Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

ejecuta el desalojo de su anterior concesionario

Alicante cierra la cesión del quiosco de El Postiguet al tercer intento por un canon total de 2,7 millones

22/06/2020 - 

ALICANTE. A la tercera va la vencida en la concesión del quiosco del Paseo de Gómiz, situado en primera línea de la playa de El Postiguet. El Ayuntamiento de Alicante ha conseguido cerrar el contrato de cesión de la instalación pública con el grupo Hermolara, que había quedado clasificado inicialmente en la tercera posición en el proceso de licitación convocado hace nueve meses. 

La firma del contrato se produjo finalmente este 10 de junio, lo que convierte a Hermolara (propietaria de varios de los locales de la franquicia 100 Montaditos, situados fundamentalmente en Madrid) en el nuevo concesionario del quiosco municipal por un periodo de diez años. El concurso prevé, además, una posible prórroga por otros cuatro años adicionales. A cambio, Hermolara se compromete a aportar un canon de más de 2,7 millones (2.730.000 euros) para el conjunto del periodo, lo que supone un ingreso anual de 273.000 euros a favor del ayuntamiento. O lo que es lo mismo, 22.750 euros mensuales.

El grupo hostelero se convierte, así, en el nuevo gestor de las instalaciones, después de que se produjese la renuncia de los dos primeros clasificados en el proceso de licitación. Se trataba, por un lado, de un empresario hostelero de Madrid, administrador único de Hostelería Carrusel SL, que había ofertado el canon más alto. En concreto, por un importe de 3.547.000 euros. Sin embargo, desistió de participar en el proceso a finales de noviembre.

El proceso se ha visto salpicado por los contratiempos: los dos primeros clasificados renunciaron a asumir su explotación y hubo hasta un recurso que alertaba de pacto entre licitadores

Lo mismo sucedió con el segundo clasificado, la empresa Roca Villar Global, que había presentado una oferta global de 3.022.000 euros por los diez años de explotación. Con todo, también renunció a asumir la concesión el pasado febrero, lo que dejó el camino libre para que Hermolara pudiese tomar las riendas de la instalación. Todo, además, después de que se presentase un recurso en el que se advertía de la existencia de un posible pacto entre los tres primeros licitadores, y de que esa hipótesis quedase descartada en un informe emitido por el  Servicio de Gestión Administrativa y Defensa de la Competencia de la Generalitat.

En cualquier caso, la confirmación del acuerdo con Hermolara no se había materializado hasta ahora, tras la irrupción de la pandemia del coronavirus y la suspensión de los trámites administrativos que conllevó la declaración del estado de alarma. En principio, el nuevo concesionario podría reabrir el quiosco en la primera quincena de julio, en cuanto complete el proceso para tomar posesión de las instalaciones y pueda adaptarlo a su nueva propuesta. De hecho, el equipo de Gobierno (PP y Cs) ordenó el pasado martes, en un acuerdo aprobado en Junta Local, el desalojo de la empresa que ha venido explotándolas durante los últimos 20 años, tras descartar la concesión de una prórroga para ejecutarlo. La fecha límite prevista para que abandonase la instalación era este jueves, día 18 de junio.

Noticias relacionadas

next
x