X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

operativo de seguridad en horario nocturno durante los fines de semana

La lucha policial frente a los desmanes del ocio en el Casco Antiguo: 700 infracciones en un año

30/01/2018 - 

ALICANTE. Primer reflejo estadístico de alcance anual sobre el operativo especial de vigilancia puesto en marcha en el Casco Antiguo. A lo largo del último año, ese operativo policial (que, en realidad, se activó en septiembre de 2016) arroja un balance de más de 700 actas por infracción relacionadas con conductas incívicas como miccionar en la vía pública (105), denuncias por ruido en el exterior de los locales (26), incumplimientos respecto a los veladores (75) o por superación de los horarios de cierre (10).    

El dispositivo, que se activa en horario nocturno durante los fines de semana y vísperas de festivo, trata de velar por el cumplimiento de las ordenanzas municipales, controlar el cumplimiento de los horarios de actividad, atajar la venta y el consumo de alcohol a menores y prevenir problemas de inseguridad, según fuentes de la Concejalía de Seguridad que coordina el edil Fernando Marcos (PSOE). En ese operativo, participan un inspector, un oficial y ocho agentes de Policía Local que desempeñan su labor de vigilancia en dos tramos horarios diferenciados con sus particularidades: entre las 22:00 y las 3:00 horas y desde las 3:00 hasta las 4:30 horas. 

Según fuentes de Seguridad, en ese primer año completo de funcionamiento del dispositivo, también se han registrado 20 detenciones por robo, agresión o amenazas, además del levantamiento de actas por otros 65 episodios de robo, actos vandálicos o agresiones y de 30 por consumo de estupefacientes.

Las estadísticas a cierre de 2017 recopiladas ahora trascienden en pleno debate sobre la nueva regulación para la implantación de locales de ocio en el Centro Tradicional y Casco Antiguo, en discusión por parte de todos los grupos políticos con representación municipal. Esa negociación coincide también con otra campaña reivindicativa de los residentes de ambos barrios, que insisten en reclamar soluciones que preserven su derecho al descanso frente a los problemas de ruido, al considerar que las medidas que se han puesto en marcha hasta ahora no han servido para atajarlo. 

Entre las acciones de esa campaña se incluye, incluso, la presentación de un contencioso por vulneración de los derechos fundamentales para tratar de forzar al Ayuntamiento a declarar las calles del Centro como Zona Acústica Saturada (ZAS). E igualmente, coincide con la elaboración de los planes de ordenación de veladores de puntos como la Plaza de Gabriel Miró o Castaños y adyacentes. De hecho, la Concejalía de Urbanismo prevé presentar a los vecinos la reelaboración del plan de ordenación previsto para la plaza de Miró, después de que se retirase la propuesta planteada por el portavoz municipal de Guanyar, Miguel Ángel Pavón, durante su etapa al frente de la concejalía.

Noticias relacionadas

next