X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 19 de agosto y se habla de hostelería ismael belda xàbia PPCV pspv corrupción

Belén Reyero señala a Camps e implica a Rambla y Gerardo Camps en el 'pufo' de la F1

Foto: EFE/ Kai Forsterling
16/05/2018 - 

VALÈNCIA. La declaración Belén Reyero, la que fuera mano derecha del expresidente de la Generalitat Francisco Camps en el tema de la Fórmula 1, ha generado un huracán dentro de la instrucción del caso Valmor, que investiga el ‘pufo’ de la F1 para las arcas públicas y donde se encuentran imputados Reyero, Camps y el expiloto de motos Jorge Martínez Aspar, entre otros. Reyero, que en su día declaró como testigo, fue imputada después de que la policía se incautara de más de 150.000 correos electrónicos que la implicaban directamente como una de las principales conocedoras de todos entresijos de la F1. 

Según fuentes presenciales su declaración de este martes, no solo hundió al expresidente Camps como principal responsable de todo lo ocurrido, sino que implicó directamente a los exvicepresidentes de la Generalitat Vicente Rambla y Gerardo Camps como conocedores de todo el agujero económico que supuso la celebración de la Fórmula 1 en València. 

La cita judicial de Belén Reyero comenzó, según las mismas fuentes, con una inmensa bronca entre el letrado de Camps y la magistrada. El abogado del expresidente protestó porque ninguna de las defensas ha podido acceder a los correos electrónicos que implican a sus clientes, ya que vienen encriptados por la Policía Nacional, lo que supone una "indefensión" para sus clientes. Pretendía volver a posponer la declaración, a lo que la magistrada se negó en redondo. Finalmente, la sangre no llegó al río y decidió que se podía preguntar solo por aquellas cuestiones que estaban al alcance de todos en la causa, pero no se podía preguntar por ningún correo que no apareciera en un informe.

Pese a la prohibición establecida por la juez, la declaración de Reyero supuso un antes y un después en el caso Valmor. Las mismas fuentes aseguraron que la que fuera mano derecha de Camps "ha cantado la traviata", en referencia a qeu echó sobre el expresidente toda la responsabilidad del ‘pufo’. "Ha hundido a Camps y encima ha metido de lleno en la causa a los exvicepresidentes Gerardo Camps y Vicente Rambla", explicaron, pues, según ella, eran plenamente conocedores de todo lo que ocurría y estaban permanentemente informados.

Presentación del Gran Premio, en mayo de 2007. Foto: EFE

Reyero fue clara. Aseguran las fuentes que explicó que Camps era quien lo sabía todo y quien ordenaba de primera mano todo. No dejó lugar a la duda, pues la que fuera mujer fuerte del expresidente añadió que las pérdidas de Valmor se conocían desde el primer gran premio porque eran un tema recurrente en cada una de las reuniones que los mandamases de la Generalitat realizaban sobre el tema.

La compra de Valmor

Esta última frase pone en una tesitura difícil a los implicados en la posterior compra de la empresa privada Valmor Sports, pues las acusaciones se preguntan que si se sabía que aquello era una ruina, por qué se decidió comprar con dinero público una empresa con pérdidas millonarias y una deuda que asumió la Generalitat y que le supuso unas pérdidas de 23 millones de euros, según la Sindicatura de Comptes. Es más, pone en entredicho las palabras de Alberto Fabra -entonces presidente- sobre el hecho de que si no se hacía efectiva la compra de Valmor, la Generalitat en lugar de 23 millones hubiera tenido que pagar 53 millones de penalización a Bernie Ecclestone por no poder celebrar los siguientes grandes premios.

Otro de los temas que llamó la atención de los presentes fue cuando Reyero explicó que el contrato que se firmó en julio de 2011, la víspera de la dimisión de Camps, para renovar el gran premio, contrato que finalmente no se hizo efectivo, se había aplazado un año, pues estaba redactado desde 2010. Es decir, que tanto Camps como sus vicepresidentes eran plenamente conscientes del agujero que suponía la F1 pero les dio lo mismo, trataron de seguir adelante con el evento hasta que fue, literalmente, imposible asumir los costes.

"Fue Ecclestone", según la defensa

Sin embargo, siempre hay quien ve el vaso medio lleno, y este es el caso de la defensa del expresidente Camps. Su letrado explicó a la agencia Europa Press que tiene intención de solicitar este miércoles el sobreseimiento de la causa al apreciar que la querella inicial del fiscal ha podido quedar desacreditada.

Este abogado explicó que del testimonio de Reyero se desprende que fue Ecclestone quien se dirigió a Camps para organizar la Fórmula 1 y no al revés, y también "desmonta" cualquier tipo de connivencia entre el expresident y Aspar, al atribuir a Bancaja la asunción de la organización de los grandes premios.

Noticias relacionadas

next