Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

evolución en la provincia entre el 8 de abril y el 1 de julio

Doce semanas de covid-19 en Alicante: 623 altas y 3 fallecimientos en siete días, sin brotes

2/07/2020 - 

ALICANTE. La provincia de Alicante llega al mes de julio asentada en la contención de posibles contagios por coronavirus, pese a la reanudación de gran parte de las actividades que permanecían restringidas durante el periodo de confinamiento y las sucesivas fases del proceso de desescalada. Todo, además, tras la recuperación de la movilidad entre territorios, ahora también más flexible con la reapertura de las fronteras. Así, en función de los datos proporcionados por la Conselleria de Sanidad, en las últimas 24 horas solo se habrían registrado 3 nuevos positivos, lo que supone un acumulado de 17 contagios confirmados a lo largo de la última semana.

Con todo, según Sanidad, se trataría de casos aislados, sin que se haya registrado ningún brote como los detectados en las provincias de Castellón y de Valencia que habrían sumado 7 y dos casos respectivamente en las últimas 24 horas. Además, en las últimas 24 horas tampoco se habría producido fallecimientos de pacientes afectados por la covid-19 en el conjunto de la provincia. En cualquier caso, la consellera de Sanidad, Ana Barceló, volvió a recordar el martes la importancia de no relajar las medidas de protección para evitar posibles rebrotes.

Alicante Plaza mantiene el análisis semanal para evaluar la progresión de la pandemia en el conjunto de la provincia con los registros contabilizados a partir del pasado miércoles 8 de abril, a partir de cinco indicadores concretos: el número de altas de personas afectadas por coronavirus; la cifra de pacientes hospitalizados; el dato de los que permanecen en unidades de críticos; los nuevos positivos detectados y los fallecimientos. Todo, con la salvedad de que, desde mediados de mayo, Sanidad dejado de desglosar por provincias los casos detectados mediante test rápido, con el argumento de que el Ministerio solo tiene en cuenta los casos confirmados por PCR al considerarse el método de diagnóstico más fiable.

Así, en el balance de las ultimas doce semanas (desde el 8 de abril hasta el miércoles 1 de julio) el parámetro que más crece en un escenario de control de la pandemia es el de las altas o recuperaciones. En ese periodo, se han incrementado en un 1.094%, al pasar de 469 a 5.604. Si se analiza la evolución de los últimos siete días (entre el 24 de junio y el 1 de julio) , el incremento es del 12, 50% (pasan de 4.981 a 5.604, 623 altas nuevas). Si se considera la semana precedente (desde el 17 al 24 de junio) el incremento fue más reducido, del 2,57%, al pasar de 4.856 a 4.981. En la semana anterior (desde el 10 al 17 de junio) las altas subieron un 4,16%, al pasar de 4.662 a 4.856. En la semana previa (desde el 3 hasta el 10 de junio) el incremento fue del 4,43%. En la semana anterior, del 27 de mayo al 3 de junio, el incremento fue del 9,73%. En la precedente (del 20 al 27 de mayo) el aumento fue menor, del 7,25%. En la semana anterior (del 13 al 20 de mayo) el incremento fue del 12,05%. En el periodo previo, entre el 6 y el 13 de mayo, el incremento fue del 16%. Entre el 29 de abril y el 6 de mayo el aumento fue del 17,05%. Del 22 al 29 la subida fue del 34,99%, similar al de la semana anterior (del 15 al 22), cuando fue de un 40,48%.

En segundo lugar, las hospitalizaciones. En el periodo de doce semanas analizado, la cifra de pacientes ingresados queda en un 95,41%, al pasar de 545 a 25. Si se pone el foco en los últimos siete días del 24 de junio al 1 de julio, (del 17 al 24 de junio), se invierte la tendencia de descenso de las últimas semanas y se registra un ascenso del 4,16%, ya que se registra una hospitalización más (de 24 se pasa a 25). En la semana precedente, se produjo un descenso del 29,41% (pasaron de 34 a 24). Si se considera la evolución de la semana anterior, del 10 al 17 de junio, la disminución fue del 35,84% (pasan de 53 a 34): la mayor caída de la serie analizada. Del 3 al 10 de junio, la reducción fue del 11,66%, muy superior a la registrada en los siete días precedentes (del 27 de mayo al 3 de junio) cuando fue de solo un 1,63%, al pasar de 61 a 60. 

En la semana precedente, del 20 y el 27 de mayo, el retroceso fue del 28,23%. En los siete días anteriores, del 13 al 20 de mayo, la reducción fue de un 34,10%, puesto que pasaron de 129 a 85. Se trata de un dato sustancialmente mejor que el registrado en la semana anterior. Entre el 6 y el 13 de mayo, el descenso fue del 15,68%, un porcentaje superior al de la semana previa. Del 29 de abril al 6 de mayo, el descenso fue del 8,38% (se pasó de 167 a 153). Desde el 22 al 29, el descenso fue del 28,63% (de 234 a 167), un dato inferior al registrado en la semana precedente (del 15 al 22) cuando la caída fue del 40%.

Por lo que respecta a la evolución de los enfermos que permanecen en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), no se registra ninguna variación respecto a la situación de la semana pasada. En el cómputo de doce semanas analizado, la disminución continúa siendo del 97,12% al pasar de 139 a solo 4. En los últimos siete días, desde el 24 de junio hasta el 1 de julio, la cifra de pacientes críticos ha permanecido inamovible: siguen siendo 4. Si se analiza la evolución de la semana anterior, del 17 al 24 de junio, el descenso fue del 42,85% al pasar de 7 a 4. Del 10 al 17 de junio, la caída fue del 22,22% al pasar de 9 a 7. Del 3 al 10 de junio, la reducción fue del 18,6% al pasar de 11 a 9. 

Del 27 de mayo al 3 de junio, la reducción fue del 1,2% al pasar de 12 a 11. Entre el 20 y el 27 de mayo, la caída fue del 42,85% (de 21 se pasa a 12). Si se analiza los siete días precedentes (del 13 al 20), la caída fue del 40%, al pasar de 35 a 21. Si el foco se pone en la semana anterior, del 6 al 13 de mayo, el descenso fue del 18,6% (de 43 a 35). En la semana previa (del 29 de abril al 6 de mayo) fue del 20,37% (se pasó de 54 a 43). Entre el 22 y el 29, el descenso fue del 27,02%, un dato parecido al de la semana precedente (del 33,92%).

El seguimiento de la evolución en la detección del número total de nuevos contagios ha dejado de ser posible desde el momento en el que el departamento autonómico se limitó a informar solo sobre el desglose provincial de casos diagnosticados por PCR. Durante las cinco primeras semanas del análisis, el balance seguía una tendencia de incremento próximo al 10% semanal. 

Así, en el cómputo de las cinco primeras semanas del periodo analizado, los casos totales (diagnosticados por PCR y test rápido) habían aumentado en un 73,27% al pasar de 2.803 a 4.857. Si se consideraba solo la evolución de la última semana, del 6 al 13 de mayo, el incremento fue del 9,86%. En la semana precedente (29 de abril al 6 de mayo) la subida fue del 10,38%, similar a la registrada en la semana anterior. Desde el 22 al 29, el incremento fue de un 10,26%. En la semana previa, desde el 15 al 22, el crecimiento de nuevos casos fue del 7,5%, mientras que en los siete días anteriores, del 8 al 15, el crecimiento fue del 20%.

En los últimos 7 días se ha producido un ingreso hospitalario más y cuatro pacientes continúan en UCI; además, se han confirmado 17 contagios nuevos

Este miércoles se concretó que el número total de casos confirmados por PCR en la provincia de Alicante ascendía 3.974 casos. Así, en la última semana, se han detectado 17 nuevos contagios diagnosticados por PCR, según los datos facilitados por Sanidad, lo que supone un incremento del 0,42% (se pasa de 3.957 a 3.974). Ese aumento es superior al registrado durante la semana precedente, del 0,27% y también al de los siete días anteriores, cuando fue del 0,22%. En la semana previa fue de un 0,30%. En la anterior, de un 1,26%. 

Por último, por lo que respecta a los fallecimientos, en las últimas doce semanas (del 8 de abril al 1 de julio) han aumentado un 75,34%, al pasar de 292 a 512. Si se analiza la última semana, del 24 de junio al 1 de julio, el número de decesos sube un 0,58%, al aumentar de 509 a 512 (3 fallecimientos nuevos). En la semana anterior, del 17 al 24 de junio, la cifra aumentó un 0,39%. En la semana precedente, del 10 al 17 de junio, no se registró ningún nuevo deceso: una circunstancia que no había sucedido hasta ese momento en el conjunto de la serie analizada. Si se considera los siete días precedentes (del 3 al 10 de junio) el aumento fue de un 0,59% (de 504 a 507) lo que igualó el incremento de la semana precedente (del 27 de mayo al 3 de junio) cuando se pasó de 501 a 504 fallecimientos.

Por lo que respecta al resto de semanas del periodo analizado, entre el 20 y el 27 de mayo, el incremento fue del 2,03% (de 491 a 501). Si se considera la semana precedente (del 13 al 20), el incremento fue del 3,36%, ligeramente por debajo del experimentado en los siete días previos. En la semana del 6 al 13 de mayo, el aumento fue del 3,48%, un porcentaje similar al de la semana anterior. Entre el 29 de abril y el 6 de mayo, el aumento fue del 3,84% (se pasó de 442 a 459). Del 22 al 29, el incremento de decesos fue del 6,76% (de 414 a 442), cuando en la semana precedente (del 15 al 22) el aumento había sido del 15,96%. 

Noticias relacionadas

next
x