X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 12 de diciembre y se habla de actiu ciudad de la luz benidorm maría jesús pinto Ikea

negociación sobre los presupuestos

Las horas en las que el tripartito de Alicante estuvo roto: Guanyar amagó con su salida

17/03/2017 - 

ALICANTE. El tripartito de Alicante sigue vivo. Maltrecho, tocado y renqueante. Pero continúa. PSOE, Guanyar y Compromís superaron este jueves la que podría considerarse su peor crisis en sus casi dos años de convivencia política. Desde que los tres alcanzaron un pacto para gobernar, en junio de 2015, ha habido muchas: desencuentros, votos en sentidos opuestos, ceses... Pero en ninguno de esos episodios la alianza se había llegado a dar por rota. Este jueves, por primera vez, lo estuvo al menos durante algunas horas.

La jornada de la disputa comenzó pronto, entre las 8:00 y las 9:00 horas. Guanyar había solicitado durante la tarde-noche del miércoles una reunión con el alcalde, el socialista Gabriel Echávarri, para manifestarle el malestar que se había instalado en parte del grupo municipal por el recorte que se habría aplicado en el presupuesto asignado a dos de sus concejalías: Acción Social y Cooperación. El objetivo de la cita era reclamar un compromiso por escrito de que se iba a mejorar la dotación económica de ambos departamentos. En caso contrario, Guanyar advertía de que podría replantearse su respaldo a los presupuestos

A ese encuentro le sucedió una segunda reunión, pasadas las 12:00 horas con la presencia de varios miembros del tripartito. Ni en la primera ni en la segunda hubo acuerdo: no habría más compromiso que la palabra dada, sin documento en el que quedase plasmado por escrito. En el desarrollo de las dos intentonas, la negociación y las conversaciones se tensaron. Según las fuentes consultadas, más de la cuenta. Tanto que hasta se planteó un ultimátum formal: Guanyar no sólo no garantizaba su respaldo al presupuesto, sino que daba por roto el acuerdo de gobierno sino había una rectificación.

El desencuentro quedó ostensivamente retratado en el acto convocado a las 13:00 horas por el que se iba a rendir reconocimiento al deportista Pedro Ferrándiz (a quien se acaba de dedicar una calle, la que hasta ahora llevaba el nombre del medallista olímpico Kiko Sánchez) en el salón azul del Ayuntamiento. En la agenda pública de los concejales facilitada por el gabinete de comunicación municipal se concretaba la presencia de dos concejales de Guanyar: Víctor Domínguez y Daniel Simón. Con todo, lo habitual es que en ese tipo de actos protocolarios acabe participando la mayoría de ediles de la corporación. Incluidos los concejales de los grupos de la oposición, PP y C's, que sí acudieron casi en pleno. Sin embargo, Domínguez y Simón no hicieron acto de presencia formal. Tampoco lo hizo nadie del mismo grupo político en su lugar. Todos, juntos, aguardaban una respuesta en otras dependencias municipales.

La tensión se relajó, los malentendidos se resolvieron y, al parecer, hubo un supuesto principio de acuerdo por el que el alcalde reiteraba su compromiso de dotar de más fondos a acción social 

Así se lo hizo ver, durante el vino de honor que se sirvió al término del acto, el propio Víctor Domínguez (portavoz adjunto de Guanyar) a la portavoz municipal del PSOE, Eva Montesinos. Ese contacto dio pie a una tercera reunión, ya pasadas las 14.30 horas, con la presencia del líder de Guanyar, Miguel Ángel Pavón, de Domínguez, de Montesinos, de Echávarri y del jefe de Gabinete de Alcaldía, Lalo Díez. También estuvo presente el portavoz del tripartito y líder de Compromís, Natxo Bellido

La tensión se relajó, los malentendidos se resolvieron y, al parecer, hubo un supuesto principio de acuerdo por el que el alcalde reiteraba su compromiso de mejorar la dotación económica de las áreas de Guanyar a través de una modificación de crédito en cuanto fuese posible. Según explicó el propio Pavón ya durante la tarde, ese compromiso debía expresarse en público durante el desarrollo del pleno, el próximo miércoles. El líder de Guanyar eludió referirse al proceso de negociación. Fuentes del grupo socialista eludieron confirmar la existencia de esa promesa al tratarse de una cuestión interna. Fuentes del tripartito llegaron a plantear la posibilidad de difundir un comunicado oficial. Esa nota pública no llegó a difundirse. Se convino que al menos Pavón iba a informar del acuerdo alcanzado. Y así fue.

La comisión de Hacienda está convocada a las 9:00 horas de este viernes. A priori, el tripartito debe votar unido el proyecto de presupuestos como ya ocurrió en Junta de Gobierno. La asamblea de Guanyar deberá pronunciarse en los próximos días.

Noticias relacionadas

next