X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

varios servicios se realizaron sin relación contractual

Denuncian que algunos trabajos en el Marearock se han desarrollado sin contrato laboral

24/07/2017 - 

ELCHE. Se ha convertido en una práctica bastante habitual en los festivales de música, o al menos en algunos. En plena temporada estival, igual que tantos negocios que contratan a jóvenes trabajadores para afrontar el turismo de verano sobre todo en hostelería y servicios, la precariedad laboral se ha convertido en norma y está a la orden del día también en dichos eventos. Una práctica que también ha tenido lugar recientemente en el Marearock Festival celebrado desde el día 19 hasta el 22 de julio en la Institución Ferial Alicantina (IFA), en Elche.

Como ya se ha sucedido en algunos festivales como el Festival Internacional de Benicàssim (FIB), trabajadores y trabajadoras del mismo denuncian que han estado desempeñando diferentes servicios sin un contrato laboral. Es el caso de varios ámbitos como el de los camareros de la barra, limpieza o voluntarios en algunos espacios del festival. Por ejemplo, mientras que parte del servicio de barra estaba subcontratado, y en este caso la empresa sí ha recurrido a contratos, hay una parte de los mismos que estaban gestionados directamente por el festival y estos no firmaron contrato alguno.

Por otra parte, otro servicio menos visible pero que se encarga de la salubridad del festival, el de limpieza, tampoco firmó ningún tipo de contrato para estos cuatro días. Han trabajado durante diez horas diarias y con falta de personal, puesto que eran unos pocos para todo el pabellón y las zonas exteriores, que tenían un horario más corto. Además, no había sustitutos, razón por la cual al menos los encargados del pabellón realizaban esa extensa jornada de trabajo. El festival acababa a las 6 de la madrugada y ellos empezaban por la mañana, recogiendo todos los restos y limpiando las diferentes zonas de baño que hay en todo el recinto.

Asimismo, en lo que respecta a la habitual práctica de los festivales de buscar voluntarios para que desarrollen ciertas tareas a cambio del abono o entrada correspondiente, en las redes sociales el Marearock aseguraba que no había voluntarios. Sin embargo, personal interno que ha estado trabajando en el festival sí que asegura que al menos los dos primeros días ha habido personas trabajando en calidad de voluntarias, al menos en la zona del parking, entrada al pabellón y la acampada. Según ha podido saber Alicante Plaza, tenían la directriz de aseverar que estaban como 'voluntarias' en el caso de que apareciera la Inspección de Trabajo, ya que estaban también sin contrato por la empresa Santuario. Con todo, y a diferencia de otros festivales de mayor renombre como el FIB, la zona de empleados de estos servicios sí estaban en una zona con sombra donde tenían comida y buenas instalaciones para asearse.

Por otra parte, el festival tenía que haber empezado el miércoles, pero se les requirieron algunos aspectos técnicos para solucionar en diferentes ámbitos. Finalmente, cuando ya estuvo todo preparado, durante la tarde sólo faltaba la firma desde Cultura del Ayuntamiento para que pudieran empezar los conciertos, pero al no conseguirla, hubo que esperar a la jornada del jueves para empezar con ellos. Asimismo, también ha habido quejas por la falta de aire acondicionado en el pabellón en el que estaba la acampada, a pesar de que la organización del Marearock los había contratado a IFA, estos no estuvieron funcionando hasta prácticamente la última jornada del festival, lo que generó el lógico malestar de los asistentes.

En cuanto al punto violeta del festival, organizado por varios colectivos feministas de la provincia y de Valencia para combatir posibles agresiones machistas, echaron en falta más implicación de la organización. Tuvieron que mantenerlo activo y trabajar con material propio, además de que tampoco estuvo visibilizado en el propio mapa del recinto.

Noticias relacionadas

next