X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

ANÁLISIS AP - ASÍ AFRONTA la ciudad de la marina baixa las elecciones

#26M en la La Vila Joiosa: o nuevo bastión socialista, o de alianzas

13/05/2019 - 

LA VILA JOIOSA. Andreu Verdú, alcalde y candidato por el PSOE de La Vila, consiguió darle a su localidad un nuevo gobierno de izquierdas, que se había olvidado tras cuatro legislaturas del PP, con un ligero paréntesis socialista enntre 2007 y 2008. Un periodo de los populares que empezaba a ser largo en un feudo que hasta 1999 fue un bastión del PSOE desde la democracia. 

Ahora, el primer edil se enfrenta a unos comicios en el que el reto está en doblar el mandato, con o sin pactos de gobierno, o volver a la oposición con una supuesta subida de los populares. La caída de estos últimos en las generales, no se puede extrapolar a los municipios, donde las siglas quedan atrás y suma más las caras.

Pero Verdú además se enfrenta a unas elecciones donde tiene que llevar de compañeros de viaje a algunos de sus "enemigos". Su lista tiene en los primeros puestos a escasos miembros de su confianza, mientras que la facción que apoyó a su rival en las primarias, Joan LLoret, del sector sanchista, ha conseguido colocar a sus afines en lo alto de la tabla.

Más allá de esto, hay que tener en cuenta que el PSOE logró acceder al "trono" de La Vila después de un pacto de gobierno a tres bandas: PSOE, Gent Per La Vila (ex del PP) y Esquerra Unida. Un bloque que ha estado más unido de puertas para afuera que los propios socialistas. El PP estaba pisándole los talones, pero se quedó en la oposición junto a Compromís y Ciudadanos.

Sin embargo, estos cuatro años de Verdú han ido sin apenas polémicas en su gestión, un camino de rosas que ha sido manchado solo por sus propios compañeros de partido. Las reclamaciones por parte de la oposición han venido siempre aparejadas a la potestad de la Generalitat. Es el caso de los barracones de los centros educativos, así como la ampliación del hospital Marina Baixa.

Ambos proyectos siguen en trámites, los de Educación más avanzados, donde ya se ha llegado a adjudicar el contrato para el Gasparot y Álvaro Esquerdo, que los del hospital. En este último hubo problemas en un inicio para poner a nombre del municipio la parcela en la que irá el nuevo edificio. Un papeleo que se demoró más de lo previsto en el Registro de la Propiedad. Lo más avanzado está en el aparcamiento que ampliará la capacidad actual.

En cuanto a la economía local, el Plan de Ajuste es prácticamente agua pasada, habiendo sido liquidado este año, es decir, cuatro ejercicios antes de lo establecido. Por otro lado, durante esta legislatura, la construcción ha estado repuntando con nuevas viviendas en las zonas más vírgenes de la localidad, además de contar con un nuevo hotel en el centro de La Vila, que le da un mayor impulso al turismo local.

Pero aún quedan asignaturas pendientes en la localidad. Es el caso del Atrium Beach. Una mole de hormigón sin actividad alguna delante del mar. Algo que sigue en los juzgados con recursos de todas las partes y que parece enquistado y sin salida. Además de uno de los temas que más mueve los corazones en La Vila, la bajada del IBI.

Los que siguen y los que se van

Del tripartito seguirá liderando Gent per La Vila su creador, Pedro Alemany, al que le acompañará su hombre de confianza, Pascal Amigo. Ambos han sido concejales en el Ayuntamiento en los últimos cuatro años. 

Los cambios vienen en Esquerra Unida, el otro socio de gobierno. "Mes Esquerra" es la apuesta para este año, que encabeza la lista Anabel Delgado, y como número dos irá el ex de Compromís, Jau Lloret. La edil que entró en el gobierno por EU, Pilar Baigorri, ha bajado puestos y quedará fuera del Ayuntamiento por decisión propia, según trascendió en su momento. Se trata por tanto de una suma de fuerzas con la destacada llegada de Lloret después de la profunda crisis que vivió la coalición valencianista en este municipio.

El caso contrario está en Compromís, donde el alcaldable es José Carlos Gil, quien fuera portavoz de Esquerra Unida en La Vila hasta 2015.

En el lado opuesto está Jaime Lloret, que repetirá como alcaldable del PP y luchará por entrar como primer fuerza en el Consistorio. Hay que recordar que Lloret en la última legislatura ha estado compaginando su trabajo en el Ayuntamiento con la Diputación de Alicante.

En Ciudadanos las tornas han cambiado, como ha ocurrido en numerosos municipios. En concreto, el que fue en esta legislatura número tres, Francisco Pérez Buigues, ahora pasa a ser el alcaldable. Mientras que el anterior número uno se queda como dos en la lista, Valentín Alcalá.

Pero estos no son los únicos, en La Vila también hay una gran variedad de partidos. Entre ellos, el Grupo Vecinal Villajoyosa, cuyo candidato es un conocido del municipio: Agustín López Mayor, que fue presidente de Nuevas Generaciones del PP en su momento, y más tarde estuvo vinculado al PSOE local. El número de partidos que se presenta lo completan República Valenciana/Partit Valencianista Europeu; Vox y Podemos.

DATOS DE INTERÉS

2015

Población: 33.878

Paro: 3.777

Renta per Cápita disponible: 17.886 euros

2019

Población: 33.969

Paro: 3.103

Renta per Cápita disponible: 18.012 euros

Noticias relacionadas

next
x