X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

licita el proyecto para convertirla en un coworking

La Generalitat creará una subsede del Distrito Digital en la terminal de cruceros de Alicante

11/03/2018 - 

ALICANTE. El Distrito Digital que la Generalitat promueve en Alicante no se quedará encerrado en el recinto de los antiguos estudios de cine de Ciudad de la Luz. Si bien el Consell quiere aprovechar las instalaciones, que ya no pueden dedicarse a su uso original, para que sirvan de base a esta apuesta por las empresas tecnológicas (y también como sede de la futura delegación de À Punt en la provincia), lo cierto es que la idea es que el Distrito Digital se extienda por toda la capital alicantina, con espacios allí donde interese a las empresas extranjeras que se implanten.

Por este motivo, y tal como adelantó en su momento Alicante Plaza, la Sociedad Proyectos Temáticos de la Comunitat Valenciana (SPTCV), que articula la configuración de este proyecto, viene peinando el mercado de oficinas desde hace tiempo para incrementar la oferta de espacios a disposición de dichas empresas. Pero no solo eso: según ha podido saber este periódico, la intención de la Generalitat es incorporar el puerto de Alicante a la cartera de emplazamientos disponibles, y para ello estudia reconvertir una parte de la estación marítima del muelle 14 (la terminal de cruceros) en un coworking tecnológico.

Para ello, Proyectos Temáticos ha convocado un concurso para elaborar el proyecto técnico del futuro coworking del Distrito Digital en el puerto. La idea es utilizar la planta baja del edificio terminal, que consta de dos alturas pero del que solo se utiliza la superior, para asentar allí a algunas de las empresas que se sumen al proyecto. Como ha contado este diario, más que un espacio físico, el Distrito Digital es una apuesta por la captación de empresas de base tecnológica, extranjeras y nacionales, que incluye también incentivos de hasta 40.000 euros para el primer año de implantación.

Algunas de estas firmas, así, podrían situarse en la misma fachada marítima de la capital alicantina, para lo que Proyectos Temáticos va a acometer el acondicionamiento de la planta baja de la estación marítima. Según el pliego del proyecto, cuya adjudicación a un estudio de arquitectura acaba de salir a licitación, en este espacio "se establecerán distintas empresas relacionadas con el mercado digital e informático que aprovecharán este espacio común para desarrollar su actividad". El documento señala que en la planta baja de la terminal de cruceros "encontramos un gran espacio cerrado sin usar dotado de instalaciones eléctricas, climatización y otras en una distribución que será necesario adaptar para el nuevo proyecto".

La superficie de actuación cuenta con 2.660 metros cuadrados, y la idea de Proyectos Temáticos es que este espacio se dote de zonas de coworking flexibles, salas de reuniones de distintos tamaños, una sala audiovisual para presentaciones, aulas de formación, oficinas modulares con mamparas trasladables, oficinas fijas, un laboratorio de imagen de al menos 250 metros cuadrados, recepción, aseos y almacenes. Si bien por el momento lo que ha salido a concurso es la asistencia técnica al proyecto, la Generalitat tiene previsto invertir hasta 550.000 euros en las obras.

Oficinas en centros de negocios

Por otro lado, tal como desveló este diario la pasada semana, Alicante cuenta ya con la primera empresa que puede considerarse parte de ese Distrito Digital: Fun Academy Spain SL, una filial de la empresa finesa especializada en la elaboración de materiales didácticos innovadores para las escuelas. La firma, un 'spin-off' de la empresa digital Rovio, surgió al calor del éxito del videojuego Angry Birds, y desde hace más de un año contaba con un equipo en Alicante, en el coworking de ULab. Hace unas semanas, la compañía decidió crear una filial en España, que ha establecido su sede social en la avenida de Maisonnave. El equipo de Fun Academy, por su parte, ha dejado ULab para abrir una oficina propia y así poder seguir creciendo.

La fórmula de los centros de negocios o coworkings (que es precisamente la que la Generalitat quiere replicar en la terminal de cruceros), escogida por la multinacional para introducirse en Alicante antes de abrir su propia oficina, también se contempla en la estrategia del Consell. La idea es ofrecer espacios a las empresas allí donde les interese, al margen de la 'base' de Ciudad de la Luz. Así, Proyectos Temáticos ya tiene en cartera varios centros de negocios de la capital alicantina para poder ofrecer instalaciones en estos edificios, llegado el caso, a los futuros inquilinos del Distrito Digital.

Noticias relacionadas

next