X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

NEGOCIACIÓN SOBRE LA PROPOSICIÓN NO DE LEY QUE SE VOTA EL MIÉRCOLES

Compromís reta a PSOE y Podemos a pedir el fin del plan de ajuste de Alicante en el Congreso

9/02/2018 - 

ALICANTE. Llega la hora de la negociación política en el Congreso. Compromís defenderá el próximo miércoles su Proposición No de Ley (PNL) para instar al Gobierno a incorporar en los Presupuestos Generales de este año la misma disposición adicional que permitió que el Ayuntamiento de Madrid pudiese poner fin a su plan de ajuste, en el año 2014. Se trata de una iniciativa que trata que el Ayuntamiento de Alicante también pueda atajar la intervención contable del Ministerio de Hacienda a la que se encuentra sometido desde 2012 hasta el año 2022.

Para que la propuesta prospere, se requiere una doble coincidencia. En primer lugar, que PSOE y Podemos la respalden junto a los representantes de Compromís. Y en segundo término, que -como mínimo- Ciudadanos (Cs) se abstenga, ante el previsible rechazo que, según la coalición nacionalista, podría esperarse por parte del PP. De hecho, tras conocer que la propuesta había sido incorporada en el orden del día, el diputado que registró la iniciativa, Ignasi Candela, abrió formalmente este jueves una ronda de contactos con diputados elegidos por la circunscripción de Alicante del resto de grupos parlamentarios en la que, en principio, no incluyó al PP. Eso sí, en ese primer sondeo sólo hubo una respuesta definitiva: el respaldo de Podemos. Por el momento, los representantes de PSOE y Cs se limitaron a responder que estaban estudiando la propuesta.


Por lo pronto, como publicó este diario, la iniciativa podría prosperar si se mantienen las posiciones que se defendieron en el último pleno del Ayuntamiento de Alicante, en el debate de la moción presentada por Compromís para que se iniciase el expediente de solicitud para la retirada del plan de ajuste. En el momento de la votación, sólo el PP votó en contra (argumentó que el control contable del Ministerio de Hacienda era, en realidad, una garantía de estabilidad para la ciudad de Alicante porque "el equipo de Gobierno del PSOE no es de fiar"). PSOE y Guanyar apoyaron la iniciativa de Compromís y Cs se abstuvo (aunque sus representantes dijeron compartir el fondo de la propuesta).

¿En qué consiste exactamente esa fórmula que permitiría poner fin al plan de ajuste? En la autorización para concertar un préstamo que permita cubrir la deuda todavía viva por los créditos con los que se cubrió el Plan de Pago a Proveedores. En ese procedimiento habilitado por el Gobierno central, el Ayuntamiento de Alicante, bajo el mandato del PP, solicitó dos préstamos por una suma global de 74 millones para saldar facturas pendientes. 

Según Compromís, todavía se debe devolver en torno a 45 millones de esos préstamos: una cifra que se reducirá con el remanente de tesorería del ejercicio 2017 que finalmente se destine a cancelar deuda. Así, el Ayuntamiento sólo tendría que concertar un nuevo crédito por la cantidad restante "con unas condiciones mucho más ventajosas de las que impone los créditos ligados al plan de pago a proveedores", según explicó el portavoz municipal de la coalición, Natxo Bellido, al dar a conocer la propuesta. Bellido también añadió este jueves que su grupo político permanecerá vigilante para que se cumpla el acuerdo de pleno y se dé inicio a la tramitación de esa solicitud sin demora.

Noticias relacionadas

next