X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

antes del acuerdo con la portuguesa sonae

Sprinter incrementa un 20% las ventas y roza los 200 millones de facturación en 2016

23/12/2017 - 

ALICANTE. La cadena alicantina de tiendas de ropa deportiva Sprinter sigue creciendo a pasos agigantados. Mientras prepara su aterrizaje en Alicante, en el polígono de las Atalayas (donde está construyendo una plataforma logística en las antiguas naves de Altadis), la empresa fundada por las familias Bernad y Segarra incrementó el año pasado sus ventas más de un 20%, hasta rozar los 200 millones de facturación. Un dato que la sitúa como una de las principales firmas de la provincia en cuanto a volumen de negocio.

Así lo reflejan las cuentas anuales de 2016 (cerradas antes del acuerdo estratégico con la portuguesa Sonae, la pasada primavera) depositadas en el Registro Mercantil de Alicante. Sprinter facturó 199.776.264 euros, cerca de los 200 millones, una cantidad que supone más de un 20% más que en el ejercicio anterior, cuando los ingresos fueron de 164.128.137 euros. A superficie constante (es decir, si Sprinter no hubiera abierto nuevas tiendas), el incremento del volumen de negocio habría sido del 6%, según se destaca en la memoria que acompaña a las cuentas.

El incremento de las ventas y de la presencia física de la cadena impactó directamente en el resultado neto a final de año, que también se incrementó de forma notable. Si en 2015 la empresa con sede en Elche obtuvo un beneficio de casi ocho millones (7.913.136 euros), el pasado ejercicio el resultado después de impuestos se incrementó hasta los 9.359.756 euros, un 18% más. Según las cuentas anuales consultadas por Alicante Plaza, la cadena de tiendas de ropa deportiva da empleo directo a 1.850 personas, con mayoría de mujeres (más de un millar).

Como ha venido contando este diario, Sprinter alcanzó un acuerdo en marzo de este año con Sonae (propietaria de las tiendas Sport Zone) para una fusión que debe convertirlos en el segundo mayor grupo de distribución de ropa deportiva de la Península, tras Decathlon. El grupo resultante de la fusión tendrá un volumen de ventas estimado de 450 millones y con una red de casi 390 tiendas, 191 de ellos en España y otros 96 en Portugal. Soane tiene el 50% de la nueva sociedad, mientras que JD Sports mantiene un 30% y los fundadores de Sprinter el 20% restante. El acuerdo con la cadena lusa provocó que los dos hermanos Bernad salieran de la empresa que contribuyeron a fundar: su lugar en el consejo de JD Sprinter Holdings lo ocuparon Ángel y David Segarra Soria, tal como publicó este diario el pasado mes de mayo.

En cuanto a la superficie comercial de las tiendas de ropa y complementos deportivos, Sprinter alcanzó las 125 tiendas en 2017, mientras que al cierre del ejercicio 2016, al que se refieren las cuentas, el número de establecimientos era de 120 rótulos. Fue en 2015 cuando la cadena supero el centenar de tiendas, y en el último año ha estado preparando su mudanza de Elche al polígono de las Atalayas, en Alicante, donde ultima una nueva plataforma logística que le permita atender el crecimiento de las ventas en su red de tiendas.

Noticias relacionadas

next