X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Ford Almussafes inicia las negociaciones del plan competitividad hasta 2020

22/11/2017 - 

VALÈNCIA (EFE). La dirección de Ford Almussafes se reunirá mañana con el comité de empresa para iniciar las negociaciones del plan de competitividad hasta 2020, después de que Ford Europa haya asignado a esta factoría la fabricación del nuevo Kuga y haya pedido acordar acciones de productividad adicionales.

Según la dirección de Ford Almussafes, la indefinición de los costes laborales en la planta valenciana a partir de 2018, cuando acaba el actual convenio, "no juega" a su favor para fabricar nuevos modelos, ya que el Kuga solo representa el 50% de su producción y otras plantas europeas también aspiran a esos futuros vehículos.

Ese plan de competitividad tiene como objetivo presentar a la planta valenciana "con el mejor perfil" para optar "con éxito" al otro 50 % de modelos futuros de coches, y a nuevas oportunidades de motores y más producción de componentes mecanizados.

Así lo recoge un comunicado remitido por la dirección valenciana de Ford, que afirma no querer salir "perjudicados" por falta de acción y por ello ha convocado mañana a los representantes sindicales a una reunión para comenzar las negociaciones del plan, según han informado a EFE fuentes de la dirección de Almussafes.

Desde la parte sindical, el presidente del comité de empresa, Carlos Faubel (UGT), ha manifestado a EFE que la apertura de un periodo de negociación era lo esperado para acordar un plan de futuro, como ya se ha hecho en años anteriores con los Acuerdos de competitividad de 2007 y 2013.

El nuevo plan se negociará con el horizonte de 2020 y ahora la empresa tendrá que concretar los planes de producción para el próximo año y su impacto en la producción y en el empleo, según Faubel, que añade que los acuerdos que se alcancen quedarán recogidos posteriormente en el próximo convenio colectivo, ya que el actual acaba en diciembre de 2018.

En el comunicado remitido a los trabajadores se explica que la asignación del nuevo Kuga a Almussafes y las inversiones de 750 millones de euros relacionadas son "un reconocimiento" a la productividad y eficiencia en costes de la planta.

También se precisa que Ford Europa ha hecho un llamamiento a la dirección y sindicatos de la factoría valenciana para acordar "accione de productividad adicionales" que mejoren las opciones de la planta par recibir nuevas asignaciones futuras de otros modelos.

Explica que el 50% de la producción que no corresponde al nuevo Kuga es "de carácter incierto" más allá de la década actual, y la compañía ha de tomar decisiones sobre futuros modelos europeos que se fabricarán a partir de 2020.

Una de las condiciones "que no juega a nuestro favor", añade, es la indefinición de los costes laborales a partir de 2018, teniendo en cuenta que otras plantas europeas también aspiran a los futuros modelos e inversiones.

El comité de empresa de Almussafes ha recordado que están pendientes algunas cuestiones que se pretenden negociar, como 300 contratos temporales que finalizan en diciembre, con la intención de su conversión en fijos; el calendario laboral de 2018; y el plan de previsión para la jubilación, que quedó "congelado" a consecuencia de la crisis económica.

El representante del comité ha destacado que el plan de competitividad debe fijar las condiciones de llegada a 2020 en un contexto en que Ford y gran parte de la industria del automóvil van a tomar "decisiones estratégicas" para el negocio en Europa.

Existe "cierta incertidumbre" en cuanto a la evolución del sistema de movilidad hacia los vehículos híbridos enchufables y eléctricos e incluso hacia la propulsión por hidrógeno, "incógnitas" que está por ver cómo se despejan, ha comentado. 

Noticias relacionadas

next