X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

cronograma para la tramitación de permisos en paralelo

Consell y Puerto se conjuran para solapar las licencias de la terminal de graneles de Eiffage 

31/07/2018 - 

ALICANTE. La Conselleria de Medio Ambiente y el Puerto de Alicante ponen en común sus respectivas posiciones tras el acuerdo de adjudicación sobre la terminal de graneles, aprobado por el consejo de administración el viernes. El director general de Cambio Climático, Joan Piquer (Compromís), y el presidente de la Autoridad Portuaria, Juan Antonio Gisbert, mantuvieron este lunes un primer encuentro de coordinación para compartir exigencias y necesidades sobre los permisos requeridos para que la multinacional de origen francés Eiffage pueda poner en funcionamiento la infraestructura cuanto antes.

En ese encuentro, en el que también participó el director general del Puerto, Carlos Eleno, y el portavoz municipal de Compromís, Natxo Bellido, se concluyó que con el acuerdo de adjudicación provisional ya puede iniciarse la tramitación administrativa de esos permisos que debe conceder tanto el Ayuntamiento de Alicante como la propia conselleria. Según las fuentes consultadas, el proceso lógico arranca con la petición de licencia municipal de obra para que la compañía adjudicataria pueda iniciar la construcción de las instalaciones, en el muelle 17. Junto a esa petición, debería cursarse también la solicitud de licencia ambiental, que también debe conceder la Concejalía de Urbanismo. Para que se otorguen ambos permisos, el propio departamento municipal reclamará que se aporte la autorización ambiental de la Conselleria de Medio Ambiente, por lo que las tres solicitudes deben solaparse para reducir plazos.

Como detalló el presidente de la Autoridad Portuaria el viernes, la previsión con la que se trabaja ahora es que Eiffage pueda iniciar la construcción de la nueva terminal a finales de abril, de modo que la operativa de carga y descarga de graneles pueda canalizarse ya a cubierto a partir de diciembre de 2019 o enero de 2020. La multinacional prevé una inversión mínima de 8 millones de euros para la construcción de una única nave central, de 17 metros de altura, en la que pasará a organizarse toda la estiba de materiales pulverulentos. A cambio, podrá rentabilizarla mediante su explotación comercial por un plazo de 30 años.    


En el encuentro celebrado este lunes, tanto la Autoridad Portuaria como la Conselleria de Medio Ambiente pusieron en valor la trascendencia de la adjudicación de la terminal en la medida en que supone el culmen de un proceso de casi dos años en los que se ha tratado de captar inversores interesados en su construcción, toda vez que se daba por descartada la posibilidad de que fuese asumida con fondos públicos para no incurrir en un supuesto de ayuda ilegal de Estado. Además, en ese encuentro se destacó que el aterrizaje de Eiffage en el Puerto de Alicante será la primera apuesta de la compañía en toda la red de Puertos del Estado.  

Noticias relacionadas

next