X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

una oferta diferenciada del restaurante original

To-Bar apuesta por las tapas mediterráneas en su segundo local del centro de Alicante

24/03/2018 - 

ALICANTE. El nuevo local del restaurante de cocina tradicional alicantina To-Bar en el centro de Alicante ya es una realidad. Como avanzó Alicante Plaza, el negocio familiar surgido en Vistahermosa hace ocho años está en plena expansión, y a la 'casa de comidas' de la calle Campos Vasallo se acaba de sumar un nuevo establecimiento a poco metros, en la calle Poeta Quintana, donde los propietarios del restaurante han decidido dar un 'giro' a la carta. Al contrario que en el local original de Vistahermosa o el segundo restaurante abierto en el centro de Alicante, en este nuevo To-Bar no se ofrece un menú cerrado, sino una carta de tapas para elegir.

Obviamente, la materia prima y las raíces de la cocina son las mismas: productos claramente mediterráneos, tanto del mar como de la montaña, con el arroz y la fideúa como estrellas. Así, como sucede en otras latitudes, To-Bar ha convertido en tapas los tradicionales segundos platos de las comidas de domingo en Alicante. Al igual que en el resto de restaurantes (excepto la concesión en el Club Náutico de La Condomina), el ambiente es también reconocible: casas antiguas que conservan el encanto de la arquitectura tradicional alicantina, plantas bajas con patio, espacios amplios y decoración rústica.

La relación calidad-precio de este nuevo To-Bar se puede medir con la de los locales ya consolidados de la enseña. A precios muy asequibles, los comensales pueden degustar las propuestas más reconocibles de la cocina tradicional de la provincia: arroces, fideuás y gazpachos se complementan con platos tan reconocibles como la pericana de l'Alcoià, el tomate con salazones, la coca de mollitas, el embutido de Orihuela o el imprescindible pan de pueblo con tomate y alioli.

Desde que nació hace ocho años, la 'casa de comidas' To-Bar (como se denominan a sí mismos para reforzar su concepto de cocina) se ha caracterizado por recuperar la tradición gastronómica alicantina con un toque contemporáneo. El primer local abrió sus puertas en Villafranqueza en 2010, y cuatro años después la buena acogida del público llevó a la familia que regenta el negocio, los hermanos José Manuel, Antonio y Sergio Tovar, a abrir una segunda taberna en el centro de Alicante, en la calle Campos Vasallo. Junto a la concesión del Club Náutico, este último To-Bar especializado en tapas completa la oferta de un referente de la hostelería alicantina que se ha convertido en todo un clásico.

Noticias relacionadas

next