X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 17 de agosto y se habla de solvia benidorm PANORAMIS la vila joiosa port hotels

en el lugar de uno de ellos se abrirá otro restaurante

Cierran en Elche Pulpería Compostela y Bodegón Alejandro, dos restaurantes del centro de la ciudad

5/02/2018 - 

ELCHE. Desde finales de 2017, Elche está experimentando la apertura de nuevos establecimientos dedicados a la restauración en pleno centro, el más reciente, Malavida Gourmet Experience, combinando precios razonables con platos muy trabajados. Sin embargo, por diversos motivos, han cerrado otros que llevaban tiempo instalados, aunque a pesar de estar en lugares tan estratégicos como junto al Ayuntamiento, han tenido que cerrar, como es el caso de la Pulpería Compostela o el Bodegón Alejandro.

Sendos, Pulpería Compostela y Bodegón Alejandro, lo hacen en Carrer Mare de Déu del Carme, una de las vías que da a la Plaça de Baix, es decir, con ubicaciones envidiables. El que menos tiempo llevaba instalado era el primero, el restaurante gallego propiedad del grupo GastroGal, por donde se podía comer con una gran oferta culinaria en relación calidad-precio, desde vinos típicos de las Rías Baixas hasta marisco fresco, que podía variar según el tiempo en deliciosos mejillones o incluso percebes, hasta carnes exquisitas como el raxo. Sin embargo, a pesar de llevar instalado desde enero de 2017, el crecimiento del mismo no ha sido el suficiente.

Difícil competencia con restaurantes económicos y franquicias

Si bien es cierto como señalan desde el restaurante se iba asentando poco a poco, con ganancias progresivas, no han sido las suficientes; hubieran necesitado otro año para acabar de consolidarse. De hecho, el de Elche se mantuvo en parte gracias a los beneficios que tenía la otra pulpería de la compañía en Novelda. Ahora el establecimiento ilicitano se trasladará a un municipio más cercano, Elda. En cualquier caso, a pesar de la buena oferta, la aventura ilicitana ha acabado con el cierre debido a la imposibilidad de competir con otros restaurantes cercanos que apuestan por tapas o franquicias que son bastante más económicos.

Justo enfrente del restaurante gallego se encontraba el Bodegón Alejandro. Mientras que los vecinos ofrecían productos culinarios típicos de Galicia, allí se hacía lo propio con el País Vasco. En este gastrobar se podían consumir los clásicos pintxos vascos, con productos de la tierra y elaboración casera, así como vinos también del norte. Un negocio que además llevaba más años instalado y que a diferencia de la pulpería, tenía más afluencia de público. Sin embargo, la proliferación alrededor de los negocios mencionados anteriormente, han hecho la competencia más dura, y se han antepuesto los más económicos.

Nueva apertura en su lugar

Ambos cerraron durante los mismos días, al inicio del nuevo año. Sin embargo, no se han hecho esperar las ofertas para nuevos restaurantes. De hecho, desde el cierre del Bodegón Alejandro, empezaron las reformas del local para la apertura de un nuevo restaurante: El Secreto de Picolo, que se inaugurará el próximo miércoles. Estará dedicado a la cocina de mercado con productos frescos de primera calidad, elaborados de manera respetuosa, según señalan en sus redes sociales. Entre ellos, una amplia selección de carnes y pescado fresco. Al cargo del ámbito culinario estará el chef Nico López. En Carrer Mare de Déu del Carme, número 11.


Noticias relacionadas

next