X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Foro alicante plaza

La débil unión del sector turístico de la Costa Blanca como eje de presión a la administración pública

12/02/2017 - 

ALICANTE. Numerosos empresarios y agentes del sector turístico de la Costa Blanca se dieron cita esta semana en una nueva edición de los Desayunos de Alicante Plaza, con el patrocinio de la consultora Improven, en este caso, para abordar las cifras esperanzadoras de la última temporada. ¿Es un crecimiento real? ¿Cuáles son los problemas a los que se enfrenta el motor económico de la Comunitat Valenciana? Estas y otras cuestiones se debatieron en la jornada, donde la mayoría de sus invitados estuvieron de acuerdo en una premisa: falta unión entre todos para ejercer presión en la administración pública.

Esta tesis la abanderó y sacó en primer lugar el director de la Cátedra de Turismo Pedro Zaragoza, Tomás Mazón. "Echo de menos que haya un grupo de presión del sector, en el que haya más representación que sólo los hoteleros. El turismo nos afecta a todos, incluso a mí porque no tendría tantos alumnos", explicó Mazón. Lo que quedó patente es la satisfacción de los empresarios en cuanto a su inversión en sus instalaciones, no así la parte que tiene que cumplir los entes públicos.

Cristina Rodes: "No hacemos ninguna presión porque cada uno mira para sí mismo y vende su ombligo"

A esto se sumó Cristina Rodes, directora del hotel AC Alicante y presidenta de la Asociación Provincial de Hoteles de Alicante (APHA). Rodes señaló lo bien que pueden estar unas instalaciones como las de los alojamientos, pero que todo se vaya al traste con la mala imagen se la dé la ciudad por el estado en el que se pueda encontrar. "No hacemos ninguna presión porque cada uno mira para sí mismo y vende su ombligo. Es lo primero que hay que hacerse mirar para ser más competitivos. Tenemos que saber cómo hay que venderlo para que lo podamos vender", dijo Rodes.

En este sentido también se pronunció Josep Vicent Mascarell, director RSC e Innovación de Baleària. "Primero hay que hacer que la ciudad sea buena para vivir, para que después sea buena para visitar", comentó Vicent Mascarell, quien además indicó que si ellos aportan un 14% a la Comunitat Valenciana, son responsables de ese porcentaje, no del todo. Ante esto, dijo que "tu cliente no es tuyo, es del destino. Puedo ir al mejor hotel del mundo, pero un perro me mea en la calle y no vuelvo a ese destino. Yo tengo mis deberes y mis derechos", en referencia al papel de las instituciones públicas. 

Además, Miguel Ángel Martínez, director Comercial Hoteles Servigroup, reivindicó que la Generalitat apostara más por el sector, "aportamos un 14% pero no recibimos ese porcentaje", refiriéndose a que obtienen una cifra más reducida.

Los datos son importantes, pero no tanto los de ocupación. O así lo cree Miguel Ángel Martínez, quien indicó que "por encima está la rentabilidad, la imagen... Si seguimos hablando de ocupación, es que no hemos entendido nada. Esto nos está haciendo mucho daño", explicó Martínez.

Masificación: posiciones encontradas

Es hablar de masificación de los grandes destinos, y las opiniones se disparan. El primero en abrir la veda fue Enrique Mas Cassel, director general hotel SH Villa Gadea. Éste puso el ejemplo de Palma en temporada alta. "¿Cómo solucionamos esto? O hacemos como Donald Trump y prohibimos el paso de cierta gente, o subimos los precios", comentó.  

Por su parte, el director del Aeropuerto de Alicante-Elche, Santiago Martinez-Cava, recordó que cuando se inauguró la terminal de las isla, él estaba allí y le dijeron lo mismo que en el de Alicante "Es muy grande, os habéis pasado. Y ahora se va a ampliar", recalcó. Además, ve como un "problema" la gran afluencia de gente porque puede hacer que haya turistas que no les guste y opten por buscar otros destinos.

Mas: "¿Cómo solucionamos esto? O hacemos como Donald Trump y prohibimos el paso de cierta gente, o subimos los precios"

Pero la masificación tiene sus adeptos, entre ellos, Tomás Mazón, quien aseguró que durante los años de la cátedra han realizado unas 4.000 entrevistas a turistas de Benidorm, una de las ciudades cuya imagen va ligada a este concepto: "os aseguro que el grado de satisfacción de los visitantes es grande", señaló. "Ojalá siga viniendo toda esa gente", apostilló Mazón.

Y de fidelizar al turista habló el gerente de Improven, Fernando Llano. "Lo tenéis más fácil que otros sectores, tenéis el DNI de cada uno de los clientes, hay una oportunidad por explotar ahí: hacer al cliente fiel con nombres y apellidos". En este sentido también se manifestó Alberto Gaforio, director general de Terra Natura Benidorm. Desde un primer momento quiso destacar una de las necesidades del mundo empresarial en este sector: usar las redes sociales y otras plataformas web para saber qué es lo que quiere el cliente, y así mejorar en la experiencia de éste. Análisis del turista para "optimizar los recursos promocionales para llegar a nuestro target de demanda. Tenemos mucho margen de recorrido en la colaboración público privada, y privada", resaltó Gaforio.

Apartamentos "alegales", el gran debate sin debate

Si hay algo en lo que están todos de acuerdo es en que lo que más les está afectando es la oferta "alegal" de los apartamentos privados que se ofrecen como turísticos. Una práctica que ha existido desde siempre, pero que se ha visto agravada en los últimos años con la proliferación de portales web donde aglutinan todos los alojamientos en cuestión. 

Miguel ángel Martínez: "Me siento insultado cuando alguien de la administración habla de economía colaborativa"

La comparación entre ambos "bandos" hacía referencia al trato de la administración pública. En este caso, Cristina Rodes recalcó que ellos tienen diversas inspecciones semanales, mientras que los apartamentos están publicitados en la red. En la misma línea iba Gaforio, quien manifestó que lo que preocupa "no es que tengan muebles de Ikea en los apartamentos, lo que sí es preocupante es que estemos compitiendo con productos ilegales en condiciones completamente diferentes".

Más contundente fue Miguel Ángel Martínez, de Servigroup, quien sentenció con: "Me siento insultado cuando alguien de la administración habla de economía colaborativa". Como anécdota, Juan Manuel Gascón, Country Manager de Firefly y Dollar Thrifty, recordó que "llevan años en esa batalla, que ya sabemos que está perdida con Uber, BlaBlaCar, etc. Por eso estamos cambiando el modelo de negocio", remarcó Gascón. 

Josep Vicent Mascarell volvió a la carga resaltando que "no pagan Seguridad Social, impuestos, y por lo tanto, no contribuyen al destino". A lo que Gascón le replicó si creía que eso lo notaba el turista. "El cliente puede hacer lo que le dé la gana. Es la administración la que tiene que hacer por que no exista", zanjó contundente.

Al final, llegaron a la conclusión de que era una "batalla perdida" que habría que ganar compitiendo y siendo mejores que ellos.  

Vender experiencias como reto

Sergio Gordillo, Socio Director Improven, lanzó una pregunta para quien la quisiera coger: "¿El empresario piensa en el cliente o en sí mismo? Es decir, ¿tengo que saturar mis instalaciones y no dar opciones más allá, o al contrario y dar soluciones al cliente?" En este caso, Gaforio indicó que lo primero es pensar en el cliente, pero no es excluyente en querer potenciar la vinculación con su propia empresa. 

Ante esto, el director Viajes Transvia Alicante, Santiago González, advirtió que queda mucho por hacer en este sentido ya que "falta dotar a la Costa Blanca de servicios extra, que sean lúdicos para el visitante". Puso el ejemplo de las agencias de viajes, donde lo que se vende es un destino, es una experiencia en concreto. "La gente se está dando cuenta de que es mejor comprar a través de ellas, por el mismo precio, tienen un valor añadido porque venden experiencia y asesoran. Por ello, necesitamos que haya algo más que un destino, que por ejemplo, vayas a la playa y haya espacios lúdicos". 

Lo mismo opinó, John Galiana, director Comercial del grupo Hoteles Poseidon, quien bajo su perspectiva de haber recorrido varios países en ferias y congresos destacó la competencia a nivel internacional de un destino como Costa Blanca. Galiana recalcó que en estos momentos se cubren las "necesidades básicas", como el transporte, la seguridad, la calidad de vida en la que entra la gastronomía, las playas o el clima. No obstante, remarcó que no se suplen las "necesidades variables", como es el caso de las actividades de ocio.

Los vientos de cola

El buen momento por el que está pasando el turismo en la Costa Blanca, trae aparejado una duda: ¿Se debe a las consecuencias de la inseguridad en otros destinos, o en otros factores como la caída del precio del combustible? 

En materia de competitividad están seguros de que la Costa Blanca no tiene nada que envidiar: "Parece que no nos lo creemos porque o somos lloricas o no sé…" comentó José Luís Muñoz, director ejecutivo de hoteles RH. Cristina Rodes reconoció que habían sido años complicados, pero que últimamente la economía ha mejorado y el precio de la zona es más bajo que el de la media nacional, si se compara con ciudades con características similares a Alicante, por ejemplo. "Lo que hay que hacer es que los que vengan, sigan viniendo", comentó Rodes.

Martínez-Cava (Aeropuerto Alicante-Elche) reincidió en lo que había dicho la mayoría de la mesa, hay una parte de prestado, "que no creo que sea muy alta". Gaforio (Terra Natura) indicó que "el turismo de prestado" estaría en torno al 9% del total. "Pero tenemos que seguir creyendo en nosotros mismos, y pensar que volverán", comentó Gaforio.

Confiar en lo que están haciendo fue lo que más se escuchó durante las intervenciones. En el caso de Miguel Ángel Martínez (Servigroup) puso de ejemplo Benidorm, del que reconoció que la gente va porque están dando "un buen servicio a un precio ínfimo". Gascón, quien también es miembro del comité de Dirección de Hertz España, señaló que "Alicante es un destino low cost por excelencia. De entre todas las marcas que tenemos, la que más funciona es la que va ligada a este tipo de turista".

Ante este crecimiento que ha experimentado la llegada de turistas a la Costa Blanca, la mayoría reconoció que no es momento para hacer grandes inversiones, sino para consolidar lo que ya tienen. Rodes, por ejemplo, manifestó que lo ideal sería que donde hay crecimiento, se gane en rentabilidad.

Por último, reseñaron que si el sector hotelero ha conseguido capear el temporal, es por que, según dijo José Luis Muñoz (RH) es un sector pensado en el largo plazo, "cuando haces una inversión de 15 o 20 años lo haces pensando en que en ese tiempo habrá ciclos".

Noticias relacionadas

next