X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

EL CABECICUBO DE SERIES, DOCUS Y TV 

Dan Blocker (Hoss de Bonanza), un actor 'cowboy', pero culto, comprometido y contra Vietnam

Se especializó en papeles de cowboy para la televisión, el más famoso Hoss en Bonanza, pero detrás había un profesor experto en teatro con un firme compromiso político. Se jugó el futuro de la serie negándose a hacer actos de promoción ante audiencias segregadas racialmente y se opuso a la guerra de Vietnam, algo que conocía pues le tocó ir al frente en la guerra de Corea, hasta tal punto que llegó a llevarse a sus hijos a Europa para que no se educasen en Estados Unidos

23/06/2018 - 

VALÈNCIA. En 1972, la revista estadounidense The Rotarian publicó que al actor Dan Blocker, famoso por su papel de Hoss en Bonanza, sus hijos le habían pedido que se los llevase a cazar, que les enseñase a disparar a los animales. Y que les había contestado: "Cuando los animales puedan devolveros los disparos, os dejaré cazarlos a todos". Era un hombre de principios firmes. No en vano, cuando la guerra de Vietnam se recrudeció y la política de Estados Unidos se volvió cada vez más sucia, especialmente tras el asesinato de Bobby Kennedy en 1968, cogió a su familia en 1970 y se la llevó a Europa para que recibieran otro tipo de educación.

Aunque su papel en Bonanza era el de vaquero hombre bruto y bonachón, como actor Bocker era el miembro del cartel de la serie que tenía más educación. Había recibido formación en el mundo del teatro, era un erudito de Shakespeare además de haber sido profesor de Historia de sexto grado (alumnos de once años). Meterse en la piel de Hoss para una serie de televisión de aventuras en un rancho del oeste reconoció que le llevó dos años enteros. Un tiempo en el que él y Hoss fueron la misma persona hasta que por fin, cuando aprendió a interpretarlo, se separó de él.

En la misma sintonía de firmeza iban sus posiciones políticos. En una entrevista en 1965 dijo que veía que había un "renacer" del compromiso político en el gremio de los actores. En su caso, opinaba porque consideraba que no por ser actor iba a tener que esconder sus puntos de vista, que valían los mismos que los de los demás. Cómo han cambiado las cosas, ahora es al revés.

Reconoció que Hoss era un granjero, como él, compartían origen, pero subrayó que ambos eran "personas felices y demócratas". Especificó que en aquella época, en la que transcurre Bonanza, la política era distinta, pero que estaba seguro de que Hoss era un hombre liberal y progresista, fundamentalmente porque era feliz, ya que la gente que está amargada es la que es reaccionaria.

Blocker siempre pensó así no se unió a una moda. A principios de los 60, en Jackson, Misisipi, tuvo que ir a aparecer en un evento promocional junto a Lorne Green y Michael Landon, pero al ver que la audiencia estaba segregada racialmente, se negaron a aparecer. Erle Johnston, director ejecutivo de la Sovereignty Commission, un organismo que luchaba en contra de la integración racial, presionó a General Motors, patrocinadora de Bonanza, para que retirase el sponsor. También intentó que la WLBT, la cadena que emitía la serie de NBC en Misisipi, la cancelara. Blocker asumía riesgos poniendo sus principios por delante.

En la aludida entrevista también manifestó su apoyo al presidente Lyndon B. Johnson. Explicó que lo consideraba un deber moral, una obligación y un derecho como ciudadano apoyarlo que creía más justo, quería que Estados Unidos fuese una tierra como la que él amó de niño. No obstante, en pocos años sus puntos de vista cambiaron completamente, hasta el punto de, como se ha dicho, sacar a sus hijos del país para darles un futuro educativo mejor.

Hay vídeos en los archivos en los que se ve que Blocker siguió defendiendo a Johnson incluso con la guerra de Vietnam avanzada. Es en este spot en el que anuncia bonos del estado para apoyar a los soldados en la guerra y al presidente. Incluso llegó a viajar al frente con Lorne Greene a visitar a las tropas, pero en 1970 sus puntos de vista habían cambiado completamente.

Pero sus opiniones sobre la guerra del actor había que tomarlas con cierta autoridad. Él había estado en la guerra combatiendo. Le tocó ir a Corea y estuvo en el frente. Como sargento, recibió la condecoración de un Corazón Púrpura por resistir un avance de las tropas chinas y norcoreanas para proteger a un soldado de su unidad que había sido herido y que, finalmente, murió por la gravedad de las heridas.

Su biografía es divergente a la del cowboy por excelencia de las pantallas estadounidenses, John Wayne. Blocker fue a la guerra, era demócrata, pacifista y apoyó a Hubert Humphrey, candidato demócrata a las elecciones en 1968 contra Richard Nixon, mientras que John Wayne no fue a la guerra cuando le tocó a los de su generación, fue republicano, apoyó la guerra de Vietnam y a Nixon.

Aun hay más, Stanley Kubrick quiso a John Wayne para ¿Teléfono rojo?, volamos hacia Moscú, quien rechazó el papel. Y luego se lo ofreció a Backer, el otro gran cowboy americano, que tampoco quiso interpretarlo.

Eso no quiere decir que eludiera saltar al cine en un país donde, por aquellos años, las carreras de sus actores debían centrarse en el celuloide o en la televisión, pero nunca en ambas a la vez. Robert Altman, que había dirigido capítulos de Bonanza -la serie tuvo 438- hizo gran amistad con Backer, lo cual no es de extrañar a tenor del perfil humano y cultural de ambos. Cuando Altman estaba preparando Un largo adiós quiso contar con él, pero le sorprendió su muerte. Su papel vacante le sirvió para debutar a un actor que luego llegaría lejos, en el cine y en la política, Arnold Schwarzenegger.

Blocker murió por una complicación en una operación rutinaria de la vesícula. Por primera vez en la historia de la televisión, su muerte en la vida real se llevó a su personaje en la ficción, Hoss. El siguiente capítulo de Bonanza que tenía que rodar era uno que daba cuenta del legendario machismo de la serie, las mujeres entraban y salían del argumento, pero nunca se quedaban. Era uno en el que Hoss se iba a casar, pero mataban a su esposa. Hubiera sido su capítulo 416. Sin él, la serie fue cambiada de día y desapareció al poco tiempo. Era el personaje más popular, sobre todo para los niños.

Hay un detalle muy curioso que resume su trayectoria y los tiempos en los que vivió. Estaba estudiando un doctorado en la Universidad de California cuando volvió de la guerra. Ese era su objetivo, pero atravesaba problemas económicos. Cuando no pudo sufragárselo, tuvo que empezar a actuar en televisión. El trabajo que le dio Bonanza, le impidió sacar horas para seguir estudiando y lo tuvo que dejar. Pero su talento de lector voraz siguió ahí, podía memorizar, contó Las Vegas Sun, cinco páginas de una sola lectura.

next