X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

presupuestos generales del estado

El gobierno mantiene a la cultura valenciana en el vagón de segunda clase

15/01/2019 - 

VALÈNCIA. “El dinero no se pinta”. Hace poco más de un mes que el ministro de Cultura y Deporte, José Guirao, firmaba esta frase, durante su fugaz visita a València. La llegada del gobierno socialista y consecuente mejora del tono entre Madrid y la Comunitat Valenciana generó un evidente runrún en torno a los inminentes Presupuestos Generales del Estado (PGE), que históricamente han dejado a los centros culturales valencianos más bien sequitos. Las palabras de Guirao suponían un jarro de agua fría frente a unas esperanzas que, en cualquier caso, seguían vivas. Y ayer llegó la hora de los números. El agridulce proyecto de PGE dejó como gran vencedor al Palau de Les Arts, que has visto engrosar su partida hasta el millón de euros de los 600.000 euros asignados en el pasado ejercicio. En el resto de espacios, pocas sorpresas. Se mantiene montante en el IVAM, una ligera mejora en el Museu de Belles Arts de València… y, en todos los casos, las partidas se sitúan bien lejos de las asignadas para sus centros homólogos, que recogen una generosa cosecha frente a la timidez con la que Madrid abre el bolsillo para la cultura valenciana.

“La propuesta sigue siendo insuficiente y muestra que la inversión en cultura en la Comunitat Valenciana por parte del gobierno estatal no es suficiente”, expresaron desde la Conselleria de Educació, Investigación, Cultura i Esport una vez conocido el proyecto de presupuestos, sobre los que esperan “mejoras” una vez se tramiten en el Congreso de los Diputados. En cualquier caso, el departamento dirigido por Vicent Marzà valora el “esfuerzo” realizado por el gobierno en la propuesta, “en comparación con los presupuestos que diseñaba el anterior gobierno del PP”, que incluyen la “explicitación” de que se licitarán las obras de la sede del Archivo Histórico de Castellón, así como de la Biblioteca Pública Azorín de Alicante. “También tenemos presente la obra para la urbanización del Museu de Belles Arts de València. Son pasos en positivo que muestran un nuevo trato a los espacios culturales del territorio valenciano”, recalcan desde conselleria.

En este sentido, es el Palau de Les Arts el principal –y prácticamente único- espacio que ayer recibió buenas noticias, un buen regalo de bienvenida para su nuevo director artístico, Jesús Iglesias Noriega, que se incorporó al cargo este mismo mes. De esta forma, el proyecto de PGE para 2019 le reserva una partida de un millón de euros, frente a los 600.000 que destinó en 2018. Este espaldarazo le llega en un año clave para el coliseo. Tras la abrupta salida de Davide Livermore, el centro operístico ha vivido un año de cambios con la llegada de Susana Lloret, presidenta de la fundación privada Per Amor a l’Art, como presidenta del Patronato y el propio Jesús Iglesias Noriega como director artístico, llegadas a las que se suman no pocas salidas, como la de Francisco Potenciano. En pleno proceso de reconfiguración, retomar la relación con el ministerio de Cultura era clave. De esta forma, el centro despedía el año con el anuncio de la entrada del Ministerio en el patronato, el inicio de una relación más cálida que ahora se sella con un aumento en la partida para 2019.

Si ayer fue día de fiesta en Les Arts, mejor que no miren fuera de la Comunitat Valenciana. A pesar del aumento, la partida prevista en los PGE 2019 para el coliseo valenciano queda bien lejos de las reservadas para otros espacios culturales del país. Para el Teatro Real se destinarán 9,3 millones para actividades musicales y 500.000 euros para la programación del 200 aniversario, mientras que el Liceo de Barcelona recibirá 7,1 millones de aportación ordinaria y una adicional de 1,2 para necesidades de tesorería. Por su parte, el Consorcio del Teatro de la Maestranza y Salas del Arenal sube hasta los 2,25 millones. En este caso, al menos, Les Arts marca distancia con la Asociación Bilbaína de Amigos de la Ópera, que habitualmente supera en presupuesto al centro valenciano, y que este año se mantiene en los 620.000 euros.

El IVAM, frío

Es sorprendente el caso del Institut Valencià d’Art Modern (IVAM). Parecía que este iba a ser su año. A su 30 aniversario, desbloqueo de las obras del jardín de las esculturas y recién apertura de subsede en Alcoi se esperaba que acompañara una palmadita en la espalda desde Madrid. De hecho, el del IVAM fue el único ‘caso’ cultural que el President de la Generalitat, Ximo Puig, elevó a Moncloa, durante su reunión con Pedro Sánchez. Fue en octubre cuando el gobierno estatal se comprometió a “estudiar la posibilidad de incrementar su participación en centros culturales como el IVAM, en términos equivalentes a otros organismo de otras comunidades autónomas”. El ‘estudio’, sin embargo, no ha dado resultados. La pinacoteca dirigida por José Miguel G. Cortés se mantiene con 261.880 euros para financiar sus gastos de funcionamiento, una cantidad idéntica a la asignada en los últimos presupuestos del gobierno de Mariano Rajoy.

Como en el caso de Les Arts, las comparaciones con algunos de los centros expositivos de España, confirman que los espacios culturales valencianos continúan en el vagón de segunda clase. De esta forma, lejos de los 261.000 euros del IVAM, se sitúan espacios como el Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC), que contará con una partida de 2,18 millones de euros; el de la Fundación Thyssen Bornemisza, con 7,58 millones; o los 1,19 millones destinados a gastos de funcionamiento del Museu d'Art Contemporani de Barcelona (MACBA). En otra liga se sitúa el Museo del Prado, con una partida de 59,1 millones de euros, o el Museo Reina Sofía, con 41,5 millones. En este caso, el museo valenciano se enmarca que una horquilla similar a la de Fundación Cristóbal Balenciaga, que contará con 353.720 euros, o la Fundación Lázaro Galdiano, con 140.000 euros.

Por lo que respecta a los museos de titularidad estatal, se fija una partida para el Museu de Belles Art de València –al que, por cierto, se sigue nombrando como ‘San Pio V’- de 600.000 euros para la mejore del entorno y accesos. Así se explicita en la memoria de objetivos, en la que se fija como meta “concluir la redacción del proyecto de ejecución y licitar la obra destinada a la urbanización del entorno” de la pinacoteca. “El proyecto se debe consensuar y coordinar con el Ayuntamiento de Valencia. En 2018 se está modificando el Plan de Ordenación Urbana, requisito previo para poder avanzar con el proyecto”, reza el documento. Más allá de la cuestión puramente económica, es la pinacoteca  una de las grandes cuentas pendientes de la relación Ministerio-Generalitat. Enterrada la fórmula del consorcio para dotar de una mayor autonomía al centro ahora dirigido por Margarita Vila, el gobierno autonómico se ha comprometido a poner en marcha la fórmula de la ‘desconcentración’ antes de que finalice la legislatura, un cambio en el decreto que establece y regula los órganos de gestión del museo. Con el plan museológico dando pasos adelante tras el visto bueno de Madrid a la nueva propuesta artística del museo –en la que se rebajó la ‘valencianía’ del discurso-, habrá que esperar para ver si 2019 es, por fin, el año de Belles Arts.

Por lo que respecta al Museo Nacional de Cerámica y Artes Suntuarias González Martí de València, se asigna una partida de 200.000 euros para la climatización y ampliación del mismo. En este caso, en el documento se fija como objetivo “licitar y adjudicar la redacción de los proyectos básico y de ejecución”. Cabe destacar que en los Presupuestos Generales del Estado 2018 se fijó un partida de 375.000 euros para el museo de cerámica, con la previsión de aumentarla en 2019 hasta los 450.000 euros y algo más de un millón en 2020. De igual forma, el proyecto de PGE para 2019 contempla una partida de 165.000 euros para la Muestra de Teatro Español de Autores Contemporáneos de Alicante y se marca como ovejito la licitación y adjudicación de las obras de construcción de la nueva sede del Archivo Histórico Provincial de Castellón y de la de la Biblioteca Pública Azorín de Alicante.

Noticias relacionadas

next