X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

pierde un 3% desde que lo anunciara hace justo un mes

Al Banco Santander se le atraganta el ERE en su cotización en bolsa

14/06/2019 - 

VALÈNCIA. Hoy hace un mes que Banco Santander (SAN) anunciaba su intención de acometer un nuevo Expediente de Regulación de Empleo (ERE) sobre unos 3.700 trabajadores. Aquel día, 14 de mayo de 2019, las acciones del llamado 'banco rojo' despedían la sesión en bolsa en los 4,104 euros, que 30 días después han perdido la cota psicológica de los 4 euros al cerrar ayer en los 3,98 euros.

A lo largo de las últimas cuatro semanas, la entidad presidida por Ana Botín -al igual que el resto del sector bancario- se toparon con el último mensaje de Mario Draghi, advirtiendo en la última reunión del Banco Central Europeo (BCE) que los tipos de interés no subirán como mínimo en la Eurozona hasta la segunda mitad de 2020. Eso si suben porque el mercado ya barrunta una bajada de tipos por parte de la autoridad monetaria europea, al igual que la Reserva Federal de Estados Unidos.

Ni que decir tiene que el sector bancario está 'tocado', tal y como lo manifestaron esta misma semana Vicente Carpio, cofundador de Finest Portfolio Ideas, y Lorenzo Serratosa, cofundador de Kau Markets, en el podcast de Plaza Financiera de Plaza Radio. Caída de márgenes, fintech, bigtech, nuevos requisitos normativos (el SAN aumentó hace dos días su 'colchón anticrisis' en 1.250 millones de euros más)... demasiados obstáculos en el camino de un sector que como dijeron ambos expertos tienen demasiado peso en el Ibex 35.

Pero de vuelta al Banco Santander, que todavía conserva una rentabilidad anual del 3,21% -tomando el cierre de ayer-, lo que se traduce en una capitalización de casi 65.000 millones de euros, la entidad de origen cántabro anunciaba este jueves que ha reducido los afectados por el ERE que acometerá la entidad en 490 trabajadores más, con lo que finalmente habrá un máximo de 3.223 salidas, un 13% menos frente a las 3.713 extinciones previstas inicialmente.

Sexta reunión de la mesa negociadora

Así lo comunicaron fuentes sindicales tras la sexta reunión formal de la mesa negociadora. Este pasado martes el banco presentó una serie de mejoras y dejó entrever que se trataba de su oferta final, pero quedó en que concretaría la rebaja en el número de afectados. Este acuerdo suscrito por el 80% de la mesa y aún pendiente de redacción y revisión mejora las últimas condiciones igualando con los servicios centrales el tramo superior para los mayores de 55 años y protege con una prima adicional de 15.000 euros a las personas con edades entre 50 y 54 años.

En concreto, para cubrir las extinciones, Banco Santander ha ofrecido a los empleados de entre 55 y 61 años prejubilarse con el 80% del salario pensionable o con el 75% más el 60% del complemento voluntario, mientras que a los mayores de 62 años les abonará el equivalente a 20 días por año trabajado, con el límite de una anualidad, y sin primas.


Por su parte, el colectivo de entre 50 y 54 años podrá dejar la entidad con el 60% del salario pensionable de seis anualidades y un tope máximo de 380.000 euros, sin descuento por desempleo y con un convenio especial con la Seguridad Social hasta los 63 años, actualizable hasta un máximo del 3%. A este grupo también dará primas por voluntariedad de 2.000 euros por cada trienio completo trabajado, una prima adicional de entre 5.000 y 30.000 euros en función de su antigüedad y otra de 15.000 euros.

En cuanto a los trabajadores de 49 años o menos, o los que tengan una edad superior pero no acumulen 15 años de antigüedad, las extinciones vendrán acompañadas de una indemnización de 40 días por año trabajado, hasta un máximo de 24 mensualidades. Este colectivo también tendrá primas de voluntariedad de 2.000 euros por cada trienio de antigüedad y otras de entre 5.000 y 30.000 euros en función de los años que lleve en el banco. En cuanto a la movilidad, el banco ya acordó limitarla hasta 75 kilómetros, con las indemnizaciones y condiciones del acuerdo suscrito en 2017.

Recolocaciones

El Santander ya anunció, al inicio de las negociaciones, que había contratado los servicios de la compañía Lee Hecht Harrison (Grupo Adecco) para recolocar al 100% de los empleados que dejen la entidad y quieran seguir trabajando. Se trata de un programa de duración ilimitada hasta alcanzar la recolocación y consolidación en el nuevo puesto de trabajo de todas las personas que se adhieran.

Lee Hecht Harrison se ha comprometido a poner a disposición de los afectados más de 300 oficinas de Adecco en las que impartirá sesiones individuales de consultoría, talleres específicos para desarrollar competencias y habilidades demandadas por el mercado, asesoramiento de expertos, un servicio de prospección e intermediación laboral para identificar y gestionar ofertas de empleo adaptadas al perfil profesional, asesoramiento financiero y patrimonial y atención especial a los trabajadores de más edad.

Noticias relacionadas

next