Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

opinión

Estamos en la fase final del ciclo, pero no hay señales de recesión

El CIO de la división de gestión de activos de Deutsche Bank no prevé una escalada de los conflictos comerciales pese a las tensiones entre EE UU y China

3/07/2018 - 

MADRID. A pesar de la tensión actual entre Estados Unidos y China, DWS no espera una escalada de los conflictos comerciales y, por lo tanto, prevé que la economía mundial siga creciendo en los próximos doce meses. "Hasta ahora, los mercados sólo han fijado el precio de las disputas comerciales y no de una guerra comercial. Y estamos de acuerdo con este punto de vista", explicó el CIO Stefan Kreuzkamp durante la presentación en Frankfurt de las perspectivas del mercado de capitales. En términos históricos, las disputas comerciales tienden a ser temporales, se libran bilateralmente y generalmente restan alrededor de 25 puntos básicos del producto interno bruto mundial.

Por el contrario, si una 'guerra comercial' se vuelve multilateral y es librada por numerosos países resultará en una reducción de 125 a 150 puntos básicos del producto interno bruto. "Al final, esto sería el colapso del sistema de la OMC y muchos pronósticos actuales serían inválidos", aseguró Kreuzkamp. En cuanto a la evolución futura de la situación en Italia, comentó que, aunque DWS espera que se rebaje la calificación crediticia de Italia, no cree que esto signifique necesariamente que ese país pierda su calificación de grado de inversión.

A la luz de todos estos factores, Kreuzkamp predice que 2019 será el décimo año consecutivo con un crecimiento sincronizado en todas las regiones del mundo, que será del 3,9% en promedio. En Estados Unidos espera un crecimiento del 2,4% impulsado por los estímulos fiscales y un crecimiento del 1,9% en la Eurozona. En China, la economía crecerá un 6,3%, mientras que el modelo de negocio del país seguirá pasando de la producción al consumo. "Es cierto que estamos en la fase final del ciclo, pero no hay señales de recesión", concluyó. Al mismo tiempo, la inflación aumentará solo ligeramente.

En Estados Unidos, la globalización, la digitalización y la contención de las demandas salariales por parte de los empleados afectados por la crisis llevaron a que los salarios promedio por hora aumentaran solo ligeramente. En este contexto, durante 2019 podemos esperar tres subidas adicionales de los tipos de interés por parte de la Reserva Federal, hasta alcanzar el 3,0%. Kreuzkamp pronostica que el BCE anunciará su primera subida de tipos de interés desde 2011 en el cuarto trimestre del próximo año.

Noticias relacionadas

next
x