X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Ortiz bloquea la subasta del Hércules

Foto: Juan Carlos Soler
24/07/2017 - 

ALICANTE. El Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) ha confirmado este lunes lo adelantado por Alicante Plaza hace una semana

No se convocará la subasta en la que estará en juego el control del Hércules mientras no se lleve a efecto la liquidación de Aligestión Integral, esto es, el banco del Consell y el resto de acreedores de la citada mercantil vean saldadas (parcialmente o en su totalidad) sus deudas. Y lo anterior no se produce porque Enrique Ortiz, a través de Ortiz e Hijos, bloquea la liquidación con un incidente en el que discute el importe de su crédito contra la citada sociedad en fase de liquidación.

El IVF, adjudicatario de la subasta de Aligestión Integral

El pasado mes de febrero el IVF desembolsó 3.750.000 euros para convertirse en adjudicatario de la subasta de bienes y derechos de Aligestión, haciéndose con la propiedad de estadio José Rico Pérez (valorado en 13.526.686,46 euros), el 15,07% del accionariado del Hércules (3.606.387 títulos de valor nominal de un euro que también eran propiedad de la mercantil), varios derechos de crédito a cuenta del alquiler del estadio y un crédito participativo en los que el Hércules es el deudor y cuyo importe global ascendía a 1.222.184,90 euros.  

Como acreedor de Aligestión que es (al ser esta mercantil es fiadora de la Fundación en la operación de aval de 18 millones de euros), el IVF ha de recuperar parte de esos 3.750.000 euros, aproximadamente unos 2,6 millones de euros.

Incidente de Ortiz e Hijos 

La razón por la que el banco del Consell no ha visto (en contra de lo que preveía abiertamente hace apenas dos semanas) satisfecha (parcialmente) su deuda por parte de Aligestión, responde a que la sociedad Ortiz e Hijos, discute ahora el importe de un crédito contra la masa y mientras no se clarifique dicha situación, no se puede llevar a efecto el pago a los acreedores.

Subasta del Hércules bloqueada

Así, como quiera que el IVF no solo no ha ingresado la suma que le corresponde como acreedor de Aligestión, tampoco sabe seguro a cuánto asciende exactamente la misma (depende del importe que se le reconozca o no a la sociedad de Enrique Ortiz), no puede descontar la cantidad de los 18 millones de euros a los que asciende el derecho de crédito que ostenta contra la Fundación y que desea subastar junto al citado 15,07% de los títulos del Hércules que cayeron en sus manos en marzo (después de que el juez tumbara los esfuerzos de los socios de Ortiz en Aligestión para evitar que el IVF se confirmara como ganador de la subasta en detrimento del constructor y su socio, Juan Carlos Ramírez).

El pliego de la subasta ha de recoger el importe exacto del derecho de crédito ("los que concurran a la subasta han de saber qué vale aquello por lo que pujan", defienden desde el banco del Consell) por lo que el IVF no puede avanzar convocándola, es decir, todo el procedimiento está bloqueado.

Dos semanas desde que se aprobó la subasta

Lo anterior pese a que este lunes se cumplían dos semanas desde que el Consejo General del IVF aprobó la subasta.

El banco del Consell fijó un precio de salida de 597.819,46 euros para las pujas y un plazo de presentación de ofertas de 15 días, a la espera de la convocatoria de la subasta que no se ha producido.

Silencio del administrador concursal de Aligestión

Desde Alicante Plaza hemos tratado estos días de obtener la versión del administrador concursal de Aligestión Integral, Miguel Hernández pero este ha declinado hacer declaraciones.

El IVF se reafirma en su proceder

En un comunicado, el banco del Consell aseguraba este lunes que "ha actuado en todo momento velando por los intereses de la Comunitat Valenciana y de los alicantinos con sujeción estricta a la legalidad, con el fin de dotar de plenas garantías jurídicas al proceso para garantizar la seguridad de las decisiones, algo que redundará en beneficio de los ciudadanos y de la entidad deportiva y los aficionados".

Noticias relacionadas

next