X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

regulación de actividades hosteleras con ambientación musical

El PSOE 'pincha' con la oposición para acotar los pubs del Centro: le instan a concretar un plan    

22/12/2017 - 

ALICANTE. Primero fue el plante de los vecinos. Y ahora también el de los grupos políticos de la oposición. El equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Alicante, compuesto ahora por el PSOE en solitario, constató este jueves que no lo va a tener fácil para reunir el mínimo de 15 votos que resultan necesarios para poner en marcha una nueva regulación que acote la instalación de negocios con ambientación musical en el Centro Tradicional y Casco Antiguo. La edil de Urbanismo, la socialista Eva Montesinos, mantuvo encuentros por separado con los representantes de PP, Guanyar, Ciudadanos y Compromís para invitarles a presentar aportaciones a esa regulación con el propósito de llegar a un acuerdo estable que compatibilice la actividad hostelera con el descanso vecinal. Pero obtuvo la misma respuesta por parte de todos: ya formularon sus sugerencias en forma de alegaciones cuando el documento salió a exposición al público, por lo que las cuatro formaciones le instaron a redactar una propuesta concreta sobre la que poder posicionarse.

Los ediles de los cuatro grupos opositores que participaron en esos encuentros coincidieron en mostrar su sorpresa cuando la edil de Urbanismo y sus asesores les puntualizaron que el documento que se les había remitido, hace dos semanas, era precisamente un compendio de todas las alegaciones y no una propuesta cerrada del equipo de Gobierno sobre la que tenían que posicionarse. Todo, pese a que sí se llegó a trasladar el contenido de ese documento a los medios a través de un comunicado oficial. "No entendemos el objeto de la reunión, lo que quieren es que nosotros les hagamos el trabajo, cuando son ellos los que gobiernan y los que tienen que presentar una propuesta de acuerdo", señalaron fuentes del PP. "Les hemos insistido, además, en que no tiene sentido que se apliquen esos cambios sólo en dos barrios y que lo conveniente sería que se enfoque el problema de modo global, para toda la ciudad", apuntaron representantes de Cs. "Cualquier propuesta de regulación sobre ese tema debe conllevar también cambios en la ordenanza de Ocupación de Vía Pública", subrayaron tanto ediles de Cs como de Compromís.

La edil de Urbanismo se comprometió a volver a convocarles en enero para presentar una propuesta de acuerdo que genere consenso      

Así, la ronda de contactos se saldó con un único avance: Montesinos se comprometió a volver a convocarles en enero para presentarles un documento concreto, a partir de la propuesta formulada por los técnicos municipales para modificar los Planes Especiales de ambos barrios. Como publicó Alicante Plaza, en esa regulación, se promovía la declaración de una nueva Zona Saturada en el Centro Tradicional y de la reconfiguración de la ya existente en el Casco Antiguo, a partir de dos criterios complementarios que debían tenerse en cuenta a la hora de autorizar la instalación de más actividades hosteleras susceptibles de generar molestias por ruido. El primero era la densidad, y el segundo, la distancia mínima. Por densidad, se determinaba que no se concedería licencia para la apertura de más negocios hosteleros con música si en un radio de acción de 70 metros existiesen ya tres negocios de ese tipo. Por distancia mínima, se determinaba que tampoco se autorizarían locales si mediaba una distancia inferior a los 50 metros respecto a otro ya preexistente. De acuerdo con la propuesta que se trasladó a los medios, se planteaba reducir ese radio de acción a los 30 metros. Sin embargo, la propia Montesinos sostuvo este jueves que su departamento nunca llegó a plantear ese recorte.

Sea como fuere, en la ronda de contactos, los representantes de Guanyar ya dejaron claro que no respaldarán una regulación que se distancie del documento elaborado por los técnicos, ya que, en su opinión, lo contrario implicaría renunciar a atajar el problema. Además, según sus representantes, lamentaron que en el documento de compendio de las alegaciones no se hubiese tenido en cuenta las presentadas por los colectivos vecinales de ambos barrios. Por último, recordaron que la suspensión de licencias decretada este verano sigue vigente hasta el próximo agosto, por lo que dijeron no entender la urgencia del PSOE por aprobar una propuesta ahora.                             

Noticias relacionadas

next