X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

propuesta ajustada a las condiciones de la concejalía de urbanismo 

La promotora del hotel Alberola sacrifica el 'ático ilegal' preexistente para desarrollar el proyecto

18/01/2018 - 

ALICANTE. Balazs Company se ajusta a los parámetros marcados por la Concejalía de Urbanismo del Ayuntamiento de Alicante para poder desarrollar su proyecto hotelero en la conocida como Casa Alberola: un edificio protegido construido a finales del siglo XIX a partir del diseño del arquitecto José Guardiola, en la confluencia entre la calle Canalejas y el paseo de La Explanada.

Fuentes municipales precisaron a Alicante Plaza que, tras la concesión del certificado de compatibilidad urbanística -el documento por el que se daba alas a la transformación del inmueble en hotel- se había ratificado la prohibición de uso de la planta ático habilitada mediante la construcción de un forjado interior en la cubierta del edificio, que se ejecutó sin disponer de la preceptiva licencia hace cerca de una década. 

Ese forjado trataba de crear un nuevo espacio abuhardillado y comunicado con la cuarta planta. Como publicó este diario, según fuentes del departamento de Urbanismo, su construcción se desarrolló cuando se ejecutaron las obras de consolidación y reparación de fachada y cubierta exigidas por el departamento municipal de Conservación de Inmuebles a sus antiguos propietarios, después de que se registrase el desprendimiento de algunos tramos de cornisa. La existencia de esa infracción urbanística, entre otros factores, fue la que acabó provocando la renuncia de Thader World a promover un proyecto similar: la conversión del edificio en un hotel de 4 estrellas. No obstante, ese desestimiento permitió que Balazs recogiese el testigo e impulsase su propia propuesta con una impronta diferente, según la propia empresa.


Según las mismas fuentes, tras varias consultas técnicas, la concejalía emplazó a Balazs a presentar un proyecto en el que se prescindiese de dar uso a esa planta extra. Y, según la promotora, su propuesta -presentada este mismo miércoles- se ha ceñido a rajatabla a ese condicionante con el propósito obtener permiso para la rehabilitación del inmueble sin mayores demoras. La empresa, que cerró un contrato de arrendamiento por 25 años con los propietarios actuales del edificio (las familias Castelló y Vilanova), pretende llevar a cabo una inversión de 2,5 millones para transformar el inmueble en un hotel boutique de lujo de 46 habitaciones dobles y 14 suites, además de un gastrobar abierto a todo el público, no sólo reservado a clientes alojados en el hotel.

El proyecto trata de poner en valor la singularidad arquitectónica del edificio, situado en emplazamiento inmejorable con vistas al mar. De hecho, uno de sus principales atractivos es el torreón de estilo neoárabe que lo corona en el que se prevé habilitar la suite principal. Para ello, Balazs ha concertado los trabajos del estudio de arquitectos Alfaro-Manrique Office, con sedes en Madrid y Barcelona, especializado en la rehabilitación y el cambio de uso de edificios en el sector hotelero.

Entre tanto, Balazs mantiene abierta la negociación con hasta tres cadenas hoteleras internacionales de reconocido prestigio, entre las que figura Hilton, con el propósito de recabar su experiencia en la gestión del futuro establecimiento. La intención de la empresa es que el hotel pueda estar en funcionamiento en la próxima campaña de verano.

Noticias relacionadas

next