X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

establecimiento junto al edificio del ayuntamiento de alicante

El 'cuatro estrellas' de Altamira: Corisa invertirá 1,7 millones en un hotel de 50 habitaciones

11/02/2018 - 

ALICANTE. Últimos trámites para que el hotel de cuatro estrellas proyectado (literalmente) junto al edificio del Ayuntamiento de Alicante pueda convertirse en realidad. Su promotora, la empresa Construcciones Ricardo Sánchez (Corisa), planea una completa rehabilitación del inmueble para convertirlo en un establecimiento de cuatro estrellas y 50 habitaciones tras una inversión de más de 1,7 millones. En principio, su puesta en marcha podría producirse en un plazo máximo de dos años para reforzar la oferta alojativa disponible en el centro de la ciudad, justo en la misma calle Rafael Altamira que vio nacer otro establecimiento con un recorrido paralelo: el Hotel Amérigo, de cinco estrellas.

Como en ese caso, Corisa apuesta por la puesta en valor del edificio: un inmueble adquirido en pública subasta en agosto de 2016 al mismo Ayuntamiento tras presentar una oferta de 1,5 millones (300.000 euros por encima del precio de salida). Para ello, según las fuentes consultadas, habría encomendado la redacción de su proyecto al arquitecto Javier García Solera. En realidad, a Corisa no le queda otra opción que cuidar la fisonomía del edificio, al estar catalogado como edifico de protección general en el Plan Especial del Casco Antiguo (PECA). De hecho, incluso forma parte del entorno de protección del Bien de Interés Cultural (BIC) que constituye el edificio del Ayuntamiento en sí mismo.


Es más, según las fuentes consultadas, Corisa ya ha solicitado licencia municipal de obra, su concesión estaría en fase de estudio por parte de los técnicos de la Concejalía de Urbanismo y, fundamentalmente, aguardaría ahora el informe favorable de la Conselleria de Cultura, que debe garantizar que la propuesta respeta los elementos arquitectónicos protegidos. 

El edificio ocupa el cuadrante comprendido entre la calle Mayor, el Pórtico de Ansaldo, Rafael Altamira y, de nuevo el Pórtico de Ansaldo. Con su transformación en hotel, además de la fisonomía de su fachada, se debe respetar el número de alturas, distribuidas de manera desigual. En la calle Mayor, dispone de planta baja y tres pisos, mientras que en la calle Altamira, dispone de planta baja y cuatro elevaciones. Además, en sus bajos existen dos establecimientos comerciales.   

Las obras de reconversión (ya se autorizaron catas y demoliciones internas hace un año) podrían coincidir con las de otra iniciativa similar en un segundo edificio también emblemático: la conocida como Casa Alberola. Como ha publicado Alicante Plaza, la empresa Balazs Company también ha solicitado licencia para reconvertir ese inmueble en un hotel de lujo de 46 habitaciones, tras arrendarlo a sus propietarios por un plazo de 25 años. Según sus impulsores, el proyecto se ajusta a los requisitos establecidos por la Concejalía de Urbanismo en relación a la prohibición de uso de una planta de ático habilitada mediante la ejecución de un forjado ilegal, hace más de ocho años. Ese espacio debe quedar condenado, sin posibilidad de darle un uso lucrativo. Los técnicos continúan supervisando el proyecto.

Noticias relacionadas

next