X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

segunda campaña de mediciones DESDE el colegio benalúa 

Medio Ambiente retoma el control de los graneles del Puerto con nuevas mediciones

24/06/2017 - 

ALICANTE. Segundo operativo de control en marcha. La Concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Alicante ha vuelto a activar una nueva campaña de vigilancia sobre las emisiones de partículas en el entorno del recinto portuario para tener un estudio de mayor profundidad sobre las consecuencias de la actividad de carga y descarga de graneles que se desarrolla en los muelles de Poniente del Puerto de Alicante. El programa de vigilancia consiste en la reactivación de los medidores instalados en el entorno del colegio público Benalúa el pasado mes de octubre. 

Esos equipos -en concreto, dos, ubicados en distintos emplazamientos del colegio- recogieron mediciones durante un periodo de solo dos meses (noviembre y diciembre) que se ha considerado insuficiente para poder contar con un examen fiable que permita determinar si existe contaminación por la propagación de materiales pulverulentos a la atmósfera. El primer estudio elaborado por el Instituto Universitario de Ingeniería y Procesos Químicos (UA) a partir de esas mediciones concluía que, en el periodo analizado, no se había apreciado índices de propagación que superasen los límites legales. Eso sí, apuntaba que, por las condiciones climatológicas de esos meses (con vientos en dirección al mar) y por la escasa actividad registrada en los muelles, no se podía tener una imagen precisa sobre su incidencia real. En esta línea, el estudio llegaba a recomendar que se retomasen los controles durante el periodo estival para poder tener una foto fidedigna de la situación.

Esta segunda campaña de controles se llevará a cabo durante los cuatro meses de verano, el periodo recomendado por el Instituto Universitario de Ingeniería y Procesos Químicos de la UA 

Ese es el objetivo de la campaña que se acaba de retomar: se amplía el periodo de control y se ejecuta en la época indicada para mejorar la eficacia de esa vigilancia. Así, las mediciones iniciadas este mes de junio se mantendrán durante julio, agosto y septiembre, de modo que entre octubre y noviembre se podría tener nuevos resultados derivados de ese segundo análisis.

El edil de Medio Ambiente, Víctor Domínguez (Guanyar), precisó a Alicante Plaza que las mediciones volverán a quedar a cargo del Instituto Universitario, el mismo que también supervisará las mediciones que debe poner en marcha la propia Autoridad Portuaria, como condicionante obligatorio impuesto por el Consell al concederle autorización ambiental de emisiones a la atmósfera, el pasado mes de noviembre. Ese estudio, de hecho, se desarrollará durante un plazo mayor, de un año. La Conselleria de Medio Ambiente considera que ese es el periodo adecuado para conocer los efectos reales de la actividad controlando los cuatro vientos durante al menos un ciclo de cuatro estaciones.

Por lo pronto, tanto el AMPA del CP Benalúa como los colectivos que representan a los residentes del entorno portuario vienen insistiendo de forma periódica en las molestias y el riesgo de contaminación que genera esa actividad. En los últimos meses, han alertado de varios episodios en los que se ha llegado a formar nubes de polvo durante la descarga de materiales que ha forzado al Puerto a ordenar la suspensión de la operativa al menos en dos ocasiones, tras constatar que se habían superado las condiciones de viento establecidas para su desarrollo. Además, la Autoridad Portuaria ha anunciado cambios en los protocolos de descarga de algunos materiales, como la sosa.

En los últimos quince días, además, la Concejalía de Urbanismo ha vuelto a requerir a las tres empresas dedicadas al movimiento de este tipo de materiales (ya lo hizo en pasado septiembre) para que presenten la petición de licencia municipal, tras considerar que no pueden obtenerla mediante la simple presentación de una declaración responsable (un trámite más sencillo que no conlleva exposición al  público para la presentación de alegaciones). El departamento municipal había dado un plazo de diez días hábiles para que las tres compañías presentasen esa petición de licencia con toda la documentación requerida. Hasta la fecha, no ha trascendido que hayan presentado esa solicitud.

Noticias relacionadas

next