X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

enfrentamiento en el gobierno de alicante

Otra brecha en el tripartito: Guanyar y Compromís aíslan al PSOE por los conserjes escolares

Los socios de Echávarri le dejan solo en la defensa del decreto que ajusta el horario de los funcionarios municipales a la jornada continua. El nuevo desencuentro se precipitó 24 horas después de la separación del edil de Medio Ambiente de la Junta de Gobierno   

21/01/2017 - 

ALICANTE. El tripartito de Alicante superó este viernes otra jornada sin tregua. El enfrentamiento larvado en las relaciones entre PSOE, Guanyar y Compromís se avivó esta vez a cuenta de la jornada laboral de los conserjes escolares en el transcurso de la reunión del Consejo Escolar Municipal con posiciones encontradas entre el partido del alcalde, Gabriel Echávarri, y sus socios de Guanyar y Compromís. El resumen: los dos grupos dejaron aislados al PSOE y se posicionaron junto a la mayoría del consejo en contra del criterio mantenido por el primer edil.

Por partes. El rifirrafe deriva del decreto emitido por Echávarri en septiembre por el que se ajustaba el horario de trabajo de los conserjes al nuevo horario de los profesores tras la implantación de la llamada jornada continua. Ese decreto establecía, en suma, que el horario de trabajo de los conserjes finalizaba a las 15:30 horas (en base al fin del nuevo horario lectivo que prevé la jornada continua), a partir del acuerdo que se había aprobado por mayoría previamente en la Junta de Personal del ayuntamiento.

La Conselleria de Educación se opuso ese decreto y emitió un informe en el que advertía de que la legislación establece que los ayuntamientos son competentes sobre la conservación, mantenimiento y vigilancia de los centros públicos durante el horario escolar (no el lectivo) que se extiende entre las 9:00 y las 17:00 horas. A partir de las conclusiones de ese informe, el departamento autonómico solicitó la anulación del decreto y dio el plazo de un mes para su retirada antes de presentar un contencioso para tratar de tumbarlo.

Echávarri defendió la plena vigencia de ese decreto en la reunión del Consejo Escolar Municipal, el 16 de enero. Y esa reunión dio paso a una segunda, esta vez de carácter extraordinario, celebrada este viernes. El alcalde, fuera de acta, acudió al consejo y volvió a mantener su posición para no dar pie a dos tipos de trabajadores públicos con distintos condiciones de conciliación. Pero la cita se cerró con una conclusión en sentido contrario, avalada por todos los miembros del consejo (savo por UGT y Concapa, que se abstuvieron): una petición de "paralización cautelar inmediata del decreto del ayuntamiento [...] por no ajustarse a la normativa legal y no garantizar la prestación de los servicios que loos centros escolares necesitan y la ciudadanía merece". 

El consejo escolar insta al alcalde a suspender el decreto que ajusta el horario de los conserjes a la jornada continua

Esa petición contó con el respaldo de la edil de Educación, María José Espuch (Compromís), y con el de la representante de Guanyar, la edil de Juventud, Marisol Moreno. Guanyar llegó incluso a emitir un comunicado específico para abundar en su planteamiento en el que se aseguraba que, de mantenerse el decreto, no quedaban garantizados los servicios a los centros docentes públicos y, en consecuencia, "el Ayuntamiento podría estar vulnerando los derechos de alumnos y docentes". Según ese comunicado, desde Guanyar se apuesta por "políticas que van, justo, en la dirección contraria, "que los centros escolares públicos sean rentables socialmente, impulsando la ampliación de personal y horarios para que los escolares puedan hacer un mayor uso de las instalaciones". 

La polarización de las posiciones se evidenció antes de que concluyese el consejo. El alcalde de Alicante, Gabriel Echávarri, aseguró una media hora antes de que finalizase la reunión que el horario continuo establecido por el Ayuntamiento para los conserjes de los colegios públicos con ese horario lectivo cuenta con "todas las garantías jurídicas de legalidad" por lo que el consistorio lo va a "defender hasta el final". Echávarri dijo que "los conserjes pueden hacer ese horario que se realiza en horario lectivo y no hasta el cierre y que se realiza en Sant Joan, en Sant Vicent, en Elche y también pueden hacerlo en Alicante sin ningún tipo de problemas". Es más, animó a la conselleria a impugnarlo en los juzgados "y un juez resolverá", apostilló.

¿En qué situación queda ahora el asunto? En principio, el decreto sigue vigente mientras se busca una fórmula que permita pagar más horas o contratar a más personal para cubrir todo el horario escolar, según apuntaron fuentes del tripartito.

Sea como fuere, lo cierto es que la nueva disputa se produjo justo un día después de que trascendiese la separación del concejal de Medio Ambiente, Víctor Domínguez, como miembro de la Junta de Gobierno. La decisión, que había sido comunicada por teléfono al propio concejal el pasado miércoles, se plasmó este viernes en un decreto de Alcaldía que le daba oficialidad. Ese decreto suscitó una dura respuesta del vicealcalde y líder de Guanyar, Miguel Ángel Pavón, en el que acusó a Echávarri de tomar decisiones de un modo "dictatorial"

El enfrentamiento por la recomposición de la Junta de Gobierno (por la que Guanyar pasa a tener tres representantes en lugar de cuatro, ya que tiene cinco concejales en lugar de seis desde la expulsión de Nerea Belmonte) coincide, en las últimas semanas, con la crisis por el nombramiento de los asesores de Fiestas y Comercio como directores generales. El alcalde manifestó este viernes que la propuesta de su incremento retributivo no se debatirá en el pleno del próximo jueves pero no descartó volver a plantearla en el futuro.   

Noticias relacionadas

ajuste del catálogo de protecciones sobre pino-ruaya 

El tripartito cede ante tres empresas propietarias y saca 470.000 metros de suelo de las bases del PGOU

Por |  - 

Urbanismo suspende la inclusión de suelo del sector de Pino Ruaya en el catálogo de protecciones, al no estar todavía considerado en el PGOU como urbanizable en el PGOU en vigor. El suelo se incorporará al catálogo cuando se acate la sentencia de 1992 que le reconoce esa condición. La corrección en el documento que este jueves se vota en pleno podría allanar el voto favorable de los ediles no adscritos  

next