X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 23 de noviembre y se habla de financiación autonómica CONSUM ELCHE ARENALES DEL SOL

CONTROL SOBRE LA REPERCUSIÓN ECONÓMICA DE LA COMPETICIÓN 

El Consell encarga al IVIE su propio estudio de impacto para supervisar el rédito de la Volvo 

6/09/2017 - 

ALICANTE. El Consell tendrá su propia foto fija sobre la repercusión económica de la Volvo Ocean Race (VOR). La Sociedad Proyectos Temáticos (SPTCV), la empresa pública que Puig puso al frente del contrato sobre el evento deportivo, ha encomendado al Instituto de Valenciano de Investigaciones Económicas (IVIE) la elaboración de un estudio específico sobre el impacto que la llamada vuelta al mundo a vela deja en la provincia y en el conjunto de la Comunitat. El objetivo no es otro que calibrar con datos propios cuál es el rédito del evento, al margen de los estudios que maneja la propia organización de la regata al término de cada edición de la prueba.

El último de ellos, elaborado por la consultora Price Waterhouse Coopers (PwC) sobre la edición de 2014-2015, cifraba el retorno sobre el PIB de la Comunitat en los 66,30 millones y en 89,30 en el conjunto de España. Además, concretaba que el Race Village de Alicante recibió más de 313.400 asistentes: un 24% de ellos eran visitantes internacionales y otro 27,9%, nacionales que residían fuera de la Comunitat. Es estudio fue, precisamente, una de las claves que permitió que el Consell del Botànic apostase por mantener la continuidad de la competición con etapa de salida desde Alicante -el único gran evento salvado de la etapa de gobierno del PP- y concertase la contratación de dos nuevas ediciones, con un coste de 45 millones. No obstante, sin dudar de la profesionalidad y el rigor de esos estudios, el Consell persigue ahora un análisis particular que incida en lo territorial y que sirva como complemento a los informes encargados por VOR para reflexionar y poder tomar decisiones sobre el futuro.

El propio Puig defendió este martes, tras asistir a la reunión del comité institucional Alicante Puerto de Salida, la rentabilidad social de la competición por su repercusión mundial y destacó que se iba a tratar de exprimir al máximo para dar a conocer los valores y los productos que distinguen a la Comunitat. En esta línea, destacó la instalación de un pabellón de 600 metros cuadrados en el Race Village en el que se darían a conocer la actividad de lo sectores productivos autóctonos. 

El objetivo es cerrar un acuerdo sobre el adelanto de las dos próximas salidas desde Alicante antes de que se inaugure el Race Village, el 11 de octubre

Con todo, señaló que sigue sin cerrarse un acuerdo definitivo sobre el cambio de calendario en la celebración de la regata impulsado por VOR, de modo que la prueba pase a celebrarse cada dos años en lugar de cada tres. El jefe del Consell consideró que el cambio de ciclo a dos años podría ser positivo (también lo hizo el alcalde de Alicante, Gabriel Echávarri) y señaló que existe voluntad de entendimiento, pero insistió en que por el momento "hay un acuerdo y es el que se tiene que valorar", en referencia al contrato suscrito con VOR en mayo de 2016 para las etapas de salida de las dos próximas ediciones que, en principio, debían producirse en 2020 y 2023, no antes.

Como viene publicando Alicante Plaza, el Consell mantiene que el adelanto de la competición a los años 2019 y 2021 puede generar tensiones de tesorería y nuevas obligaciones que chocan tanto con los tiempos administrativos, como con las limitaciones presupuestarias de la Generalitat. Máxime si de lo que se trata es de rentabilizar el esfuerzo y tender a que la organización se acerque al equilibrio de costes gracias a los patrocinios. Es decir, como también destacó Puig este martes, "sin llegar al déficit que se generaba en el pasado". 

De ahí que se considere necesario que VOR aborde gestos como, entre otros, la rebaja del precio del contrato. Las fuentes consultadas precisaron que se sigue negociando en esa dirección y apuntaron que se confía en poder cerrar un acuerdo definitivo antes de que abra al público el Race Village, el próximo 11 de octubre.

Noticias relacionadas

next