X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Si consigue superar esa cita, el debate para aprobar el proyecto será un mes después

El Congreso fija el 13 de febrero la primera votación de los Presupuestos Generales de 2019

14/01/2019 - 

VALÈNCIA. (EP). El Congreso ha aprobado este lunes el calendario de tramitación del proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2019, que fija el día 13 de febrero como la primera votación en sesión plenaria, donde se decidirá si el proyecto del Gobierno de Pedro Sánchez sigue su curso o es tumbado por la oposición.

Así, en esa sesión plenaria del 12 y 13 de febrero, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, defenderá el proyecto debatirá con los grupos que hayan pedido la devolución de las cuentas a través de sus enmiendas de totalidad.

Todas ellas se votan en una única votación, pues piden lo mismo: tumbar los Presupuestos y devolver las cuentas al Gobierno. Para superar este trámite y lograr la supervivencia de sus Presupuestos, Sánchez deberá contar con unos apoyos que a día de hoy no tiene atados.

Además del calendario de tramitación de las cuentas públicas, la Mesa del Congreso ha calificado el proyecto de ley de Presupuestos, paso previo a la publicación del mismo en el Boletín Oficial de las Cortes Generales. Esta publicación está prevista para este miércoles 16 de enero.

Comparecencias de altos cargos

Según el calendario aprobado por la Mesa del Congreso y recogido por Europa Press, antes de la presentación de las enmiendas de totalidad tendrá lugar la habitual ronda de comparecencias de los altos cargos del Gobierno y organismos públicos, con el fin de explicar las cuentas de los distintos departamentos. Los grupos tendrán hasta las 14 horas del próximo lunes 21 de enero para solicitar estas comparecencias, que tendrán lugar a lo largo de la semana del 28 de enero al 1 de febrero.

Una vez concluyan estas comparecencias, los grupos tendrán que decidir si buscan devolver las cuentas al Gobierno a través de enmiendas a la totalidad, con un plazo para registrar sus enmiendas hasta las 14 horas del 8 de febrero.

Estas enmiendas se debatirán en sesión plenaria la semana siguiente, los días 12 y 13 de febrero, y se votarán en una sola votación. Para garantizar la supervivencia de las cuentas, el Gobierno deberá sumar suficientes votos que rechacen las enmiendas a la totalidad. En esta votación el empate le favorece.

De continuar su tramitación, se abrirá entonces un plazo para que los grupos presenten sus enmiendas parciales al proyecto de Presupuestos, que se extenderá hasta el día 15 de febrero.

A partir de entonces, el proyecto pasaría a discutirse en fase de ponencia, donde los grupos podrán debatir a puerta cerrada las cuentas e introducir las primeras modificaciones. Para ello, el Congreso ha dado un plazo de dos semanas, hasta el día 1 de marzo.

La semana siguiente, el proyecto llegará a la Comisión de Presupuestos, donde ya en abierto se someterán a votación las enmiendas parciales, sección por sección. Este debate en Comisión está previsto que tenga lugar a lo largo de la semana del 4 de marzo, ya que concluirá a más tardar el viernes 8 de marzo.

Los PGE se enviarán al Senado el 13 de marzo

Si consigue superar todas estas fases, el proyecto llegaría al Pleno, que debatirá entre los días 11 y 13 de marzo aquellas enmiendas que hayan sido rechazadas durante las anteriores fases y que aún queden 'vivas'.

En este trámite no habrá una votación conjunta, sino que se irán debatiendo y votando cada una de las distintas partes de la Ley y las cuentas de las distintas secciones presupuestarias, y la no aprobación de las cuentas de un ministerio, sea cual sea, supondrá el derribo de todo el proyecto de Presupuestos. Aquí ya no le vale el empate el Ejecutivo, sino que necesitará sumar más votos a favor que en contra en todas las votaciones determinantes.

En caso de superar las votaciones de las secciones, el Congreso aprobará los Presupuestos de 2019 y los remitirá al Senado, donde el PP cuenta con mayoría absoluta. El rechazo de la Cámara Alta podrá ser levantado después por el Pleno Congreso, pero con mayoría absoluta.

Noticias relacionadas

next