Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Los hoteles se quedaron en un 70% de ocupación

El puente festivo en Benidorm: de la satisfacción de los restaurantes al desánimo de los apartamentos

14/10/2020 - 

BENIDORM. Era una de las esperanzas de Benidorm, dos puentes festivos encadenados, el mejor aliado para una escapada larga a la capital turística. Hay una satisfacción generalizada en el sector, aunque siempre mirado desde el prisma de trabajar en medio de una pandemia. Tanto restaurantes, como alojamientos han tenido una mayor actividad estos días, pero los resultados son dispares. Si desde la restauración se manifiestan más eufóricos, desde los apartamentos turísticos muestran la parte menos amable.

El presidente de la asociación que reúne a bares, restaurantes y cafeterías (Abreca), Javier del Castillo, señaló a este diario que desde el jueves hasta el lunes "hubo mucha gente en los locales, las terrazas y las playas" de Benidorm. Eso se tradujo en unos buenos datos en los establecimientos que se mantienen abiertos, con cuatro días "de mucho trabajo" que ha sido para ellos una "bocanada de aire fresco", en palabras del empresario. 

Los días previos ya habían notado un aumento de clientes procedentes del País Vasco, Madrid e incluso comentó que habían percibido un aumento de turistas ingleses, además de los de proximidad, como es el interior de la Comunitat Valenciana, Albacete o Murcia. "Ha habido un poco de todo, de apartamentos vacacionales, segunda vivienda y de los pocos hoteles que quedan abiertos", señaló Javier del Castillo. 

El empresario estima que la facturación podría haber sido "como otros puentes" si no fuera por la limitación de aforo obligada por las restricciones para remitir los contagios de la pandemia por covid-19. "Benidorm tiene vida, la gente estaba deseando venir", afirmó Javier del Castillo. Por su parte, Pablo González, presidente de Cobreca, la cooperativa de bares y restaurantes calculó en un 10-15% menos de facturación que hace un año.

Las previsiones para el futuro más cercano pasan por tratar de incentivar la demanda con diferentes iniciativas del sector. En el más corto plazo está por un lado la puesta en marcha de 'Benidorm Resort', cuyas reservas se inician el 14 de octubre. Y por otro lado, las Jornadas del Arroz, para atraer público de proximidad.

Además, la asociación, junto a otros colectivos relacionados con el turismo en Benidorm, están preparando una batería de peticiones al Gobierno de Pedro Sánchez, ya que tienen una cita con el Ministerio de Turismo el próximo miércoles 21 de octubre.

Benidorm este verano. Foto. RAFA MOLINA.

En la parte de los alojamientos, los hoteleros de Benidorm, a través de la patronal de la Comunitat (Hosbec), informaron que los datos fueron mucho mejores que las expectativas que tenían. Lograron una media de un 70% de ocupación, una cifra que no se alcanzaba desde antes de la pandemia. Eso sí, ahora lo hacen con la mitad de capacidad de la que había en verano por el cierre de establecimientos en el mes de septiembre y tras la temporada estival.

Y como es habitual desde que se inició la crisis sanitaria, los campings vuelven a lograr el dato más destacado con un 82% de ocupación durante los dos puentes.

Mientras tanto, las playas mostraron la parte más frenética de los festivos: según los datos aportados por el Ayuntamiento de Benidorm, los arenales superaron durante el Puente de Octubre los 46.373 usuarios. Concretamente, la jornada del viernes 9 pasaron por las playas de Levante, Poniente y Mal Pas 12.437 usuarios, y 9.259 lo hicieron el sábado día 10, que tuvo peor tiempo. El domingo se cerró con 12.102 bañistas, mientras que el Día de la Hispanidad alcanzó el pico de usuarios del Puente con 12.575 personas.

Un 30% de ocupación en alojamiento vacacional

Los que peor dato presentan son los apartamentos turísticos. Hay que tener en cuenta que al contrario de lo que ocurre con los hoteles, en este tipo de alojamiento están todos abiertos a la espera de cazar alguna reserva, por lo que el número de clientes está más diseminado. El presidente de la asociación de apartamentos en la Comunitat (ApturCV), Miguel Ángel Sotillos, explicó que "había de todo, gente con el 80% y otros con el 20%". Así, el empresario estimaba que la media de sus asociados en Benidorm no llegaba al 40%.

Foto: RAFA MOLINA.

La sensación del presidente de Aptur es que muchos de los que llenaban los bares este puente han sido personas que venían a pasar el día en la ciudad, procedentes de municipios cercanos de no más de 40 minutos de distancia en coche, o viajes a segunda residencia, más allá de los que han recalado en los hoteles y apartamentos.

Peores resultados obtenía Dénia, que se quedaba entre el 10% y el 20%, o los chalés del interior de la provincia, que oscilaban entre el 10% y el 30% de ocupación, siempre según los datos de Aptur.

Con todo, Sotillos cree que la facturación será incluso menor, ya que muchos de los propietarios de viviendas han optado por rebajar los precios para intentar llenar estos días festivos. Y las perspectivas para lo que queda de mes y noviembre no son lo más positivas por parte del empresario, sobre todo, por la escasez de vuelos para atraer a británicos.

Noticias relacionadas

next
x