X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

informe de diagnóstico sobre las áreas industriales

El estado de los polígonos de Alicante: entre la obsolescencia, la asociación y la especialización

25/01/2018 - 

ALICANTE. El informe de diagnóstico sobre el estado de los polígonos industriales de Alicante, encomendado por la Agencia Local de Desarrollo, incide en la necesidad de intervenir en todos y cada uno de los recintos para mejorar su situación urbanística y recomienda ampliar y modernizar los servicios de los que disponen para evitar el riesgo de "obsolescencia". Una situación que podría conllevar "que algunas empresas busquen nuevas localizaciones" en otros emplazamientos de la provincia en los que se ofrecen mejores prestaciones, según subraya entre sus principales conclusiones la consultora a cargo del trabajo, Wolf Project.

Tras analizar la realidad de las ocho áreas empresariales repartidas en el término municipal (Atalayas, Pla de la Vallonga, Aguamarga, Mercalicante, Florida-Babel-APD/21, Puerto, Parque Científico y Garrachico), el estudio -al que tuvo acceso Alicante Plaza- constata que, a grandes rasgos, todas ellas necesitan mejoras en su imagen, en su mantenimiento y en la introducción de criterios sostenibles. Pero también remarca cuáles son sus posibilidades de modo pormenorizado y marca dos líneas a tener en cuenta para favorecer su desarrollo, al margen de la llegada de inversiones: el asociacionismo empresarial y la especialización sectorial hasta dar pie a la configuración de distritos o clústers.

En primer término, el estudio identifica las diferencias en cuanto a su nivel de desarrollo. En esta línea, considera que Las Atalayas, Pla de la Vallonga, Aguamarga y Mercalicante, presentan el grado más alto; seguido de un segundo grupo formado por las áreas de Florida, Llano del Espartal, Rabasa, Babel y el Puerto; en un nivel inferior se encontrarían el Parque Científico de Alicante, APD/21, las Unidades 4/7 y Trento; y, por último, en el escalón más básico se encontraría Garrachico.

El informe considera que Las Atalayas es el recinto que presenta mejores condiciones, lo que lo convierte en un claro candidato a convertirse en Área Industrial Avanzada (AIA). Es, de hecho, el polígono sobre el que Ayuntamiento ya ha puesto el foco con la intención de impulsar su posible expansión, con la necesaria implicación del Ministerio de Fomento, a través de Sepes.


El informe de Wolf Project propone explotar su carácter eminentemente logístico hasta llegar a convertirlo en un centro especializado en la revolución que se avecina en ese sector a partir de los vehículos autónomos, la robotización, la automatización industrial. En esta línea, el estudio llega a plantearlo como sede de un clúster logístico regional multisectorial, en el que se concentren empresas del mármol calzado o alimentación, desde el que se pueda impulsar nuevas líneas FEEDER de tráfico de mercancías por barco desde un puerto de menor tamaño a otros mayores, por su cercanía con el Puerto de Alicante. Además, se plantea la mejora de su vertebración con el área industrial vecina, la del Pla de la Vallonga, para poder aprovechar servicios compartidos.

Sobre este segundo recinto, se apunta que precisa de "una importante renovación" para que pueda seguir siendo un polo de atracción y aspirar, también, a convertirse en AIA. En este sentido, se plantea la puesta en marcha de un plan de transformación con incentivos públicos (fiscales o con concesión de aprovechamientos de edificabilidad) para promover la reforma de las naves con criterios de sostenibilidad. Igualmente, se identifica sus opciones para una especialización en torno a las actividades relacionadas con la automoción.

Sobre el polígono de Aguamarga, se considera que, con el impulso del Ayuntamiento y la reconversión del antiguo matadero en un centro para startups (Capçalera), podría convertirse en un clúster tecnológico que aproveche su proximidad a Ciudad de la Luz, el epicentro desde el que se pretende poner en marcha el llamado Distrito Digital, para especializarse en realidad aumentada y realidad virtual o, incluso, por su cercanía con la EUIPO, podría agrupar a agencias de propiedad industrial y empresas especializadas en tecnologías de la información para ese campo. Eso sí, el informe también apunta la necesidad de que se lleve a cabo un plan de renovación y mejora paisajística y la definición de una zona de servicios.

Sobre Mercalicante, resalta su especialización y sus características arquitectónicas. El informe considera que debería convertirse en un clúster de la dieta mediterránea, que generase sinergias con el clúster de la salud ya existente, a partir de la concentración de clínicas asentadas en el entorno de la avenida de Dénia. Con todo, subraya sus límites para futuras expansiones y considera necesario que se mejoren aspectos como el aparcamiento o la gestión de residuos.

Sobre las áreas de Florida, APD/21 y Babel, la consultora destaca la presencia de almacenes de distribución de materiales de construcción, de concesionarios de vehículos, además de talleres de reparación y reciclaje de vehículos. De ahí que llegue a plantear una especialización en ese sentido. Igualmente, considera necesario un plan de mejora paisajística para la carretera de Ocaña.

Sobre el Puerto de Alicante, el diagnóstico insiste en sacar rédito a sus conexiones con la autovía y con el ferrocarril para potenciar el negocio logístico hasta convertirse en el punto de salida de los productos de la provincia que ahora se canalizan desde València. Así, insiste en ampliar sus líneas FEEDER y apunta sus posibilidades de convertirse en un distrito corporativo que permita alojar sedes de empresas, consultoras o escuelas de negocio.

Sobre el Parque Científico y el área de Rabasa, el informe destaca sus condiciones como centro para el desarrollo de aceleradoras de empresas, laboratorios de la Universidad o incluso sus opciones para que se configure como un distrito innovador, artístico y cultural con la implicación de la Escuela Superior de Arte y Diseño y del complejo cultural de Las Cigarreras. Con todo, apunta que se encuentra en una situación de "relativa paralización" todavía con un desarrollo mínimo. 

Y por último, sobre Garrachico, el estudio recomienda la definición de una estrategia que contemple su consolidación en función de las necesidades de las empresas de la zona, pero también su reubicación o transformación. 

La consultora pone, además, especial énfasis en la conveniencia de que se profundice en el asociacionismo entre las empresas de cada zona como elemento dinamizador y de proyección de sus posibilidades. En esta línea, remarca que esa situación se evidencia, por nivel de intensidad, en las entidades de conservación de los polígonos de Las Atalayas y del Pla de la Vallonga y en el caso de Mercalicante.

Noticias relacionadas

next