X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

la Generalitat pide que no se archive la pieza relativa a la ruinosa operación 

El informe de Garrigues que recomendó al Consell de Fabra la compra de Valmor lo encargó Valmor

21/09/2019 - 

VALÈNCIA. La Abogacía de la Generalitat ha respondido a la petición de la fiscal Anticorrupción de sobreseimiento provisional de la pieza del caso Valmor relativa a la compra de la empresa privada y quebrada Valmor Sports, organizadora de la Fórmula 1, por un euro que supuso unas pérdidas para la Generalitat de 24 millones. La petición de archivo fue formulada a finales de julio por la nueva fiscal que se hizo cargo del caso tras la marcha de Vicente Torres al TSJCV.

El escrito remitido al Juzgado de Instrucción número 2 de València, al que ha tenido acceso Valencia Plaza, desvela detalles de la investigación hasta ahora bajo secreto entre los que destaca uno: el informe de Garrigues en el que la Generalitat basó su decisión de comprar Valmor a través de la sociedad pública Circuito del Motor lo elaboró este prestigioso despacho de abogados por encargo de los socios de Valmor Sports, no de la empresa pública Sociedad Proyectos Temáticos de la CV (SPTCV), como afirma la Fiscalía.

Según la Abogacía, el 11 de julio de 2019, los socios de Valmor Sports al 33%, Fernando Roig, Worldwide Circuit Management -formado por Jorge Martínez Aspar y Vicente Cotino- y Bancaja, "encomendaron al despacho Garrigues la venta de la sociedad". Así lo reconoció Roig en su declaración y lo avalan los documentos aportados a la causa. Valmor estaba en quiebra técnica, con fondos propios negativos y una deuda de 30 millones de euros y, según la Abogacía, debería haber presentado concurso de acreedores, por lo que sus administradores corrían el riesgo de tener que responder con sus bienes si el concurso era declarado culpable.

Garrigues elaboró un informe recomendando a sus clientes la venta de la empresa a la Generalitat, operación que a la postre resultó ruinosa para las arcas públicas y libró a los socios de Valmor de tener que responder con sus bienes. Además, en el caso de Bankia -heredera de Bancaja- le permitió recuperar un crédito de seis millones concedido a Valmor que daba por perdido. Se lo devolvió la Generalitat tras comprar la empresa por un euro.

Los socios de Valmor, con las autoridades y Bernie Ecclestone en 2008.Foto: EFE

El despacho negoció en nombre de Valmor con la Generalitat, concretamente con los secretarios autonómicos de Hacienda -José Miguel Escrig- y de Turismo -Luis Lobón-, consejeros de Circuito del Motor, y preparó la documentación administrativa y mercantil necesaria para firmar la compraventa.

Informe idéntico

Según el escrito de la Abogacía, el informe de SPTCV, matriz de Circuito del Motor, que recomendaba que esta empresa comprara Valmor por un euro y que después la Generalitat fusionara ambas sociedades "es idéntico al elaborado por Garrigues". Lleva fecha de 5 de diciembre de 2011 y sirvió para que, dos días después, el pleno del Consell presido por el hoy senador Alberto Fabra aprobara la operación.

"Como se aprecia con claridad y sin contradicción, el informe de Proyectos Temáticos en base al cual se proponía que Circuito del Motor (CM) adquiriera la totalidad de las participaciones de Valmor, y se procediera a la fusión de ambas sociedad, junto con las demás condiciones o cláusulas no habituales y en definitiva, todos los elementos de la compraventa, no tienen su origen en una decisión adoptada por los órganos de la administración de las respectivas sociedades públicas, ni siquiera del socio único, la Generalitat, sino que nace de la decisión de los socios privados de Valmor, Bankia, Wolrdwide Circuite Management y Fernando Roig", afirma la Abogacía.

Alberto Fabra y José Luis Olivas en 2011, cuando eran presidentes de la Generalitat y de Bancaja. Foto: GVA

Añade que toda esta negociación llevó a Escrig a solicitar a la Abogacía de la Generalitat un informe que "convalidara la operación". Pero la abogada Cristina Macías "se negó a emitirlo porque no había convenio de asistencia jurídica" con Circuito del Motor. La empresa pública tenía su propio despacho contratado, que era Broseta.

El papelón de Broseta

Añade la Abogacía de la Generalitat que "la incuria, la impericia de quienes adoptaron la errónea decisión de proponer al Consell la compra, y de aprobarla posteriormente" alcanza "sus cotas más altas" con la aceptación de un informe, explicado por Garrigues, que se anexó al acta del consejo de administracion de Circuito del Motor con una carátula en el que constaba su emisión a solicitud de esta empresa cuando "todos los allí reunidos eran perfectamente conocedores de que no habían encargado ningún informe a Garrigues, entre otras cosas, porque no era el despacho que ostentaba su asesoramiento jurídico y en la misma reunión estaba presente un abogado de Broseta", que era el despacho contratado para representar a Circuito del Motor. No consta que se opusiera a tan ruinoso negocio para las arcas públicas.

Otros argumentos

El informe de Garrigues es uno de los argumentos esgrimidos por la Generalitat para rechazar el archivo de la causa, pero hay más. Expone la Abogacía que no se puede archivar la causa cuando todavía está pendiente de resolución otro de los recursos presentado ante la Audiencia Provincial, en este caso el archivo de la pieza contra Francisco Camps por la puesta en marcha de los grandes premios de Fórmula 1. En dicho recurso no solo se solicita la reapertura de esa parte del caso Valmor, sino que además se pide la acumulación de las piezas I y II (la ahora recurrida).

La separación de piezas se realiza para agilizar las instrucciones y no dilatarlas en el tiempo, pero en este caso, desde la Generalitat se cree que instruir una sin la otra no tiene sentido. Desde la Abogacía lanzan un misil jurídico a la línea de flotación de la Fiscalía Anticorrupción, ya que le recuerda a la magistrada que los "documentos que se consideran relevantes" por parte del Ministerio Público para solicitar el archivo están desde el inicio de la causa, y que "todos ellos dieron lugar a la interposición de la querella".

Contradicción con el aval de Bancaja

Añade la Abogacía otro argumento curioso respecto al argumento de que si no se hubiese comprado Valmor, no se habría podido celebrar el siguiente gran premio y la penalización de la organización que dirige Bernie Ecclestone habría sido de dos años de canon, más de 50 millones de euros.

El abogado Pablo Delgado y su defendido, Francisco Camps. Foto: EVA MÁÑEZ

El auto de archivo de la pieza principal del caso Valmor, recurrido por la Abogacía pero no por la Fiscalía ni por el PSPV -y pendiente de resolución por la Audiencia Provincial- se basa en un solo hecho, y es el hallazgo de unos correos electrónicos, después de cuatro años de instrucción, por parte del letrado de Francisco Camps, Pablo Delgado, que acreditarían que Bancaja nunca dejó de ser avalista de Valmor. Unos correos electrónicos en los que el interlocutor de la Generalitat era "la Asesoria Jurídica de Garrigues".

El motivo por el que el banco seguiría siendo avalista es que no habría surtido efecto el contrato de 19 de julio de 2011 -víspera de la dimisión de Camps- por el que la Generalitat sustituía a Bancaja como avalista de Valmor sin ninguna contrapartida.

Y razona la Abogacía: "Si no surtió efecto, la Generalitat no era avalista de Valmor" y, siendo SPTCV copromotora el Gran Premio, en caso de concurso de acreedores de Valmor la empresa pública podría haber organizado la carrera sin pagar penalización, "que por otra parte nunca se pidió cuando en el ejercicio siguiente, 2013, no se celebró el Gran Premio".

Por todo ello, la Abogacía concluye que no comparte "en absoluto" la afirmación de la fiscal de que el principal beneficiario de la compraventa de Valmor sea la Generalitat. Por contra, sostiene que lo fueron "los socios privados de Valmor y, muy especialmente, la entidad Bankia, sucesora de Bancaja, en tanto tanto que socio y acreedor de Valmor.

Noticias relacionadas

next
x