X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

opinión

Esto es lo que dice el gráfico del Banco Sabadell

4/12/2019 - 

MADRID. El comportamiento del Banco Sabadell (SAB) se mimetiza -como no puede ser de otra forma- con la evolución del sectorial bancario de la zona euro, en un entorno penalizado por el entorno de bajos tipos de interés durante un dilatado periodo temporal; así como una ralentización de la actividad económica que no invita a esperar un cambio en la política monetario del Banco Central Europeo (BCE), al menos en el corto plazo. 

De esta manera, SAB llegaba a perder a finales del pasado año el nivel que, en el largo plazo, venía soportando al valor en su deterioro constante desde el pasado año 2013. Este nivel, que se corresponde con la zona de los 1,07 euros, se ha venido comportando después como resistencia y, hasta el momento, ha frenado todos los intentos de ha tenido la acción durante el presente año de volver a ponerse por encima de la zona que ya es su principal referencia.


Ahora bien, observando la evolución del valor en el segundo chart, vemos como tras los mínimos marcados durante el pasado mes de agosto, SAB iniciaba un tramo al alza en el que recuperaba más de un 40% desde mínimos y ha encontrado un rango lateral en el que viene consolidando estas alzas. Desde el mes de octubre el valor se viene moviendo entre los 0.97€ en la parte baja y los 1.07€ en la parte alta.

Este periodo le está sirviendo a la cotización para que el MACD salga de la zona de sobrecompra, de modo que pueda contar con mayor éxito un nuevo ataque a la zona de resistencia y dejar atrás la zona relevante de los 1,07 euros. De conseguirlo, SAB no debería encontrar demasiados problemas para fijarse como próximo objetivo a alcanzar los 1,49 euros, nivel que fijaba los máximos de Sabadell en los pasados meses de julio y septiembre de 2018. Por abajo, la alerta saltaría si el valor vuelve a situarse por debajo de los 0,97 euros.

Ignacio Zarza es analista de Auriga Global Investors

Noticias relacionadas

next
x