X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

LA MITAD FRENTE AL MISMO PERIODO DE 2018

A lo largo del primer trimestre sólo cerró una oficina bancaria en la provincia de Alicante

19/07/2019 - 

VALÈNCIA. Sigue el proceso de desapalancamiento bancario en València, Alicante y Castellón... aunque menos a la vista de los últimos datos del informe 'Las entidades de depósito en la Comunitat Valenciana' elaborado por la Conselleria de Hacienda y Modelo Económico, correspondiente al primer trimestre del presente ejercicio, tal y como se aprecia en la tabla adjunta.

A lo largo de los tres primeros meses del año, el número de oficinas bancarias que bajaron la persiana en la Comunitat Valenciana fue de 32, es decir, la mitad que en el mismo periodo del pasado ejercicio como contó entonces este periódico. Concretamente el número se ha reducido desde los 2.559 hasta los 2.557, lo que equivale a un nuevo mínimo histórico -y a años luz de las 5.061 de 2008- y representa el 9,81% del conjunto nacional con 25.855 sucursales.

El caso más llamativo fue el de la provincia alicantina, dado que vio como se cerraba solo una oficina bancaria entre enero y marzo de este año frente a las 32 del primer trimestre de 2018. A 31 de marzo pasado quedaban en pie 904 oficinas en algún punto de Alicante, nuevo mínimo histórico también y a un mundo de los 1.736 de su récord de finales de 2008 por aquello del 'efecto CAM', es decir, la extinta Caja de Ahorros del Mediterráneo.


Números descendentes también en el caso de la provincia castellonense, por cuanto causaron baja 6 oficinas en el primer trimestre respecto a las 8 de los primeros tres meses del pasado ejercicio. Según los datos de la conselleria dirigida por Vicent Soler quedaban 300 oficinas bancarias justas a 31 de marzo pasado. Menos de la mitad de las 679 que llegaron a repartirse por toda la provincia en el año del estallido de la crisis (2008).

En cuanto a València decir que se cerró una más entre enero y marzo pasado de este año -25 vs. 24- aunque conviene recordar que el desapalancamiento financiero en esta provincia ha venido siendo de mayor calado. De hecho todavía hay varios abiertos varios Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) como los de Banco Santander, CaixaBank, Liberbank... que a la postre provocarán más de un cierre de oficina. A 31 de marzo eran 1.323 las oficinas abiertas en la provincia valenciana, la mitad de las que había a finales de 2008 con 2.646.

242 pueblos valencianos sin oficina bancaria

Unos números que apuntan hacia menores cotas, puesto que Banco Santander anunció hace casi dos meses que prevé cerrar un centenar de oficinas en toda la Comunitat Valenciana. Por su parte, CaixaBank cerró recientemente su último ERE que se va a 'cobrar' a 287 empleados repartidos por València (135), Alicante (67) y Castellón (21), el 9,66% de los afectados a nivel nacional.

Según el informe de la primavera pasada del Banco de España, la Comunitat Valenciana contaba con 242 municipios sin oficina bancaria, lo que afectaba al 2,6% de la población. Esta comunidad era la quinta con más pueblos sin entidad financiera por detrás de Castilla y León (1.777 y un 15,1%), Cataluña (480 y 4,4%), Castilla-La Mancha (479 y 4,9%) y Aragón (417 y 4,4%).

Noticias relacionadas

next
x