X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

siguen sin aprobar las cuentas

El Consejo Rector aprueba la programación de Empar Marco pero no las cuentas

11/07/2019 - 

VALÈNCIA. A la tercera fue la vencida. El Consejo Rector de la Corporació Valenciana de Mitjans de Comunicació (CVMC) aprobó este miércoles la propuesta de programación de la directora general del ente, Empar Marco, para la temporada de otoño en À Punt. 

Una propuesta que era la tercera vez que se enfrentaba a examen. No en vano, Marco presentó ya su proyecto de parrilla para la temporada mencionada el pasado 27 de junio con la intención de que los consejeros dieran su visto bueno a los contenidos propuestos. Sin embargo, éste no fue validado por el órgano directivo porque varios integrantes del Consejo pidieron más información al respecto y tiempo para poder fijar una opinión sobre la programación propuesta. 

En la siguiente reunión que mantuvo el órgano que preside Enrique Soriano tampoco la parrilla fue aprobada. Los consejeros realizaron anotaciones sobre los programas que propuso la directora general y le remitieron los cambios sugeridos por escrito para que realizara las variaciones que le encomendaban. 

La cita, que tuvo lugar el pasado viernes, no fue significativa por los acuerdos que adoptaron los consejeros en ella, sino más bien por impedir a Marco que acudiera tratándose del día que debía defender su propuesta de programación. Que la comunicación entre Consejo Rector y la dirección general de la CVMC tuviera que realizarse por escrito era algo que no se había producido hasta el momento. Una anomalía aún más llamativa si se tiene en cuenta que se hallaban en el mismo edificio. Este miércoles, la escena no volvió a repetirse; Marco estuvo presente en el encuentro y defendió su propuesta de parrilla.

Evaluación de Marco y cuentas, pendiente 

Ahora bien, con esto el Consejo Rector resolvió tan solo una de las tres tareas que tenía pendiente. Por delante todavía les queda extraer unas conclusiones de la evaluación de la dirección general que una consultora externa ha realizado. 

Así, cabe apuntar que a la reunión de este mismo miércoles acudió un representante de la empresa contratada para explicar los criterios que se han tenido en cuenta para valorar la gestión de Marco en À Punt. Asimismo, también adjuntó un último documento al informe ya presentado días atrás que contiene datos como los datos de audiencia e ingresos publicitarios; en concreto, el escrito entregado este miércoles era una encuesta de clima laboral. 

La segunda tarea pendiente que le queda al Consejo Rector es la validación de las cuentas de la Corporació Valenciana de Mitjans de Comunicació (CVMC) de 2018 que, de hecho, están ya colgadas en la web de la Conselleria de Hacienda que contiene la Cuenta General. El órgano directivo del ente no introdujo este punto en el orden del día de la reunión de ayer porque continúa a la espera de que la Generalitat clarifique algunas de las dudas que tienen los consejeros sobre el informe que realizó Intervención de la Generalitat. 

En esta auditoría se le reclamaba al ente que devolviera los 9,2 millones de euros que no fueron ejecutados el año pasado a la Generalitat. Sin embargo, À Punt prefería no hacerlo ahora y que este dinero se descontara de los fondos del próximo año. Un escenario que el Gobierno valenciano no contempla. 

A ello se suma que la radiotelevisión valenciana no ha tenido unos buenos ingresos por publicidad desde que comenzó las emisiones -superan ligeramente los 800.000 euros, ni un cuarto de los cuatro millones a los que le obliga el contrato programa-, por lo que la situación económica de À Punt es complicada y pone en el punto de mira tanto a la directora como a los consejeros. 

El artículo 19 de la ley de creación del Servicio Público de Radiodifusión contempla éste como uno de los casos por los que se les podría cesar. "Todos los miembros del Consejo Rector cesarán en el caso de que la liquidación del presupuesto anual de la Corporación determine la existencia de un déficit del resultado presupuestado con una desviación igual o superior al 10% de la compensación otorgada para la prestación del servicio público, o una disminución de más del 25% de los ingresos propios previstos en el presupuesto anual de la Corporación", especifica la normativa. 

Noticias relacionadas

next
x