X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Hacienda se mantiene inflexible con el Hércules

Foto: Pepe Olivares
13/06/2017 - 

ALICANTE. La Agencia Tributaria rechaza la propuesta de pago de Juan Carlos Ramírez e insiste en lo que viene exigiendo desde el mes de marzo: el pago de 4,3 millones de euros o un aval bancario por ese importe para firmar un nuevo acuerdo de aplazamiento.

Aunque este martes hubo cierta confusión y por un momento pareció que Hacienda aceptaba los términos de la misma y solo ponía pegas a la forma de pago planteada por el Hércules para los 6,9 millones de euros que le reclama la Comisión Europea, la realidad es que se mantiene invariable en su postura (algo que ha conocido el club tras ponerse en contacto con Hacienda).

La oferta de Ramírez

En su propuesta, formulada el pasado 25 de mayo, Juan Carlos Ramírez planteaba el pago inmediato de dos millones de euros, casi la mitad de la deuda, mientras que se ofrecían garantías reales (pendientes de concretarse) para respaldar el pago fraccionado de la otra mitad. Además, proponía el pago de los citados 6,9 millones de euros de manera fraccionada y siempre condicionada  a que el equipo milite en el fútbol profesional.

Garantías reales y pago fraccionado de la decisión de recuperación

Si las garantías que ofrecía (bienes inmuebles de naturaleza urbana que, por cierto, no habían sido identificados) no se ajustaban a lo que el fisco exige (aval bancario a primer requerimiento), la posibilidad de que la Agencia Tributaria aceptase el pago aplazado de la suma que reclama la Comisión Europea se antojaba todavía más difícil y es que, como venimos contando en Alicante Plaza, el pago de los créditos contra la masa y las cantidades que se corresponden con decisiones de recuperación son inaplazables de acuerdo con la Ley General Tributaria. Además, la política de recuperación de la Comisión rechaza que el pago de un decisión de recuperación se pueda aplazar: se exige el abono inmediato y efectivo o en su defecto la liquidación del obligado. 

Se da la circunstancia de que la Agencia Tributaria ya trasladó a este medio que el problema del Hércules era la deuda que reclama la Comisión Europea

Procedimiento de medidas provisionales

El Hércules interpuso ante el Tribunal General de la Unión Europea (TGUE) un recurso de nulidad contra la decisión de recuperación por la que se le reclama dicha suma, al tiempo que solicitó la suspensión cautelar de la obligación de pago. 

Precisamente, se espera para estos días un pronunciamiento del TGUE sobre el procedimiento de medidas provisionales.

next