X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

crisis en el tripartito de alicante

Guanyar fija posiciones: otro socialista para suplir a Echávarri sin cambio de concejalías 

3/10/2017 - 

ALICANTE. Guanyar sienta sus bases para afrontar la crisis de gobernabilidad en Alicante, más allá de la simple exigencia de dimisión del alcalde, aprobada por su dirección política el viernes. Sus cinco ediles confirmaron este lunes que renunciarían a sus competencias y darían por roto el acuerdo de gobierno por el que se conformó el actual tripartito, en el caso de que Gabriel Echávarri (PSOE) decidiese mantenerse en el cargo tras el colofón a una larga lista de agravios y desatinos que para Guanyar supone su imputación por el presunto fraccionamiento de contratos del llamado caso Comercio. Pero, además, la agrupación electoral que lidera EU desveló cuáles son sus condiciones para afrontar una posible reedición de ese pacto, siempre que Echávarri dejase de formar parte de él.

Fuentes consultadas, al margen del comunicado oficial al que la formación se ciñe, precisaron que, en ese nuevo escenario, Guanyar estaría dispuesto a aceptar un nuevo alcalde surgido de las filas socialistas, en la misma línea que ya ha manifestado Compromís. Se trataría de mantener los términos del acuerdo que se alcanzó tras las municipales de 2015: la Alcaldía para el PSOE al ser la fuerza más votada de las tres que constituyen el tripartito, aunque con los mismos concejales obtenidos por Guanyar (6) y a sólo 2.370 papeletas de diferencia. El nombre de ese hipotético sustituto de Echávarri deberían acordarlo entre los seis concejales socialistas, sin injerencias. 

Ahora bien, según las mismas fuentes, el respeto al pacto debería ser en su integridad, sin que se acordase un nuevo reparto de competencias entre los tres grupos políticos. Es decir, Guanyar conservaría Urbanismo, Limpieza, Acción Social y Cultura, además de Medio Ambiente, Cooperación, Juventud y Protección Animal. Si en la operación para elegir nuevo alcalde se tratase de acordar una nueva configuración de áreas, según Guanyar, se estaría abriendo un nuevo proceso de negociación desde cero. Y ahí Guanyar se dispondría a postular un candidato propio para la Alcaldía. En ese caso, se da por hecho que debería ser su portavoz municipal, Miguel Ángel Pavón.

La postura de Guanyar conllevaría el descarte de cualquier posible intento de relevo de Pavón al frente del departamento de Urbanismo, como el que se había filtrado intencionadamente el pasado jueves antes del pleno más tenso y complicado que ha vivido el tripartito desde su llegada al poder. Además, también bloquearía cualquier otro plan alternativo que se pudiese llegar a plantear en el que se tratase de conceder la Alcaldía a un hipotético candidato de consenso.

Comisión de seguimiento del pacto

En principio, ese es el planteamiento que Guanyar pretende trasladar a la reunión de la comisión de seguimiento del pacto de gobierno que, al menos hasta primera hora de la tarde del lunes, estaba convocada para este martes. No obstante, nada lleva a pensar que el PSOE vaya a cambiar de posición respecto a la renuncia de Echávarri. Como él mismo confirmó este lunes, su objetivo es agotar el mandato y, si es necesario, lo hará sólo con los seis concejales socialistas. "Sin ninguna duda, si el partido socialista, por razones ajenas a su voluntad, se queda solo en el Gobierno, continuamos. Que no lo dude nadie", dijo. "El partido socialista y el alcalde va a continuar, no hablo por los demás; vamos a continuar porque tenemos una responsabilidad de cuatro años para cambiar esta ciudad y la calidad de vida de la gente y el PP [autor de la denuncia que ha motivado la apertura de diligencias contra él y su citación para declarar como imputado este viernes] lo que busca es que no continuemos y asaltar cuanto antes la Alcaldía", ha advertido.

Por ello, apuntó que el grupo municipal socialista "estará hasta el final" y sostuvo que el PSPV, con Ximo Puig al frente, está "sin fisuras con el alcalde" porque es conocedor de que se trata de una denuncia del PP "absolutamente infundada". "Los socialistas hemos vivido ya mucho tiempo esto: Sandra Gómez, vicealcaldesa de València tiene dos; el exalcalde Ángel Luna tuvo dos, cuando era síndic. Los socialistas hemos vivido con mucha persecución en los juzgados del PP, no nos pilla de nuevas", ha relatado.

A ello se añade todavía una segunda cuestión por disipar: el voto número 15 que les daría mayoría absoluta. Las tres fuerzas progresistas no tendrían garantizada la elección del hipotético relevo de Echávarri al sumar sólo 14 concejales desde la expulsión de la edil Nerea Belmonte (Guanyar). Seguirían necesitando el voto de alguno de los dos ediles no adscritos, Nerea Belmonte o Fernando Sepulcre, o de los representantes de Ciudadanos (Cs), que sí apoyaron la investidura de Echávarri y la toma de posesión del tripartito en 2015 como muestra de confianza y expresión de su apuesta por el cambio tras 20 años de gobierno del PP, pese a que sus entonces seis votos no resultaban necesarios.

Hasta el momento, ninguno de los tres posibles apoyos está ni mucho menos garantizado y, se da por hecho que, en los tres casos se plantearían condiciones que podrían complicar cualquier posible entendimiento. Al menos, de los tres socios al unísono. Ya se conocen, como mínimo, los requisitos de Belmonte: no apoyará un gobierno en el que Pavón esté como concejal de Urbanismo. Y aún menos como alcalde. El grupo municipal de Cs, por su parte, aboga por la prudencia sin despejar sus posibles movimientos. 

Noticias relacionadas

next