Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Compra 748.000 unidades a Cotoblau y funcotex

Educación tira del clúster textil valenciano para suministrar mascarillas a los colegios

3/07/2020 - 

VALÈNCIA. La Conselleria de Educación sigue comprando material para proveer a los centros educativos del material sanitario necesario para garantizar que se cumplen con las medidas sanitarias exigidas para minimizar el riesgo de contagio de los alumnos en los centros de la Comunitat Valenciana. Entre el material adquirido están los geles hidroalcohólicos y las mascarillas, unos artículos que diferentes empresas valencianas han comenzado a producir de forma masiva en sus instalaciones valencianas. Productos 'made in Valencia' los que el departamento que dirige Vicent Marzá ha contratado para el suministro de las unidades en los colegios.

Fue durante el estado de alarma y ante la escasez de material sanitaria cuando una serie de firmas del textil valencianas -Cotoblau, Rapife, Marie Claire, Funcotex y Euromoda, con la colaboración del IVACE- iniciaron el camino de la reconversión para producir mascarillas. Su objetivo era claro: promover un clúster del textil sanitario valenciano. Una iniciativa a la que ya se han sumado un centenar de firmas valenciana. 

Pero para conseguir este reto fue necesario la ompra de maquinaria, homologación de tejidos y adaptación de sus líneas de fabricación son algunos de los movimientos que estas compañías acometieron para conseguir una producción local y minimizar la dependencia con el mercado exterior. 

Y son dos de ellas, Cotoblau y Funcotex, las que ha escogido en esta ocasión Educación para garantizar la seguridad en los centros educativos. Según consta en la Plataforma de Contrataciones del Estado, la Conselleria ha adjudicado a Funcotex un contrato por un importe total de 292.120 euros para la fabricación de 389.000 mascarillas higiénicas reutilizables, de las cuales 230.000 serán infantiles, de 9 a 12 años, y 159.000 para adultos.

"Todos los centros sostenidos con fondos públicos cuentan con hidrogel y mascarillas para todas las comunidades educativas. Son 800.000 alumnos y al menos 72.000 profesores que, además, serán más el curso que viene  que hay que tener material para hacer reposición de seguridad e higiene", explican desde Educación.

Asimismo,  ha adjudicado a Cotoblau otro contrato para la compra de mascarillas para el alumnado valenciano por un importe de 305.150 euros para el suministro de 359.000 unidades. Por tanto, ambos contratos suponen un nuevo arsenal de 748.000 mascarillas para los centros educativos valencianos. Pero vendrán más. Las previsiones de Educación es gastar más de cinco millones de euros en material sanitario para los centros eductivos.

Las mascarillas producidas por las empresas del Clúster están homologadas por el Instituto Tecnológico del Textil de la Comunitat (Aitex) y con licencia otorgada por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS). Un red de empresas sólida que, de acuerdo con las previsiones de la Generalitat Valenciana, permitirá en su arranque fabricar 500.000 mascarillas al mes, una producción que podría llegar a ser de hasta siete millones mensuales dentro de dos o tres meses. 

“Nuestro producto no es un trozo de tela, sino las Rolls-Royce de las mascarillas con cinco capas, tres dobladillos, corte por ultrasonidos, auditorias, homologación y licencias”, explicaba a Valencia Plaza el dueño de Cotoblau, Càndid Penalba, uno de los promotores de esta iniciativa valenciana que ha llegado para quedarse.

Noticias relacionadas

next
x