Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

análisis

¿Comprar oro o comprar bitcoin?

29/07/2020 - 

MADRID. Los traders de bitcoin han despertado de la hibernación para darse cuenta de que el mundo a su alrededor ahora es alcista en la moneda digital. Esta semana se encontraron impulsando el bitcoin por encima del umbral de 11.000 dólares por primera vez desde agosto pasado, atravesado el nivel de resistencia que se mantiene desde hace un año. Además, la mayor moneda digital por capitalización de mercado fue en general abandonada a su suerte, a la deriva desde principios de mayo, el momento en el que había recuperado la mayoría de las pérdidas de marzo.

Hay numerosas razones para el fortalecimiento del bitcoin. La renovada confianza tras el aumento del escrutinio regulatorio ha alimentado la estabilidad de la infraestructura de la criptomoneda, así como una mejor estabilidad general -el lado bueno de la nula acción de los precios entre mayo y julio- y una menor oferta a raíz de la reciente división a la mitad, para empezar. A esto hay que añadir un aumento de la demanda de criptomonedas por parte de los gestores de activos, junto con el actual repunte del oro. Ambas cosas han asestado un buen golpe al dólar, que ahora ronda su cota más baja de los dos últimos años con respecto a las demás monedas principales.

¿Oro o bitcoin?

Esto presenta una pregunta curiosa para los analistas. ¿Cuál es la mejor opción? ¿El oro o el bitcoin? Tal vez la respuesta intuitiva e impulsiva es el oro, que podría considerarse una causa para el repunte de la criptomoneda. Sin embargo, el oro ya está en pleno repunte y tal vez ya esté agotado, al menos por ahora, mientras que el bitcoin no ha hecho más que empezar.

El oro ha subido alrededor del 27,7% en lo que va del año, mientras que el bitcoin ha subido alrededor de un 51,7% en el mismo período. Entonces, de nuevo, el oro acaba de alcanzar esta semana máximos históricos, mientras que el bitcoin tendría que casi duplicar su valor a partir de ahora para alcanzar su pico de diciembre de 2017, lo que le da mucho más margen de subida antes de que comiencen a surgir los temores acerca de que está sobrevalorado. Por lo tanto, midamos fuerzas entre el oro y el bitcoin para eliminar al menos una incertidumbre subyacente.


El repunte del bitcoin ha sido tan potente que ha situado el valor relativo del oro por debajo de la línea de tendencia alcista desde junio de 2019. La MMCD acaba de proporcionar un cruce bajista, y el RSI ha tocado techo, junto con el precio, lo que indica que el movimiento a la baja del precio sigue teniendo impulso.

Los máximos de marzo encontraron un nivel de resistencia en forma de línea de tendencia alcista a largo plazo desde los mínimos de diciembre de 2017, lo que confirma el pico de diciembre de 2018. Esta estructura sugiere que la tendencia bajista que observó una caída del 95% del valor del oro en relación con el bitcoin entre abril y diciembre de 2017 podría reanudarse.

Pinchas Cohen es analista de Investing.com

Noticias relacionadas

opinión

El oro no pierde su brillo

Por  - 

El analista considera que solo la renta variable (bolsa) y el 'metal amarillo' parecen ser las alternativas más interesantes de inversión en estos momentos de incertidumbre... y con las elecciones americanas acercándose

next
x