X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Turno para Ramírez

Foto: Rafa Molina
20/11/2017 - 

ALICANTE. Le toca mover ficha a Juan Carlos Ramírez. Este lunes, Manuel Illueca, director general del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF), desestimaba el recurso administrativo interpuesto por la mercantil del empresario vasco contra la declaración de quiebra de la subasta del Hércules. Alicante Plaza adelantaba que el máximo responsable del banco del Consell no solo había cumplido con lo anunciado la semana pasada, resolviendo el recurso de reposición de Kuntajara SLU el día anunciado, también que lo tumbaba. 

'Gracias' a lo anterior, Ramírez puede ahora acudir a la vía judicial e interponer ya un recurso contencioso-administrativo, buscando de nuevo que se le adjudiquen los activos subastados por el IVF y, de manera paralela, tratar de bloquear cualquier nuevo procedimiento de venta de los mismos mientras el juez no se pronuncie sobre el fondo del asunto.

El presidente del Hércules anunció acciones judiciales, por lo que ha llegado el momento de hacerlo (incluso de interponer la querella contra el propio Illueca que dejaba caer semanas atrás), a no ser que ahora opte por un cambio de estrategia, un perfil bajo y buscar la negociación con el banco del Consell; tanto Ramírez como su socio, Enrique Ortiz, apostaron siempre por hacerse con el control del Hércules en una adjudicación directa y no en una subasta, por lo que vuelven a tener la oportunidad. Es algo que desde la declaración de quiebra de la subasta, el banco del Consell le viene planteando por medio de su director general. El problema es que habrían de hacerse cargo de unos gastos de abogado y procurador que siguen siendo considerados improcedentes por un Juan Carlos Ramírez que se muestra seguro de su posición (que ni le corresponde pagarlos, ni al IVF reclamárselos) y de que los tribunales sí le darían la razón. Pero también sucede que Enrique Ortiz, pese a que de todos es sabido que "no le amarga un juzgado", en este caso es más partidario de intentar agotar primero la vía amistosa; buena prueba de esto último es que pese a tener hacia el mediodía de ayer conocimiento de la desestimación del recurso, desde el club se apostó por el silencio, aparcar la guerra de comunicados y no cumplir (por ahora) con la amenaza de proceder judicialmente contra el banco del Consell y su máximo responsable.

En las próximos días (u horas), sabremos qué postura se impone y, en consecuencia, cómo procede una Kuntajara SLU que no deja de ser la mercantil que hace las veces de instrumento de los dos empresarios para hacerse con el control del Hércules: con el 15,07% de las acciones del club y el derecho de crédito de más de 15 millones de euros de principal (la deuda final supera los 21 si le incluimos los intereses) en virtud del que está embargado el 72,69% del capital social del Hércules (para convertirse en propietario, el adjudicatario habría de ejecutar ese embargo).

Noticias relacionadas

next