X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

prevé una inversión de 200 millones de euros

El grupo inmobiliario Vapf adquiere el suelo de Martinsa Fadesa en Pego para hacer 1.200 casas

27/02/2020 - 

ALICANTE. El grupo inmobiliario VAPF, compañía con sede en Benissa, especializada en la promoción, construcción y comercialización de viviendas y residenciales de lujo a lo largo de la Costa Blanca, ha adquirido cerca de 800.000 metros cuadrados de parcelas con suelo finalista en el parcial parcial Peña Roja de Pego, que en su día fueron propiedad de la promotora Martinsa Fadesa, cuyos activos estaban en liquidación. VAPF contempla la finalización del residencial que en su día proyecto la compañía de Fernando Martín con la construcción de aproximadamente 1.200 viviendas unifamiliares -algunas de ellas, ya cuentan con la estructura alzada- con una inversión conjunta superior a los 200 millones de euros.

Todo el plan parcial estaba en subasta desde el pasado año. Hubo una primera convocatoria, pero nadie se la adjudicó. La segunda, convocada el pasado mes de septiembre, reunió a tres ofertas finalistas, y los liquidadores se la han adjudicado a VAPF. Se estableció un precio mínimo de 15,4 millones de euros para un plan parcial que cuenta con una edificabilidad de 170.765 metros cuadrados y la posibilidad de alzar hasta 1.183 viviendas. VAPF ha creado la sociedad LifeStyle Marina Homes SL para llevar a cabo esta operación,

La urbanización de Penya Roja se inició a principios de los años 2003 y fue víctima de la crisis inmobiliario en 2008, cuando la corporación de Fernando Martín entró en concurso de acreedores, con un pasivo de alrededor de 7.000 millones de euros, todo un récord en la historia de España. En el caso de Pego, dejó una infraestructura prácticamente terminada, pero abandonada al pillaje y en deterioro. También esbozó toda una serie de estructuras de edificaciones paralizadas, que simulan una ciudad fantasma plenamente visible desde la carretera de acceso al municipio de Pego. En 2011, al superar Martinsa Fadesa el concurso, intentó revitalizar la urbanización, pero volvió en 2015, el intento decayó de nuevo después de que los bancos acreedores no aceptaran la oferta de saneamiento diseñada por la propia empresa. En septiembre de 2015 se inició el proceso de disolución de Martinsa Fadesa después de que fuera ordenada por un juez concursal de La Coruña.


Ahora, con esta adquisición, VAPF pretende ofrecer una solución a lo que ha devenido en un problema tanto urbanístico como medioambiental y paisajístico para Pego y el entorno, que además ha generado muchas críticas de vecinos y colectivos locales. Según ha podido saber Alicante Plaza, VAPF se compromete a implementar una serie de mejoras que minimicen el impacto en el paisaje que en su día generó este desarrollo urbanístico, con la integración de las viviendas y amplias zonas verdes y jardines.

Con ésta operación, VAPF asegura que el proyecto se pueda finalizar y además garantiza que muchos pequeños propietarios que en su día liquidaron unos importantes gastos de urbanización  puedan disponer finalmente de sus parcelas y terrenos. En el ámbito del plan parcial existen zonas de servicios, viviendas unifamiliares y agrupadas y zonas verdes, y destaca una parcela destinada a zona dotacional deportiva de más de 350.000 metros cuadrados.

VAPF espera que las primeras viviendas estén a la venta en el verano de 2021, lo que supondría entregar la primera fase de viviendas construidas a finales de 2022. Esta adquisición culmina una serie de adquisiciones que la empresa ha venido realizando en la Costa Blanca Norte en los últimos años y, de acuerdo con el plan estratégico de la compañía asegura su actividad en la zona durante los próximos 15 años, alcanzando una reserva de suelo que le permitirá construir mas de 3.000 viviendas, destinados tanto al mercado nacional como internacional.

La empresa con sede en Benissa sostiene que la inversión supondrá un importante impulso a la economía local y generará riqueza y empleo para el municipio de Pego y la comarca de la Marina Alta.

Noticias relacionadas

next
x