X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

dice que el plan de negocio de la salida a Bolsa de Bankia era "ejecutable"

El exdirectivo de BFA asegura que formular las cuentas de 2011 sin auditoría fue "un poco atípico"

14/05/2019 - 

VALÈNCIA. (EFE). El exdirector general de la matriz de Bankia, BFA, Manuel Lagares ha asegurado este martes ante la Audiencia Nacional que el hecho de que se formularan las cuentas de 2011 sin el preceptivo informe de auditoría le resultó "un poco atípico" aunque "no extraño", entre otros motivos, por la complejidad del grupo.

Lagares, que hoy ha comparecido en calidad de testigo en el juicio por la salida a Bolsa de Bankia, ha insistido en que se trataba de una "situación muy compleja" dada la corta historia de la entidad, surgida tras el proceso de integración que Caja Madrid, Bancaja y otras cinco cajas iniciaron en 2010.

"Entendí que formaba parte del proceso de normalización", ha indicado a preguntas de la Confederación Intersindical de Crédito (CIC), sindicato que ejerce la acusación popular, a la que ha relatado que su función en BFA se limitaba a la gestión de las compañías participadas industriales y financieras.

El exdirectivo se ha desmarcado de cualquier competencia en materia financiera y de solvencia, así como de Banco de Valencia, principal participada de Bancaja que acabó siendo intervenida en noviembre de 2011, apenas "seis semanas después" de que Lagares se incorporara al grupo, por lo que su participación "fue nula".

También se ha pronunciado respecto a los planes de saneamiento y capitalización presentados por BFA-Bankia en la primavera de 2012, para cumplir con los nuevos requerimientos del Gobierno.

Sobre el segundo de ellos, el "Rato II" -paquete de medidas complementarias solicitadas por el Banco de España- Lagares ha dicho desconocer su existencia "como tal", si bien ha matizado que "a lo largo de todo marzo, abril y los primeros días de mayo" trabajaron "muy duramente" en propuestas adicionales.

En una breve alusión al debut bursátil de Bankia de julio de 2011, el que fuera director de la matriz ha admitido estar al tanto de las preocupaciones del socio auditor de Deloitte Francisco Celma, acusado en este procedimiento, por conseguir soporte en la valoración de la acción de la entidad.

Pero "que la cotización de una compañía sea diferente a su valor intrínseco es normal, lo vemos en bancos internacionales", ha defendido.

Tras Lagares ha intervenido el exdirector de Medios de Bankia Pedro Enrique Vázquez que ha explicado a la sala las dificultades a las que tuvo que hacer frente la entidad durante la integración, la cual se prolongó un año y medio, un período "corto" para tratarse de una operación tan compleja e inédita hasta entonces en España.

La nota de color la ha puesto el exresponsable de Bankia Hábitat Juan Bartolomé, el último en tomar la palabra, que ha relatado cómo fue su ascenso profesional desde que entrara en Caja Madrid en 1978 como botones.

El discurso de Bartolomé, sin embargo, no ha despejado las dudas de las partes dado que no recordaba prácticamente nada, excepto que los inspectores del Banco de España trabajaban "codo con codo" con los equipos de la entidad y tenían libre acceso a los sistemas informáticos y a todos los datos.

Debido a la festividad local de San Isidro de mañana, la presidenta del tribunal, Ángela Murillo ha suspendido la sesión hasta el próximo lunes, jornada en la que está prevista la declaración de tres exdirectivos de Bankia vinculados a las áreas financiera, de riesgos y de auditoría contable.

La Fiscalía Anticorrupción pide hasta cinco años de cárcel para los antiguos administradores de Bankia, Rodrigo Rato, José Luis Olivas, José Manuel Fernández Norniella y Francisco Verdú, por presunta estafa a inversores.

Delito al que se une el de posible falsedad contable según las acusaciones populares y particulares, que reclaman hasta doce años de cárcel para una treintena de exdirectivos y el socio auditor. 

Noticias relacionadas

next
x