Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

DEFICIENCIA DE TEST EN RELACIÓN A SOSPECHOSOS y POCO SEGUIMIENTO de los positivos

Informe del ministerio sobre la Fase 1: no era "matrícula de honor", era suspenso

26/05/2020 - 

VALÈNCIA. "El ministerio nos dijo que teníamos matrícula de honor". Así expresó su decepción y enfado la consellera de Sanidad, Ana Barceló, en una declaración institucional pronunciada el 8 de mayo tras hacerse público que solo 10 de los 24 departamentos de salud de la Comunitat Valenciana pasaban a la Fase 1 del desconfinamiento.

El Ministerio de Sanidad justificó en las horas siguientes su decisión con distintos argumentos, según los diera el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias, Fernando Simón, o el propio ministro Salvador Illa, pero ni Barceló ni el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, quedaron satisfechos y exigieron conocer el informe en el que se había basado la decisión. No lo lograron, aunque sí recibieron explicaciones verbales tras las que plegaron velas.

El informe, solicitado también por los medios de comunicación con insistencia, fue hecho público este lunes, 17 días después, junto al resto de informes sobre el pase a la Fase 1 de todas las Comunidades Autónomas. En el caso de la valenciana, el segundo informe lleva fecha de 15 de mayo. La publicación, anunciada el pasado viernes, se produjo minutos después de las diez de la noche, lo que dificultó el trabajo de los medios de comunicación. En el documento, la decisión de que 14 departamentos no pasaran a la Fase 1 parece justificada.

Tal y como informó Valencia Plaza, la esencia del revés sufrido por la Comunitat se produjo, según el informe ahora conocido, por la alta tasa de sospechosos sin prueba diagnóstica realizada. Es decir, una elevada cantidad de posibles covid-19 sin test. Así, el texto señala que en el periodo establecido se clasificaron en atención primaria como sospechosos de padecer la enfermedad a 2.969 casos. "A un 20,7% de ellos se les ha realizado test de PCR y un alto porcentaje de ellos ha sido positivo (35,1%)", puntualiza el informe, un aspecto al que posteriormente regresa en las recomendaciones, donde se insta a "realizar diagnóstico con PCR al menos a un porcentaje importante de los casos que permanezcan con síntomas de los más de 2.000 que la semana anterior a la entrega del informe, habían quedado en seguimiento sin realización de pruebas", lo que evidencia la necesidad de mejoría exigida por el ministerio en este punto.

Informe 8 de mayo
Informe 15 de mayo

Una carencia a la que ya hizo referencia en su momento el director del Centro de Emergencias, Fernando Simón, y a la que se replicó desde la conselleria, asegurando que entre las directrices del ministerio no se encontraba hacer pruebas diagnósticas a los sospechosos leves. 

En esta línea, también desde el ministerio solicitaban en estas recomendaciones a la Comunitat Valenciana un "esfuerzo" para "asegurar la realización de pruebas de diagnóstico por PCR como mínimo al 80%-100% de sus casos sospechosos en un plazo de 24-48 horas y el seguimiento de sus contactos estrechos". Otra asignatura que, desde el Gobierno, consideraban pendiente por parte del Consell o al menos desconfiaban de su capacidad para ejecutar, si bien desde el Gobierno valenciano insistieron en que esta condición no venía contemplada tampoco, por lo que llegaron a acusar al ministerio de "cambiar las normas a mitad de partido".

Falta de "seguimiento estrecho" a los positivos

Por otro lado, tal y como informó este diario, el ministerio también puso el acento en el "seguimiento estrecho" de la situación epidemiológica para "valorar de forma continua el impacto de la desescalada en la transmisión del virus". 

Otra razón que, según el texto, habría influido en que la Comunitat Valenciana no pasara íntegramente parece situarse en el número de casos especialmente en lo que se refiere al personal sanitario. "La situación epidemiológica ha mejorado en los últimos días (...) sin embargo, en los últimos 14 días se han diagnosticado más de 1.000 casos en Alicante y en Valencia y casi 200 en Castellón, que son en su mayor parte casos hospitalarios o personal sanitario o esencial", explica.

Ahora bien, uno de los factores clave y ante el cual, en este caso, poco podía hacer la conselleria, era el de la movilidad especialmente en las zonas más pobladas, lo que contribuyó a la negativa para que estos departamentos, unido a las anteriores razones, se quedaran atrás en el avance. Por otro lado, tal y como se esperaba, el apartado logístico del sistema sanitario valenciano -camas por habitantes y unidades UCI- entre otras cuestiones relacionadas con la capacidad hospitalaria, estaba garantizada según el informe.

El pase a la Fase 1, con los deberes a medias

El informe del Ministerio de Sanidad que permitió el pase a la Fase 1 de los 14 departamentos que se quedaron rezagados -y que se firmó el 15 de mayo- valoraba el avance de la Comunitat Valenciana para hacer PCR a sospechosos. Sin embargo, seguían sin cumplirse las métricas marcadas en las recomendaciones anteriores realizadas por el departamento de Illa. Una situación que básicamente se debía a que los datos recogidos eran entre el 5 y el 11 de mayo, cuando la Generalitat Valenciana seguía lejos de la cantidad de test requeridos.

Cabe recordar que el departamento de Barceló justificó el no pasar la primera semana al completo a la Fase 1 con el argumento de que no debían realizarse PCR de forma masiva en Atención Primaria -según el protocolo- hasta el último día que recogían sus datos. Un hecho que provocó que los porcentajes no variaran en gran medida del anterior informe. 

Durante ese periodo la Comunitat Valenciana detectó desde Atención Primaria 3.000 sospechosos. Sin embargo, el número de PCR realizados seguía siendo bajo, concretamente un 30%, con positivos que rondaban el 10%. Un porcentaje que contrasta con la recomendación del ministerio en el anterior informe de asegurar la realización de pruebas PCR al 80% de los casos sospechosos en un plazo de 24-48 horas y el seguimiento de sus contactos estrechos y que elevaba al 100% en este segundo informe.

No obstante, Sanidad valoraba positivamente la capacidad para abordar la situación. "El Circuito de Atención Primaria está plenamente organizado e incluso se puede realizar la toma de la muestra en los tres hospitales de campaña levantados en las tres capitales para que la población de estas ciudades pueda ser derivada allí", recoge el documento. En ese momento, la Comunitat Valenciana se encontraba en un 46% de la capacidad diagnóstica y en un 27% de la capacidad máxima. 

También se apunta a la necesidad de hacer un seguimiento estrecho de la situación epidemiológica para valorar el impacto de la desescalada con el foco puesto principalmente en el departamento de La Plana -en la provincia de Castellón- y en los departamentos de La Ribera, Sagunto y Valencia-Hospital General en la provincia de Valencia, además de los cuatro departamentos que se incorporan a esta fase de la provincia de Alicante. La conselleria, eso sí, anunció la contratación de 1.210 profesionales para rastrear los casos y mejorar así la trazabilidad.

En este sentido, se hacía una mayor incidencia en dos departamentos concretos. El departamento de La Plana,  con una carga hospitalaria de pacientes Covid-19 por encima del resto de hospitales y La Ribera, que estuvo a punto de pasar a Fase 1 con la restricción de reuniones de hasta 10 personas por un repunte de casos. "Los informes preliminares al respecto indican que un alto porcentaje de los casos corresponde a personas asintomáticas diagnosticadas en el contexto de despistajes para el ingreso quirúrgico, personas que tuvieron síntomas hace más de 14 días o personal sanitario", recoge.

Mientras, en el caso de las residencias y otros centros sociosanitarios, apuntaba a la necesidad de prestar atención a los departamentos de La Plana, Valencia-La Fe y Alicante-Sant Joan cuyo porcentaje del total de residencias con casos supera el 15% -el porcentaje global de la Comunitat era de 7,8%-. 

Noticias relacionadas

next
x