Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

El real decreto  permitirá contratar entre 75.000 y 85.000 trabajadores

El Gobierno permitirá contratar parados para el campo, que seguirán cobrando paro

7/04/2020 - 

VALÈNCIA. El Gobierno ha aprobado este martes en Consejo de Ministros un Real Decreto con una serie de medidas para paliar la falta de mano de obra en el campo por la crisis del coronavirus. Entre esas medidas está la contratación en el campo  de parados, que seguirán cobrando la prestación por desempleo, y de colectivos de inmigrantes.

Este Real Decreto estará en vigor hasta el 30 de junio y que recoge medidas para poder garantizar la producción de cara a las próximas campañas agrícolas, entre ellas la de la fruta de hueso, así como el abastecimiento.

Dicho Real Decreto permite compatibilizar a los desempleados las tareas del campo, desarrolladas en su término municipal o colindantes, con la prestación por desempleo, subsidio agrario o una renta agraria.

Según el ministro de Agricultura, Luis Planas, la restricción de movimientos "ha afectado a la actividad del mundo agrario", pues hay actividades que son estacionales, como la recogida de la fruta de hueso y hortalizas. Planas ha indicado que se podrán incorporar a desempleados, personas que se encuentren cobrando un subsidio agrario o una prestación por desempleo, todo siguiendo el criterio de proximidad. Así, estos profesionales deberán pertenecer al mismo término municipal.

"La campaña de recogida comienza en una semana y faltan miles de personas para cubrir esta recolección", afirma Luis Planas, que ha cifrado nuestras necesidades actuales en alrededor de 75.000 trabajadores. Planas ha insistido en que "si no se efectúa la recogida disminuiría el abastecimiento a los mercados", también a los internacionales, ya que son los receptores de "dos tercios de la producción".

Aparte de parados, se sumarán colectivos de inmigrantes cuyos permisos de trabajo o residencia finalicen antes del 30 de junio, que se renovarán, o jóvenes extranjeros, entre los 18 y los 21 años, a los que se facilitará el permiso de trabajo para incorporarse a estas tareas en el campo.

El ministro ha precisado que quedan excluidos de poder compatibilizar tareas del campo y prestaciones sociales aquellos trabajadores vinculados a un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE).

De manera excepcional", ha dicho Planas, desde ahora y hasta el 30 de junio, "se podrá compatibilizar estas prestaciones con la posibilidad de obtener ingresos a través de estas tareas agrarias". A los trabajadores afectados por un ERTE, lo vinculado al coronavirus, "no es aplicable en este contexto".

Planas aseguran que con esta medida el Gobierno responde a una demanda, de manera "mesurada y concreta", dando la posibilidad de cobrar a estos trabajadores. "Aseguramos abastecimiento, que no haya un incremento de precios y damos oportunidad de empleo y salario", ha concluido.

Noticias relacionadas

next
x