

El amigo de la familia ha sostenido que Maria del Carmen Martínez, le explicó que la dinámica familiar "estaba siendo auspiciada por elementos externos". En cuanto al control del holding empresarial, el letrado ha declarado en la quinta sesión del juicio que el hijo de la víctima, Vicente Sala, se negó con un "ya es tarde" a que su madre llegara a un acuerdo con sus hermanas para desactivar la situación de crisis que vivía la familia. Según el testigo para el hijo de la víctima, "las circunstancias ya no lo permitían".

Moreno Coves ha dicho que la redacción del decálogo incluía la eliminación de la "acción de oro", ya que incluso era una figura cuestionada por la Unión Europea. Finalmente, María del Carmen Martínez no entregó el acuerdo a las hijas.

A Miguel López, marido de la hija pequeña de María del Carmen Martínez, se le acusa de ser el autor material de los dos disparos en la cabeza que acabaron con la vida de su suegra, el 9 de diciembre de 2016, cuando la mujer fue a recoger su vehículo al concesionario de coches "Novocar Centro del Automóvil", que entonces él regentaba.


Noticias relacionadas

next
x