X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

rebaja de los condicionantes 

Guanyar y Compromís claman contra los nuevos planes del centro de Alicante: flexibilizan la apertura de pubs

11/08/2018 - 

ALICANTE. Finalmente, el PP ha logrado el respaldo de PSOE y Ciudadanos para sacar los cambios en los planes especiales del casco antiguo y centro tradicional de Alicante, lo que supone tener una nueva normativa sobre las solicitudes de nuevas aperturas en estas dos zonas, especialmente, los locales de ocio, algo que tanta polvareda levanta entre los empresarios y los vecinos de estos barrios. Sin embargo, Guanyar y Compromís han sido muy críticos con el documento aprobado, aunque por razones diferentes.

Así, la coalición Guanyar Alacant -cuyo líder, Miguel Ángel Pavón elaboró la última normativa vigente en 2016- considera que las modificaciones aprobadas por la Comisión de Urbanismo del Ayuntamiento de Alicante, sobre los planes parciales de Casco Histórico y Centro Tradicional, "distan mucho" de los proyectos que puso en marcha en 2016 su portavoz, Miguel Ángel Pavón, cuando ocupaba la Concejalía.

 La edil Julia Angulo ha recalcado que el objetivo de Pavón era "hacer posible la convivencia vecinal con el ocio". Por ello, ha considerado que el documento que "vergonzosamente" han aprobado PP, PSPV y Ciudadanos "no resolverá la grave saturación de pubs, discotecas y locales ruidosos generada en el centro de la ciudad".

A su juicio, "han desnaturalizado por completo la propuesta que los técnicos de Urbanismo hicieron en 2016 y, para ello, el PP no ha tenido ningún escrúpulo destituyendo de manera fulminante al jefe de Servicios Jurídicos de Planeamiento".

Angulo ha criticado que el documento que irá a pleno "legitima los intereses económicos de los hosteleros por encima del bienestar de los propios residentes". "Estamos ante la presencia de un 'lobby' empresarial que, apoyándose en PP, PSOE y Cs, determina que las situación sea la que es. Desde Guanyar Alacant, denunciamos los intereses comunes del PSOE, por exigencias directas de algún militante sobresaliente, PP y Cs, que juntos abandonan a los vecinos desoyendo sus quejas y desatendiendo irresponsablemente el deber del Ayuntamiento de garantizar el descanso y la tranquilidad a una zona residencial de su propio municipio", ha expuesto.

Compromís, por su parte, se ha vanagloriado de que su alegación ha sido recogida, pues obliga a todos los solicitantes de nuevas aperturas a disponer de un informe que avale la buena salud del edificio. El portavoz de la coalición, Natxo Bellido, ha opinado que al PP le ha faltado "valentía" para aplicar una medida "vital" y que ha identificado con "la densidad, una cuestión que favorecería que no se pudieran poner locales que al final están generando molestias".

"Creemos que se queda corta y por eso tenemos que vota en contra, porque entendemos que no a satisfacer aquéllo que se estaba pidiendo: mejorar la convivencia y posibilitar una pluralidad de usos comerciales para que no se incida en un monocultivo de locales de ocio", ha incidido.

Y es que como ha publicado Alicante Plaza, la gran novedad entre el plan vigente y el nuevo es la densidad de los locales autorizados en cada uno de los planes. Así, mientras que en el anterior plan (la primera iniciativa del tripartito de izquierdas, de agosto de 2016) se contemplaban un máximo de tres establecimientos en un radio de 70 metros; ahora no hay límite de número de locales, sino de distancia, que se rebaja a 50 metros de radio. Y, ¿cómo se calcula ese radio? La puerta del local será el centro de ese círculo que tendrá 50 metros de radio. Esa la distancia que marca el límite entre locales dedicados a una misma actividad.

Donde han coincidido los tres partidos de izquierdas, es decir, PSPV, Guanyar y Compromís en las críticas al PP en la convocatoria de pleno, previsto para el lunes 13 de agosto a las 111:30 horas. Los tres grupos habían solicitado al alcalde de Alicante, el popular Luis Barcala, que pospusiera la sesión al martes para que todos los regidores que están de vacaciones pudieran asistir. Finalmente, el PP no ha cedido y los planes se aprobarán el lunes.


Noticias relacionadas

next