X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

control sobre la operativa en los muelles de poniente

La Policía Autonómica supervisa los graneles del Puerto tras otra autorización puntual del TSJ 

18/01/2018 - 

ALICANTE. La Policía Autonómica entra en escena en la operativa de los graneles del Puerto de Alicante. Agentes adscritos a la Generalitat se personaron este miércoles en los muelles de Poniente para supervisar el desarrollo de la actividad, tras la medida cautelarísima dictada por el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) el pasado 11 de enero en la que se autorizaba la descarga de mercancía agrícola frente a la orden de suspensión acordada por la Conselleria de Medio Ambiente desde el pasado 20 de diciembre. De hecho, la autorización concedida por el alto tribunal quedó ampliada este mismo miércoles a través de un nuevo auto en el que se extendía su eficacia hasta las 20 horas del próximo viernes.

Lo cierto es que, fuese por la actuación de los agentes o no, la actividad de carga y descarga de los dos buques autorizados para este miércoles (el SSI Pride, que transportaba caliza, y el Spanaco Rliabulity, con trigo) se suspendió a la hora límite prevista, según precisaron representantes de la Plataforma contra los graneles. Ese mismo colectivo denunció, en la noche del lunes, que durante esa jornada se había obviado ese horario fijado por el TSJ, lo que llevó a reiterar sus escritos de alegaciones y de denuncia ante el alto tribunal y ante la Policía Autonómica, para que velasen por el cumplimiento de las medidas acordadas. 

Fuentes de la Autoridad Portuaria alegaron al respecto que el día 15 se mantuvo la estiba autorizada más allá de las 20:00 horas ante la imposibilidad de suspender los trabajos no finalizados. En esta línea, apuntaron que paralizar la descarga hubiese conllevado que el material pulverulento permaneciese acopiado en montículos durante más tiempo. Además, añadieron que ese mismo lunes se accedió a la petición cursada por representantes vecinales y se autorizó su visita a los muelles 11, 13 y 17 para que comprobasen las medidas correctoras puestas en marcha en el recinto portuario y que pudiesen observar cómo se desarrollaba la operativa in situ.

El alto tribunal amplió este miércoles la autorización para la descarga de un último buque hasta el viernes 19

Como publicó este diario, la Conselleria de Medio Ambiente dictó la orden de suspensión de actividad hasta el próximo 2 de febrero tras constatar que la altura de los montículos del material acopiado superaba el límite fijado respecto a las pantallas destinadas a impedir su propagación al ambiente. El TSJ, a instancias de las peticiones cursadas por la Autoridad Portuaria, ha venido levantando esa suspensión de actividad en días puntuales en los que se había concertado la llegada de buques de carga con anterioridad. La Autoridad Portuaria planteó a Medio Ambiente la puesta en marcha de un sistema de control diario para que pudiese comprobar que la altura de los montículos no superaba el límite autorizado, mediante la remisión de un alzado fotográfico diario sobre esos acopios. Según las fuentes consultadas, el departamento autonómico todavía no habría dado por válido ese sistema de control.

Noticias relacionadas

next