X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

PROBABLEMENTE, EN EL PARQUE DE L'AIGÜERA

El PPCV traslada el acto de Pablo Casado en Benidorm al domingo: será un mitin y sin comida

2/09/2019 - 

VALÈNCIA/ALICANTE (EFE/M.G).   El PP de la Comunitat Valenciana celebrará finalmente este domingo 8 de septiembre, y no el sábado como había previsto inicialmente, su tradicional acto de inicio de curso político, que este año tendrá lugar en Benidorm y con la presencia de nuevo del líder nacional del partido, Pablo Casado.

La razón de este aplazamiento radica en la presencia de Casado el sábado en la apertura del curso político del PP en Galicia junto al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, según han confirmado fuentes del PPCV.

El acto de Benidorm se celebrará en el Parque de L'Aigüera, aunque falta por decidir en cuál de los dos auditorios con los que cuenta el recinto. La pretensión del PPCV es reunir a 1.200 militantes en un escenario al aire libre, que, al parecer, era la condición que había puesto la dirección nacional. En un principio, de haberse celebrado el sábado, se hubiera optado por el recinto de la Emita de Sanz para no coincidir con la fiesta del Pride, que se celebra sábado, también en L'Aigüera. Para la fiesta del sábado sí que estaba prevista la comida y las tres direcciones provinciales manejaban la posibilidad de que los militantes y cargos públicos adquiriesen los tíckets en las sedes de cada capital de provincia. Si alguien lo había hecho, se le devolverá el dinero. Pese al cambio de día, no se descarta que se busque otro emplazamiento para que los asistentes al acto puedan acudir a algún establecimiento a comer, opción que todavía no está definida, aunque ya sin la presencia del líder del PP, Pablo Casado.

Por su parte, fuentes del PP nacional han señalado que éste será el pistoletazo de salida a una etapa política caracterizada por ahora por la incertidumbre, ya que desde las elecciones del 28 de abril el Gobierno se encuentra en funciones y el vencedor de los comicios, el socialista Pedro Sánchez, no recaba aún los apoyos parlamentarios suficientes para ser investido.

En este contexto más cercano a otra contienda electoral, Casado, quien ha estado este lunes en Palencia, reunirá este martes a su dirección y se dispondrá a protagonizar una serie de actos. Antes, el viernes, estaba previsto un evento en Málaga, pero se ha pospuesto. Con todo, el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, se encontrará con Casado el lunes en Madrid, ya que el líder andaluz protagonizará ese día un desayuno informativo.

De este modo, el presidente del PP verá en el arranque del curso a dos de los barones del partidos más significados en este momento: a Feijóo y a Moreno.

Las discrepancias estratégicas con el primero han trascendido en algunos casos, la última a raíz de la propuesta de trasladar a Galicia la coalición "España Suma" junto a otras formaciones del centroderecha o la derecha.  Feijóo, toda vez que se prevén elecciones gallegas el año que viene, dijo que no lo veía necesario en la comunidad autónoma.

La posibilidad de que haya que volver a las urnas el 10 de noviembre no está mal vista en el PP, pues cree su dirección nacional que le reportaría unos resultados por encima de los 66 escaños del 28 de abril.

Casado, así como otros cargos de su partido, llevan días insistiendo a Cs en la conveniencia de unirse en la coalición "España Suma", lo que en la formación de Albert Rivera descartan. 

La instrucción de casos de presunta corrupción como Púnica, que este lunes ha conllevado las citaciones como imputadas de las expresidentas madrileñas Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes, aparece como uno de los principales obstáculos que pueden perjudicar las aspiraciones y objetivos de los populares en el nuevo curso.

Noticias relacionadas

next
x